:::: MENU ::::
  • 19.11.15
El Sector de Justicia de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Córdoba ha enviado un escrito a la Delegación Provincial de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía para expresar su “más enérgica protesta” ante la situación de déficit de personal en la que, a su juicio, se encuentran algunos de los órganos judiciales de la provincia de Córdoba.



El presidente del Sector de Justicia de CSIF Córdoba, Diego Díaz, señala que, “aún siendo conscientes del esfuerzo que se viene realizado por parte de esa Delegación para el mantenimiento de los refuerzos existentes, tenemos que mostrar nuestro total rechazo a la dotación de personal de algunos juzgados”.

“La sensación predominante en el personal es la de abandono por parte de la Consejería de Justicia e Interior en cuanto a las dotaciones necesarias de las plantillas judiciales, siendo un ejemplo claro las de los órganos mixtos de los municipios, que llevan más de 30 años sin actualizarse”, recalcó este dirigente sindical.

Díaz señaló que la respuesta de la Consejería a la apremiante necesidad de más personal en estos juzgados es que no hay presupuesto. “No entendemos este argumento cuando Córdoba es la única provincia de Andalucía, y quizás de España, que cuenta con juzgados en sus seis partidos judiciales con una plantilla a todas luces insuficiente formada por sólo cuatro personas”.

Desde CSIF se recuerda que han sido muchos los altos cargos de la Consejería que han reconocido estas carencias a lo largo de los años, pero no se ha hecho nada, “lo que ha sobrecargado de trabajo a los funcionarios, generando esta situación un sentimiento de impotencia en ellos al no poder abarcar toda la carga laboral que supera las barreras de lo humano y lo profesionalmente aceptable desde el punto de vista del derecho de los trabajadores”.

El sindicato mayoritario en la Función Pública Andaluza y en el Sector de Justicia en Córdoba afirma que la situación es especialmente delicada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Montoro (Violencia) y en los número 1 y 2 de Peñarroya-Pueblonuevo (Violencia y Registro Civil). En este último se está llevando a cabo la instrucción de la macrocausa del caso Miner.

Igualmente, la situación es “límite” en otros órganos que no tienen asignados actualmente refuerzos, como es el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Priego de Córdoba (Violencia y Registro Civil), el número 2 de Cabra (Registro Civil), el número 2 de Puente Genil y el número 1 de Aguilar de la Frontera.

En algunos juzgados, a pesar de contar con algún tipo de refuerzo, la realidad es “bastante complicada” por la sobrecarga de trabajo. Así ocurre en los tres órganos existentes en los partidos judiciales de Lucena, Posadas, Pozoblanco y Montilla. En el caso de la capital, los problemas son palpables en los juzgados de lo Social, los de Penal, los de Primera Instancia y el Mercantil, al estar todos ellos “colapsados” por el elevado número de expedientes pendientes de resolución.

En el escrito presentado ante la Delegación se solicita que, “con carácter urgente, se proceda al nombramiento de refuerzos y al mantenimiento de los existentes hasta tanto se negocie el incremento de las deficitarias plantillas de los órganos judiciales de la provincia de Córdoba, que no vienen a paliar una situación extraordinaria y coyuntural, sino que deben suplir una situación estructural de ampliación de una plantilla que tendría que haberse hecho ya y que, pese a las distintas peticiones de este sindicato, siempre se ha hecho oídos sordos al respecto”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos