:::: MENU ::::
  • 6.12.15
A las cero horas del viernes 4 de diciembre, se inició la campaña electoral en la que diferentes fuerzas políticas contienden para las elecciones al Congreso de Diputados y al Senado y que se cerrarán con las votaciones en el 20 de este mismo mes. Previamente, y a lo largo de estas últimas semanas, hemos ido conociendo los resultados de algunas encuestas que, elaboradas por empresas privadas o por el CIS, nos han ido dando información de las tendencias y las preferencias de los ciudadanos con derecho a voto.



Por otro lado, las distintas “maquinarias” de los partidos o coaliciones han planificado de manera minuciosa las estrategias con las que contenderán en las dos semanas largas que dura la campaña electoral. Y entre esas estrategias se encuentran los eslóganes que acompañarán a las imágenes que aparecen en los rótulos y carteles de los candidatos de cada fuerza política.

Esos eslóganes son frases o lemas muy estudiados, pues sintetizan en pocas palabras las ideas centrales que se desean transmitir a lo largo de la campaña y que, de un modo u otro, se utilizarán durante estas fechas con el fin de convencer a los potenciales votantes.

Puesto que la prensa y los comentaristas no suelen detenerse precisamente en esta parte, en nuestro caso, abordaremos, aunque sea sucintamente, los eslóganes empleados por las fuerzas parlamentarias de implantación nacional, junto a los dos partidos emergentes, que compiten por alcanzar el máximo de escaños.

El análisis lo llevo a cabo partiendo de las cuatro partidos políticos que tienen en este momento representación parlamentaria a nivel estatal (PP, PSOE, IU y UPyD), junto con las dos nuevas organizaciones: Ciudadanos y Podemos.

1. España en serio: es el eslogan que ha planificado el Partido Popular para esta campaña. Desde el punto de vista de la ideología conservadora resulta bastante acertado, puesto que es breve, claro y preciso. Además, sintetiza dos aspectos de gran relevancia: por un lado, alude a España en el momento en el que su unidad está cuestionada por los independistas catalanes y, por otro, de modo indirecto hace referencia a los partidos emergentes, especialmente a Ciudadanos, que, según las encuestas, le quitaría un puñado significativo de votos.

Y esa alusión, a través de la expresión ‘en serio’, nos quieren hacer ver que el PP es un partido consolidado y con larga trayectoria, tanto en el Gobierno como en la oposición; a diferencia de los partidos nuevos que “no hay que tomarlos en serio”, dado que carecen de experiencia, al tiempo que lo que afirman en sus programas puede ser cambiado en cualquier momento.

2. Un futuro para la mayoría: el partido más antiguo de España, dado que fue fundado por el tipógrafo Pablo Iglesias en 1879, se encuentra en una difícil coyuntura en estas elecciones, puesto que tiene dos nuevos competidores: a su derecha, Ciudadanos, y, a su izquierda, Podemos. (Me permito esta clasificación que puede ser entendida desde un esquema tradicional de ubicar ideológicamente a los partidos españoles). Ello implica una dificultad añadida a la hora de la creación del lema de la campaña, puesto que ya no solo es su tradicional competidor, el Partido Popular, sino que ahora tiene que diferenciarse de dos rivales añadidos.

Esta situación ha dado lugar a que el lema elegido sea un tanto impreciso y con poca capacidad de síntesis de lo que políticamente pretende el PSOE, puesto que ‘Un futuro para una mayoría’, puede utilizarse en cualquier momento, ya que todos los partidos aspiran a ser mayoritarios en los resultados electorales.

3. Por un nuevo país: también Izquierda Unida se ha encontrado, a las puertas de las elecciones generales, en una difícil tesitura. Los encuentros que Alberto Garzón mantuvo con el dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, para lograr una candidatura unitaria no fructificaron después de un largo tiempo de espera. Esto dio lugar a que esa candidatura unitaria, impulsada por IU, finalmente recibiera el nombre de Unidad Popular y que hubiera que crear con urgencia un logotipo que la identificara.

Desde el punto de vista del diseño, el nuevo logotipo es acertado visualmente, ya que articula bien las iniciales del nombre de la candidatura, con la inclusión de tres colores que simbolizan objetivos políticos: rojo (la izquierda), violeta (derechos de la mujer) y verde (ecologismo).

No obstante, el tiempo juega en contra de la organización, puesto que tanto el logotipo como el eslogan no han podido ser asimilados por los electores en tan corto espacio de tiempo. Por otro lado, y puesto que Izquierda Unida defiende una república federal para el Estado español, en su eslogan, Por un nuevo país, evita usar el nombre de España ya que en la conciencia colectiva se asocia con el Estado centralizado (o al menos, Estado de las Autonomías) que defienden algunos partidos políticos.

4. No te preguntes qué va a pasar, sino lo que puedes hacer: no hace mucho, UPyD presentó públicamente su nuevo logotipo, del cual hablé de modo favorable, desde el punto de vista del diseño y de la mejora que suponía con respecto al anterior. Sin embargo, en medio de la crisis que sufre y con la posibilidad de convertirse en un partido extraparlamentario, presenta, a mi modo de ver, el peor eslogan de todos los que entran en liza. No solo es largo (lo que es un verdadero problema), sino que es una torpe copia de la frase que utilizó John Fitzgerald Kennedy, cuando en la campaña que le aupó a presidencia de Estados Unidos, allá por 1960, manifestaba en sus alocuciones: “No os preguntéis qué puede hacer vuestro país por vosotros. Preguntaos qué podéis hacer vosotros por vuestro país”. Esta falta de creatividad e imaginación quizás sean manifestaciones del declive de un partido cuyo espacio político es hoy, aproximadamente, ocupado por Ciudadanos.

5. Ilusión: Ciudadanos es el partido que partiendo de Ciutadans de Cataluña se ha convertido, con Podemos, en la nueva fuerza emergente que según todas las encuestas está destinada a ocupar un espacio relevante en el espectro político español, rompiendo ambas el bipartidismo que durante más de tres décadas ha presidido el panorama de este país. En sus carteles y propaganda por la red, podemos ver que el lema elegido es el de Ciudadanos con ilusión, de modo que la última palabra (ilusión) está presentada con una grafía distinta.

Creo que el lema responde a las pretensiones de Ciudadanos, en el sentido de que el partido de Albert Rivera ha generado grandes expectativas para ciertos sectores de la población. Sin embargo, habría que hacer la objeción de que esa palabra carece de contenido político, al no expresar nada de lo que desarrolla en su programa.

6. Un país contigo: cierro con el eslogan o lema elegido por Podemos para ser utilizado en las elecciones generales del 20-D (aunque, tal como he manifestado, el orden en el que los he presentado no implica ninguna valoración de los mismos).

Si el logotipo de Podemos fue un verdadero acierto en cuanto al diseño, dado que tenía gran atractivo visual, al tiempo que era una expresión de los círculos o agrupaciones locales que conformaban el nuevo partido; en caso del eslogan, entiendo que carece de esa fuerza. Más aún, en los carteles se le añade el nombre de la organización, quedando Un país contigo, PODEMOS, siendo una frase incompleta, o lo que, lingüísticamente, se denomina como anacoluto, por lo que debe completarse con algún otro contenido.

Finalmente, para cerrar este breve recorrido por los eslóganes políticos, quisiera responder aquí a esa pregunta que habitualmente me hacen: ¿Qué influencia ejerce la publicidad política en la población que puede votar? La respuesta que habitualmente doy es no puede medirse esa influencia, tal como suele hacerse en las encuestas acerca de las preferencias por determinados partidos; sin embargo, es seguro que tanto las imágenes como los eslóganes bien construidos de algún modo ayudan, dado que estamos en una cultura en la que los medios audiovisuales y la publicidad forman parte de nuestra vida cotidiana. Y esto, guste o no, es imposible obviarlo.

AURELIANO SÁINZ

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos