:::: MENU ::::
  • 15.3.16
El índice de precios de consumo (IPC) descendió en Andalucía un 0,4% el pasado febrero respecto al mes anterior, al igual que en el conjunto de España. Con este dato, la tasa de inflación de la comunidad andaluza se sitúa en el -1 por ciento, dos décimas por debajo de la media nacional (-0,8%), con importantes bajas en grupos de bienes como vivienda, combustible o alimentación.



En la evolución mensual de los precios en Andalucía destacan las bajadas en vivienda (-1,7%), debido principalmente a electricidad, gas y otros combustibles (-4,3%); vestido y calzado (-1,1%); transporte (-0,7%), explicado por la caída de los precios de los carburantes y los combustibles (-1,3%); y alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,6%), consecuencia sobre todo a las bajadas en pescado (-3,6%) y fruta fresca (-4,5%).

Por el contrario, sobresalen los aumentos de precios registrados en comunicaciones (1,5%), por el aumento de los precios de los servicios telefónicos; y en hoteles, cafés y restaurantes (0,4%), consecuencia de la subida en hoteles y otros alojamientos (6,1%).

En términos interanuales, sólo tres de los doce grupos de bienes y servicios que componen el IPC presentan tasas negativas: vivienda (-6,9%), sobre todo por la bajada del precio de la electricidad, el gas y otros combustibles (-15,8%); transporte (-4,7%), debido a la caída de carburantes y combustibles (-14,7%); y ocio y cultura (-1,1%), por los equipos y soportes audiovisuales, fotográficos e informáticos (-5,7%) y los artículos deportivos y recreativos (-3,9%).

En los restantes indicadores que componen el IPC, los mayores incrementos de precios se observan en comunicaciones (2,7%); otros bienes y servicios (1,3%); alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2%) y hoteles, cafés y restaurantes (1,2%).

La Consejería de Economía y Conocimiento considera que la evolución de los precios en Andalucía, como en meses anteriores, viene determinada por la bajada de los precios energéticos en los mercados internacionales, fundamentalmente del petróleo. De este modo, la cotización media del barril de Brent en el mes de febrero fue de 31,9 dólares, un 44,9 por ciento inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior.

Esta caída del precio del petróleo se traslada al precio de carburantes y combustibles, que registra un descenso del 14,7 por ciento interanual en febrero, cinco puntos más negativo que en enero. Esto, unido a la fuerte bajada del precio de la electricidad, el gas y otros combustibles (-15,8%), hace que los productos energéticos en su conjunto muestren una caída del 14,4 por ciento, la más elevada desde mediados de 2009, y que determina el descenso global del IPC.

Inflación subyacente

Sin embargo, si se descuenta el efecto del precios de dichos productos y de los alimentos no elaborados, que son los componentes más volátiles del IPC, se tiene que el componente más estructural, la inflación subyacente, se mantiene por quinto mes consecutivo en el 0,9 por ciento en Andalucía, reflejando el impulso de la demanda regional.

Con todo, y en un contexto europeo en el que la inflación vuelve a terreno ligeramente negativo (-0,2% en la Zona Euro, según el indicador adelantado de Eurostat), el Banco Central Europeo adoptó ayer medidas que refuerzan el carácter expansivo de su política monetaria, para estimular el proceso de inversión y el crecimiento económico en Europa, y favorecer el acercamiento de la inflación al objetivo establecido (2%).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos