:::: MENU ::::
  • 24.4.16
Las Bodegas Gómez Nevado de Villaviciosa de Córdoba están de enhorabuena. Y es que su vino Dorado Sierra Morena Seco fue uno de los tres claros vencedores del concurso internacional de vinos ecológicos EcoRacimo 2016, que celebró ayer su decimoséptima edición en el castillo de Montilla. Junto a la firma cordobesa, resultaron premiadas las Bodegas Bocopa de Alicante –por su Señorio de Benidorm Chardonnay– y las Bodegas Sierra de Guara, enclavadas en la localidad oscense de Lascellas-Ponzano, por su Idrias Chardonnay.



El panel de catadores –que, como destacó la directora técnica del concurso, Rocío Márquez, estaba compuesto por expertos "del mayor nivel internacional"– debió evaluar cerca de 200 muestras procedentes de todas las regiones vitivinícolas de España, así como de zonas productoras de Italia y Francia.

Entre los enólogos que analizaron los vinos a concurso se encontraban un buen número de integrantes de la Asociación Española de Periodistas y Escritores de Vino (Aepev), cuyo presidente, José Luis Murcia, valoró positivamente tanto el “incremento de la calidad” que se apreció ayer en las muestras analizadas, como la presencia de participantes italianos y franceses.



El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, reafirmó el compromiso del Ayuntamiento porque el certamen “no sólo mantenga el nivel que ha adquirido en estos últimos años sino porque, además, pueda seguir avanzando y se consolide como un referente internacional en el mundo del vino ecológico”.

“EcoRacimo es una apuesta que Córdoba y Montilla hacen por la agricultura ecológica”, subrayó por su parte el delegado territorial de Agricultura, Francisco Zurera, quien recordó que el certamen nació en el seno de BioCórdoba, la feria de agricultura ecológica que, este año, alcanzará su vigésima edición.

“Córdoba es pionera, en el conjunto de Andalucía, en la apuesta por la agricultura ecológica”, resaltó el responsable de Agricultura, quien hizo hincapié en que la provincia supera ya las 160.000 hectáreas dedicadas a este sistema de cultivo. “Somos líderes en olivar ecológico y hemos empezado a apostar por los vinos ecológicos”, afirmó Zurera, quien reconoció el “papel decisivo” que en este ámbito está jugando la firma montillana Bodegas Robles.



Tras el examen de los vinos que participaron en el concurso, EcoRacimo abrió sus puertas al público en general, que pudo disfrutar de una cata dirigida en la que se ofrecieron algunas nociones básicas para detectar las propiedades organolépticas que conforman la identidad de cada vino.

El certamen, que en su desarrollo contó con la colaboración del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnico en Vitivinicultura del IES Emilio Canalejo Olmeda y de la asociación cultural Velo de Flor, es el primer concurso de vinos ecológicos que cuenta con el aval del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tal y como subrayó la secretaria general de Ecovalia, Desirée Rubio, quien defendió las “bondades” de los vinos ecológicos, así como la “actividad socioeconómica” que generan en Andalucía.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos