:::: MENU ::::
  • 24.5.16
La delegada de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba y vicepresidenta del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Felisa Cañete, informó ayer de una nueva convocatoria de subvenciones del IPBS por valor de 200.000 euros para realizar pequeñas reformas en la vivienda que contribuyan al ahorro y la eficiencia energética.



Cañete explicó que la convocatoria de ayudas para la mejora energética de las viviendas constituye la tercera línea de actuación del Programa de Intervención Familiar en Situaciones de Pobreza Energética y su objetivo es “sufragar el coste de pequeñas reformas en las viviendas, adecuar la iluminación interna de las mismas y favorecer la adquisición de equipamiento doméstico básico con el fin de mejorar la eficiencia energética en hogares habitados por familias en situación de vulnerabilidad”.

“El acceso a la energía está relacionado con el bienestar y la calidad de vida de las personas, pero cada vez hay más casos de familias que no pueden hacer frente a estas necesidades y tienen dificultades para cubrir servicios básicos”, destacó la vicepresidente primera. Además, prosiguió, “las unidades familiares más sensibles coinciden con aquellas que tienen menos recursos económicos”.

Por ello, la Diputación de Córdoba, a través del IPBS, pone en marcha esta línea de subvenciones que podrán destinarse a la iluminación interior eficiente de las viviendas –hasta un máximo de 250 euros de ayuda- , a la adquisición de electrodomésticos y sistemas de calefacción eficientes –hasta un máximo de 900 euros- y para pequeñas obras y adaptaciones que mejoren el aislamiento de la vivienda (asilamiento de ventanas y puertas, cambio de ventanas por otras aislantes, revestimiento de cerramientos y cubiertas, etc) hasta un máximo de 850 euros. En ningún caso la suma total de las ayudas a la misma unidad familiar podrá sobrepasar los 1.000 euros.

Serán requisitos para solicitar la subvención estar empadronado en algún municipio de la provincia menor de 20.000 habitantes, formar parte de una unidad familiar con un nivel de ingresos insuficiente tomando como referencia el IPREM anual y que las mejoras se lleven a cabo en el domicilio habitual y permanente de residencia del solicitante.

Siempre que se cumplan los requisitos establecidos en esta convocatoria, las solicitudes se valorarán conforme a criterios objetivos y teniendo en cuenta factores de carácter social como si es una familia monoparental, familia numerosa, con algún miembro con discapacidad o situación de dependencia, familias con casos de violencia de género, etc.

Cañete recordó que esta convocatoria complementa a las otras dos líneas del Programa de Intervención Familiar en Situaciones de Pobreza Energética cuyo objetivo es “la mejora de las condiciones de vida de las familias que residen en municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia mediante acciones que reducen los efectos de la pobreza energética y previenen situaciones de marginación y exclusión social”.

La primera línea, dotada con 380.000 euros, son ayudas económicas complementarias, familiares y no periódicas para el pago de suministros (electricidad y gas). El período de vigencia va desde el 1 de noviembre de 2015 al 30 de junio de 2016. No obstante, en el presupuesto del IPBS de 2016 se contempla un crédito de 300.000 euros para dar continuidad al programa en el segundo semestre de este año.

La segunda línea del programa se basa en talleres educativos “para que las familias incorporen hábitos sobre la cultura del ahorro energético en su vida diaria de manera permanente”, explicó Cañete. Estos talleres se están realizando en colaboración con la Agencia Provincial de la Energía y en ellos se tratan cuestiones relativas al uso racional de la energía, optimización de los servicios contratados, medidas económicas y domésticas para el ahorro, cómo entender las facturas, etc.

La vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba hizo hincapié en que “es un programa que complementa al resto de planes del IPBS y que demuestra la sensibilidad del equipo de Gobierno de pensar en las personas, sobre todo en las que peor lo están pasando”. Cañete explicó que tras la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Provincial, entre esta semana y la próxima, los solicitantes dispondrán de 30 días para entregar la solicitud. En cuanto al plazo de ejecución de las reformas, éste será de tres meses.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos