:::: MENU ::::
  • 9.5.17
La Mesa Nacional del Ajo celebrará este viernes en Montalbán su asamblea general con el objetivo de realizar un repaso por zonas de las previsiones de producción, la situación de los mercados y las perspectivas para esta campaña que, en el caso de la provincia Córdoba, contará con 2.600 hectáreas dedicadas a este cultivo, según los últimos datos.



En concreto, durante la asamblea general, la Mesa Nacional del Ajo dará a conocer un informe de coyuntura con datos actualizados como el avance de superficies con una estimación de 23.000 hectáreas en España frente a las 21.000 de 2016. De ellas, según ha avanzado la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), 5.000 hectáreas se encuentran en Andalucía, frente a las 4.400 de 2015.

De igual modo, la provincia de Córdoba contará este año con 2.600 hectáreas, frente a las 1.900 de 2015, por lo que los productores de ajo de Montalbán se sitúan en cifras de producción en el segundo lugar a nivel nacional, solo por detrás de Albacete, que esperan sembrar 7.000 hectáreas.

Con respecto a la campaña de 2016, Asaja recuerda que fue "excelente", entre otras causas, por el "impacto positivo de la coyuntura negativa en China". Así, el ejercicio se cerró con unas 220.000 toneladas de ajo producido, un 19 por ciento más respecto a 2015, en una superficie de alrededor de 21.000 hectáreas.

En cuanto a las exportaciones, en 2016 se alcanzó un volumen de 162.623 toneladas al conjunto de destinos, lo que supone un 8 por ciento más con respecto a 2015, con un incremento del precio medio de 70 céntimos por kilo, situándose en 2,30 euros el kilo de media, y un valor total de exportaciones de más de 375 millones de euros.

"El crecimiento exportador ha sido notable en países de fuera de la Unión Europea como es el caso de Sudáfrica, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Japón, Australia, pero especialmente hay que reseñar el caso de Taiwán, que ha pasado de 930 toneladas en 2015 a 14.789 toneladas en 2016", destacó ayer la asociación agraria en un comunicado.

Las exportaciones al conjunto de países de la UE fueron de 98.631 toneladas, un 2 por ciento menos que la cantidad exportada en 2015, si bien su valor se incrementó un 28 por ciento, pasando el precio medio de 1,70 euros por kilo de 2015, a 2,40 euros, lo que supuso de 238 millones de euros.

Asimismo, los destinos habituales de las exportaciones en la UE –como Italia, Portugal, Rumanía y Bulgaria– quedaron en volumen por debajo del año 2015, compensándose en parte con los crecimientos registrados en Reino Unido, Países Bajos, Alemania o Grecia.

Por otro lado, las importaciones de ajo en la UE estuvieron por encima de las registradas en todo 2015 en algo más de 1.500 toneladas, siendo su valor un 31 por ciento superior al de ese año, alcanzando un monto de más de 110 millones de euros y un incremento de 0,60 euros el kilo. Por orígenes, incrementaron las importaciones a la UE desde Egipto, Perú y Chile, mientras que Argentina y China estuvieron por debajo de las cantidades de 2015.

Por su parte, España incrementó sus importaciones en más de 2.000 toneladas (7.555 toneladas en 2016 frente a las 5.243 toneladas de 2015), así como el precio medio de éstas. El mayor flujo importador procede de la UE (4.004 toneladas) con mayor presencia de Francia, Países Bajos y Reino Unido; mientras que los orígenes extracomunitarios representaron 3.500 toneladas, con mayor presencia de Perú y Chile.

En su conjunto y porcentualmente, las importaciones españolas de ajo de todos los orígenes se incrementan un 37 por ciento en volumen y un 65 por ciento en valor alcanzando la cifra de 12,8 millones de euros. Así, China sigue siendo el principal abastecedor del mercado español (2.080 toneladas), junto a Francia (2.000 toneladas).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: FRANCIS SALAS


DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos