:::: MENU ::::
  • 16.5.17
El Sindicato de Enfermería SATSE y la Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Confedampa) van a trabajar de forma conjunta con el objetivo de implantar la figura de la enfermera escolar en los centros educativos de la comunidad autónoma andaluza. Ambas instituciones defienden la importancia de la enfermera integrada en el equipo docente como "un valor añadido, no sólo para normalizar la vida de escolares con enfermedades crónicas, sino para fomentar los hábitos de vida saludables y evitar el absentismo".



Actualmente, en Andalucía sólo de forma puntual equipos sanitarios de los centros de salud acuden a los colegios para enseñar educación para la salud y se cuenta con médicos integrados en los denominados Equipos de Orientación Escolar, realizando funciones distintas a las que llevaría a cabo la enfermera escolar, pues incluiría funciones asistenciales, docencia en Educación para la Salud, gestión de recursos e investigación en cuidados y salud de la población infantil.

Por eso, el SATSE y Confedampa han elaborado un convenio de colaboración suscrito para sumar esfuerzos para establecer la figura de la enfermera escolar en Andalucía. Según explican, en una primera fase ambas entidades pondrán en marcha una campaña de información y sensibilización en centros educativos de toda Andalucía dirigida a padres y madres, alumnos, profesorados e instituciones del ámbito académico, para recabar los apoyos necesarios para el proyecto.

De igual forma, se van a solicitar reuniones con los responsables de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para presentar la propuesta y con los distintos partidos políticos con representación en el Parlamento de Andalucía a fin de conseguir iniciativas que impulsen la implantación de la enfermera escolar.

Con estas iniciativas el Sindicato de Enfermería y las Ampas se marcan como finalidad que se cree la figura de la enfermera escolar hasta dar cobertura a cada uno de los 4.881 centros docentes públicos y concertados con los que cuenta Andalucía en todas las etapas educativas y su extensión también a los centros privados, que en total suman más de 1.700.000 alumnos entre públicos, concertados y privados.

La propuesta de ambas entidades pasa por iniciar la instauración de la enfermera escolar de forma paulatina, priorizando los centros con mayor número de alumnos y principalmente los de Educación Secundaria, integrando a las enfermeras en los equipos educativos y en los Equipos de Orientación Escolar en los casos que sean necesarias para centros con menor número de alumnos.

Seguridad y prevención

Establecer el servicio de enfermería escolar en los centros educativos, tal y como apuntan desde el sindicato y las ampa, tiene como principales propósitos la seguridad del alumno, tanto sano como enfermo, evitaría el absentismo escolar y por ende el absentismo laboral de padres o tutores, reforzaría la seguridad de los profesores y del propio centro escolar que por tanto permitirá a los alumnos y alumnas evitar problemas derivados de enfermedades crónicas o puntuales, así como ser personas más sanas con valores positivos en salud.

En este sentido, según han explicado SATSE y Confedampa, la presencia de profesionales de Enfermería en los colegios implicaría una mayor tranquilidad para los alumnos, los familiares y los docentes al contar el centro educativo con un profesional sanitario preparado y formado para atender las necesidades de los escolares, tanto la de escolares con enfermedades crónicas que requieran la administración de tratamientos, como los que necesiten un control de la alimentación y, en general, para garantizar asistencia sanitaria en caso de accidentes.

La contribución de la escuela en la promoción y prevención para la adquisición de hábitos saludables en las personas en edad evolutiva es esencial. La mayoría de malas conductas y hábitos insalubres de la sociedad actual se adquieren a edades tempranas, en la infancia, y la adolescencia, siendo el medio escolar el lugar idóneo para corregirlas, así como para prevenir la aparición de nuevas enfermedades.

Por tanto la escuela es el medio idóneo para la promoción y la educación para la salud, ya que en él concurre la población infantil de forma obligatoria durante una etapa muy importante de la vida del ser humano: la infancia y la adolescencia. Efectuar un seguimiento de la salud de los escolares es por tanto mucho más sencillo, a la vez que eficaz, desde la escuela.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos