:::: MENU ::::
  • 3.7.17
El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado la buena marcha del Plan de Actuación para el Trabajo Autónomo (PATA) en su primer año de vigencia, en el que se han activado diversas líneas de incentivos que ascienden a casi 70 millones de euros, además de avanzar en la simplificación de trámites administrativos y trabajar en la creación de un sistema extrajudicial de conflictos.



Ramírez de Arellano ha explicado que el PATA, aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía el 21 de junio de 2016, cuenta con ocho líneas estratégicas concretadas en 35 medidas con las que se persigue impulsar las empresas de trabajo autónomo y también la mejora sociolaboral de este colectivo de trabajadores.

Se trata de las líneas de Apoyo a la creación y consolidación de empresas de trabajo autónomo (Línea 1); de Mejora de la competitividad (L2); de Acceso a la financiación (L3); Mejora de la regulación y simplificación administrativa (L4); de Aseguramiento legal (L5); Desarrollo laboral y personal (L6); de Educación y cualificación (L7) y de Impulso y acompañamiento de las medidas de asociacionismo (L8).

Hasta ahora, se han convocado tres tipos de incentivos dentro del Programa de apoyo a la creación, consolidación y mejora de la competitividad de las empresas de trabajo autónomo, que cuenta con un presupuesto de 41 millones de euros (L1).

Las ayudas para la creación de empresas han recibido 21.121 peticionarios y las delegaciones territoriales están trabajando en la fase de subsanación en las provincias de Cádiz, Málaga, Córdoba y Granada, mientras que en Almería y Jaén se está ya en la provisional. En cuanto a las otras dos ayudas, se están ultimando la revisión de las solicitudes de dos de ellas y publicarán los listados provisionales de beneficiarios en las próximas semanas. El consejero ha asegurado que este año se volverán a convocar estas ayudas.

También se han concedido incentivos a la Mejora de la Competitividad (L2), concretamente a 24 propuestas que han supuesto un desembolso de más de 4,8 millones de euros, entre las que destacan las dirigidas a impulsar la cooperación entre autónomos mediante la tutorización de proyectos integrados desde asociaciones representativas del sector.

Otro elemento esencial es facilitar el acceso a la financiación (L3), por lo que la Agencia Idea cuenta con el mecanismo de Fondos Reembolsables, con el que estima que se respaldarán 250 operaciones por un montante de cuatro millones de euros en este ejercicio de 2017. El Fondo para el apoyo y promoción del empleo autónomo (Foran) avala el 90% de los préstamos subyacentes otorgados por el BBVA a este colectivo.

Uno de los obstáculos al que se enfrentan estos empresarios es la complejidad en la tramitación de todo tipo de solicitudes, por lo que la Junta de Andalucía está trabajando con la Tesorería General de la Seguridad Social y con la Agencia Estatal de Administración Tributaria para poder acceder a los datos que ahora deben aportar los solicitantes, lo que supondrá una simplificación de trámites significativa (L4).

Asimismo, se está desarrollando un sistema extrajudicial de conflictos (L5), para lo que se está colaborando con los agentes sociales y las asociaciones representativas del sector, dado que es necesario su consenso para definir el modelo de mediación o arbitraje más adecuado.

Otro de los aspectos esenciales para el autónomo es la cualificación (L7), por lo que la Dirección General de Formación para el Empleo ha desarrollado normativa al respecto y en la actualidad está desarrollando la convocatoria de acciones formativas para personas ocupadas, que contará con un presupuesto de 20 millones de euros.

A esta acción se suma la actividad de Andalucía Emprende, que imparte formación en gestión empresarial básica, formó a 4.883 personas en 594 cursos en el primer trimestre de 2007 y a más de 20.000 durante el año 2016.

En cuanto al desarrollo laboral y personal, está previsto convocar ayudas a proyectos innovadores de orientación, asesoramiento y tutorización con especial incidencia en personas vulnerables y la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres. Por último, se trabaja en el impulso al asociacionismo, para lo que se creará el Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo (L8), del que se está elaborando su normativa reguladora y para el que se pretende contar con el apoyo unánime de todas las partes implicadas.

Por otra parte, el consejero de Economía de la Junta ha destacado la importancia que tendrá para los autónomos la Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, que ha comenzado su fase parlamentaria, pues convertirá la posibilidad de poner en marcha una iniciativa empresarial en un derecho que se debe ejercer en igualdad de oportunidades.

En este sentido, la legislación recoge una cartera de 15 servicios específicos que cubrirá las necesidades del emprendedor en las distintas etapas de diseño, nacimiento y consolidación de una empresa e incidirá en el ámbito rural, los jóvenes y la mujer.

Para ello se creará el sistema andaluz para emprender, coordinando las acciones de los distintos departamentos de la Administración autonómica y con la colaboración de las universidades, de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, las cámaras de comercio y las entidades económicas y sociales más representativas de la comunidad autónoma. El consejero ha concluido subrayando que “el Gobierno andaluz seguirá trabajando para que en 2020 el trabajo autónomo en la comunidad autónoma tenga unos criterios óptimos y adecuados”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos