:::: MENU ::::
  • 27.12.17
Montalbán de Córdoba no es solo tierra de ajos. Gracias a la firma Nueva Repostería, que comercializa la popular marca Heladería de Montalbán, la localidad de la Campiña Sur se ha convertido en los últimos años en uno de los referentes nacionales en la producción de pastelería navideña.



Y es que esta empresa familiar cuyos orígenes se remontan a 1955 ha ido evolucionando hasta convertirse en uno de los centros de producción más significados de heladería y alta pastelería, especialmente en Navidad, cuando la fabricación de tartas y postres destinados a celebraciones familiares y comidas de empresa se “dispara” exponencialmente.

“Nuestra campaña de Navidad arranca todos los años hacia el 20 de octubre y, desde esa fecha hasta el Día de Reyes, el ritmo es frenético”, reconoce uno de los responsables de la firma, Francisco Gálvez que, junto a sus hermanos Julián y Mari, representan la segunda generación de esta empresa muy reconocida también por la elaboración de todo tipo de helados para establecimientos de hostelería y restauración.

Con todo, uno de los “productos estrella” de la Heladería de Montalbán es su tronco de Navidad, un postre tradicional de origen francés que goza de especial predicamento en el norte de Europa y que la empresa de los hermanos Gálvez introdujo en el mercado español hace unos años.

“Llegamos a fabricar cerca de 30.000 unidades en una sola Navidad, aunque a medida que el dulce se fue popularizando, otras empresas españolas comenzaron a producirlo, por lo que nos vimos obligados a diversificar la producción para no sufrir con la competencia”, reconoce Francisco Gálvez, quien no obstante destaca que la firma montalbeña llega a elaborar en estos días cerca de 6.000 unidades de este postre completamente artesanal que se hace con bizcocho, crema de chocolate o praliné.

Junto con el tronco de Navidad, que durante años fue el santo y seña de la Heladería de Montalbán en estas fechas, los hermanos Gálvez comercializarán en estos días unas 18.000 tartas navideñas y, de cara al próximo 5 de enero, en torno a 4.000 roscones de Reyes.

“Gracias a las comidas de empresa, también experimentamos un importante pico en la demanda de canapés salados, de los que llegamos a hacer unas 190.000 unidades, o alta pastelería en miniatura, con cerca de 12.000 kilos”, explica Gálvez, encargado de la distribución de sus productos en algunos de los restaurantes y hoteles más importantes de España, para los que también han preparado para estos días cerca de 250.000 postres.



“Ofrecemos más de quinientas referencias de helados y de alta pastelería para cubrir todas las necesidades del mercado, tanto en heladerías y pastelerías tradicionales como en cafeterías, alojamientos, banquetes, supermercados o tiendas de alimentación”, destaca Gálvez, que asegura sentirse “uno más” entre los cerca de cuarenta empleados que trabajan en la sociedad durante todo el año.

Solo para sacar adelante la presente campaña de Navidad, la empresa montalbeña maneja cifras de materia prima absolutamente mareantes. Así, a los 15.000 kilos de azúcar y a los 7.000 kilos de harina que prevén emplear en estos días, se suman las seis toneladas de chocolate puro, los 9.000 kilos de huevo para cocinar sus bizcochos o los 15.000 kilos de nata. Ingredientes que impregnan de un aroma especial sus instalaciones centrales, muy próximas a la caseta municipal, que cuentan con más de 4.000 metros cuadrados en los que se distribuyen sus obradores de producción, sus cámaras frigoríficas, sus almacenes y la zona de logística y transporte.

“Uno de los espacios más importantes para nuestra empresa es la zona de laboratorios, donde experimentamos con nuevas tecnologías y nuevos desarrollos para sacar al mercado productos únicos en calidad, sabor y texturas”, resalta Julián Gálvez, encargado de crear y desarrollar los nuevos productos con los que la Heladería de Montalbán sorprende a su clientela cada temporada.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos