:::: MENU ::::
  • 22.9.18
El olor a mosto de uvas recién prensadas, un aroma que marca el mes de septiembre en el marco Montilla-Moriles, se trasladó anoche hasta el centro de Córdoba con motivo de la VII Fiesta de la Vendimia, una cita organizada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, junto con la Ruta del Vino y la Taberna La Montillana, que persigue ser un "escaparate" donde mostrar a cordobeses y turistas los vinos y la cultura vitivinícola de la zona.





El Bulevar de El Gran Capitán acogió anoche esta fiesta del vino que, a lo largo de tres horas, ofreció actividades dirigidas a acercar la cultura vitivinícola a niños y adultos. De esta forma, tras la inauguración oficial –que contó con la presencia del delegado territorial de Agricultura, Francisco Zurera; de los alcaldes de Montilla y Montemayor y de las alcaldesas de Aguilar de la Frontera y de Moriles–, la VII Fiesta de la Vendimia inició su actividad con la recreación de una pisa tradicional de uva en la artesa que cada mes de septiembre se instala en la Plaza de La Merced de Montilla.

La presencia de Montilla en esta séptima edición de la Fiesta de la Vendimia se visibilizó de manera especial con la presentación de la última iniciativa de la Concejalía de Promoción Económica, Innovación y Turismo para acercar sus vinos al público: la Montilla Wine Truck, una caravana que dará a conocer por toda la geografía española el patrimonio enológico de la localidad bajo el eslogan Montilla, corazón de Andalucía.

Asimismo, los asistentes pudieron disfrutar de una exposición sobre el sistema de elaboración de los vinos, impulsada por Moriles, junto a una demostración del Arte de Venencia a cargo de Rafa Fernández, integrante de la Escuela de Venencia de Moriles.

Por su parte, el Ayuntamiento de La Rambla mostró uno de sus aspectos más característicos de la localidad: la vinculación del mundo de la cerámica y de la alfarería. Para ello, varios profesionales del sector dieron a conocer el arte de transformar la arcilla con ayuda de los tornos.

Una de las promotoras de esta fiesta, la Taberna La Montillana, ofreció gratuitamente a los asistentes degustaciones para promocionar la gastronomía local y de la provincia. El salmorejo y la mazamorra fueron las tapas seleccionadas para ser maridadas con vino fino y vino joven de la Cooperativa La Unión de Montilla.





Por otro lado, y como una de las señas de identidad de la DOP Montilla-Moriles, el vino Pedro Ximénez tomó protagonismo en la VII Fiesta de la Vendimia de Córdoba de la mano del Ayuntamiento de Montemayor, que aprovechó este escaparate en la capital cordobesa para dar a conocer su proyecto Paxera, la Feria del Vino Dulce Pedro Ximénez, y el proceso de elaboración de este producto, desde la pasificación de la uva a su prensado.

Además, la VII Fiesta de la Vendimia contó con una cata dirigida gratuita para unas 50 personas, que pudieron disfrutar de los vinos de tres bodegas: Toro Albalá, Pérez Barquero y Robles, que dio a conocer sus vinos ecológicos. Una cita para disfrutar de las esencias de la DOP Montilla-Moriles que, además, sirvió para el desarrollo del proyecto #DejaTuHuella, impulsado por la Fundación Control de Calidad Agroalimentaria de Andalucía –en la que participan los Consejos Reguladores de Montilla-Moriles, Condado de Huelva y Málaga y Sierra de Málaga–, con el objetivo de que los asistentes pudieran valorar las copas de degustación de vino que se ofrecieron durante el acto y trasladar sus experiencia a las bodegas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos