:::: MENU ::::
  • 20.3.19
Bodegas Robles ha sumado esta semana tres nuevos reconocimientos a su apuesta por la elaboración de vinos ecológicos en el marco de uno de los certámenes internacionales más importantes del sector, Mundus Vini, donde esta firma del marco Montilla-Moriles acapara un importante número de reconocimiento a lo largo de sus distintas ediciones. En esta ocasión, Bodegas Robles recogió en el marco de la feria Prowein sus dos medallas de oro por su Pedro Ximénez Selección 1927 y su Piedra Luenga Oloroso, junto con una medalla de plata por Caprichos.


El Gran Premio Internacional Mundus Vini es uno de los concursos vinícolas más relevantes del mundo. La importancia de esta competición, tanto en Alemania como en el resto del mundo, ha quedado demostrada en esta edición con los más de 7.000 vinos presentados este año. Durante seis días, 250 expertos han catado todos los vinos presentados al certamen, procedentes de más de 50 países y más de 150 zonas vitivinícolas, y donde la firma montillana se ha vuelto a consagrar como referente internacional en la elaboración de vinos ecológicos.

En esta ocasión, el jurado valoró especialmente dos de los vinos presentados por Bodegas Robles. En el caso del Pedro Ximénez Selección de Robles 1927, un vino de uvas pasas Pedro Ximénez procedente de una solera fundacional del año 1927, esta medalla de oro se suma a otros importantes galardones como la mención como cuarto vino mejor del mundo 2015, según la Asociación Internacional de Escritores y Periodistas de Vinos y Espirituosos (WAWWJ), o el Mejor vino dulce de España 2016 según la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV).

"Bodegas Robles es una de las pocas bodegas que aún conservan sus propias paseras, un área especialmente reservada por su orientación geográfica y pendiente suave para la deshidratación y pasificación de las uvas. Tenemos especial cuidado de que el secado sea regular y homogéneo, por lo que se controla manualmente", destacó el gerente de la firma, Francisco Robles, sobre uno de los secretos de este vino.

Por su parte, de Piedra Luenga Oloroso Ecológico, un vino envejecido durante seis años en barrica de roble americano bajo una crianza oxidativa que se caracteriza por su color caoba intenso con matices de oro, el jurado de Mundus Vini destacó su olor a pasa inicial y su contundencia de elegante evolución a manzana verde, con finos añadidos de laurel seco e incienso.


Mientras tanto, Caprichoso, que el pasado año fue galardonado con una medalla de oro, en esta ocasión ha recibido otra de plata. "Se trata de un vino ecológico coupage, de uvas Pedro Ximénez maduradas bajo el sol de Andalucía y de uvas frescas de la variedad Verdejo", resaltó Robles, quien destacó de este vino su "amplia gama de frescos aromas a frutas, miel y flores que hacen viajar a la primavera en el viñedo, entre hierbas repletas de inflorescencias y polen".

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos. Además, es la primera bodega española en certificar su huella de carbono.

Desde 2001, esta bodega elaboró el primer vino ecológico de Andalucía acogido a una Denominación de Origen, ampliando su gama cada año hasta alcanzar la variedad completa de vinos generosos. Ocho años más tarde inició el desarrollo alimentos derivados de sus vinos ecológicos –como mermeladas, reducciones y gelatinas– y vinagres ecológicos, prestando especial atención a su crianza y proceso de envejecimiento.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos