:::: MENU ::::
  • 2.5.19
El dispositivo de control del Tráfico puesto en marcha por la Guardia Civil de Córdoba el pasado fin de semana en la Autovía A-45 entre Córdoba y Málaga arrojó la "preocupante" cifra de 78 vehículos interceptados con exceso de velocidad en poco más de tres horas. En dos de los casos detectados, los vehículos alcanzaron una velocidad de 186 y 189 kilómetros por hora.


Ante el "elevado" número de infracciones registradas en un lapso de tres horas, la Guardia Civil ha mostrado su preocupación, a la vez que ha indicado que no respetar los límites de velocidad es un elemento "fundamental" que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico.

"En el caso de accidentes mortales, en más de un 20 por ciento de ellos está presente el exceso de velocidad", recuerda el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Córdoba, a la vez que explican que circular a una velocidad superior a la permitida supone una mayor dificultad para percibir incidencias en la carretera, un menor tiempo de reacción ante ellas y una dificultad añadida en la maniobra, además, de un mayor consumo de combustible del vehículo y un mayor gasto económico.

Las sanciones administrativas por conducir con exceso de velocidad abarcan cuantías desde los 100 hasta los 500 euros, con detracciones de hasta 6 puntos en el permiso de conducir. Sin embargo, puede llegar a constituir delito si se conduce a una velocidad superior en 80 kilómetros por hora a la permitida y las penas prescritas van desde prisión –de 3 a 6 meses–, hasta multa –de 6 a 12 meses– o trabajos en beneficio de la comunidad, conllevando siempre, además, la privación del derecho a conducir por más de un año y hasta cuatro.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos