:::: MENU ::::
  • 13.9.20
El 3 de noviembre de este 2020 se celebrarán las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Como bien sabemos, competirán Joe Biden, por el partido Demócrata, y Donald Trump, por el partido Republicano. Todo el mundo estará expectante de los resultados, teniendo en cuenta que este proceso electoral es de tipo indirecto, en el sentido de que los ciudadanos depositan sus votos por una lista de delegados de los partidos políticos para la Cámara de Representantes, que serán quienes posteriormente apoyen al nominado para presidente de su propio partido.



Para quienes vivimos fuera de este país, la cuestión no tendría excesiva relevancia si no fuera porque Estados Unidos es la primera potencia mundial y como tal condiciona de alguna manera al resto de los países del mundo.

Del primero de los dos aspirantes, por ahora, sabemos bien poco (ya nos irán dando información para que nos hagamos una idea de quién es); sin embargo, del segundo conocemos lo suficiente para entender que es un personaje bastante peligroso, no solo por su ideología racista, xenófoba y machista, sino porque, tal como han apuntado antiguos colaboradores suyos y diferentes psiquiatras, nos encontramos ante un auténtico ególatra, es decir, alguien que sufre un trastorno de la personalidad de tipo narcisista.

Esto conviene tenerlo muy en cuenta, porque puede ser elegido de nuevo Donald Trump, con lo que conlleva de fuerte inestabilidad social no solo en el propio país, sino en el ámbito de las relaciones internacionales, ya de por sí bastante conflictivas.

A tenor de lo indicado, creo que sería interesante echar una mirada sobre el fenómeno de la egolatría o del narcisismo acentuado, ya que forma parte de la personalidad de muchos de los políticos más nefastos y crueles que la historia de la humanidad ha conocido.

Brevemente, apuntaré que el término narcisismo proviene de Narciso, joven de la mitología griega al que se le consideraba de una extraordinaria belleza. Dado enorme su engreimiento, rechazaba los favores de la ninfa Eco que se había quedado prendada de él.

Conocido el caso por Némesis, diosa de la venganza, lo castigó haciéndole que se enamorara de su propia imagen cada vez que fuera a verla reflejada en una fuente. Durante una de esas absortas contemplaciones, acabó cayendo a las aguas y ahogándose en ellas. Siguiendo la imaginativa mitología griega, en ese lugar creció una hermosa flor que lleva su propio nombre: el narciso.



El mito de Narciso, como muchos otros de la Antigüedad, atravesó los siglos, de modo que no solamente se hablaba o escribía acerca de él, sino que también fue plasmado en imágenes por distintos pintores del Renacimiento. En este caso del cuadro que nos muestra a Narciso mirándose en las aguas perteneciente al artista italiano Caravaggio, el iniciador del tenebrismo dentro de la pintura.

Una vez que conocemos el origen y el significado del término, podemos preguntarnos: “¿Cuáles son los rasgos que definen a los ególatras o los individuos con una personalidad de tipo narcisista? ¿Es una peculiaridad de los políticos o todos podemos estar afectados por esta característica? ¿Puede llegar a convertirse en un trastorno de tipo patológico?”

Los psicólogos apuntan que como naturaleza del carácter humano cualquier persona presenta ciertos rasgos narcisistas y que puede convertirse en una patología en casos de acentuación del narcisismo. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, ya habló de ella en 1914 en su ensayo Introducción al narcisismo, en el que explicaba que partiendo de una característica de todo individuo puede llegar a formar del carácter.

Esto es más frecuente en aquellos que tienen y ejercen poder sobre otros, sea por el rango adquirido o heredado, por el lugar ocupado en el organigrama del trabajo o en los cargos políticos, en el seno de la propia familia, etc.

A la pregunta acerca de los rasgos más destacados del narcisista habría que destacar los siguientes:

a) Claras manifestaciones de prepotencia, acompañadas de la necesidad de ser constantemente admirado.
b) Creencia en su superioridad y exigencia de que los demás se la reconozcan.
c) Preocupación por el éxito y la ambición de poder.
d) Desprecio, más o menos disimulado, hacia los que considera inferiores.
e) Ataques en forma de difamaciones o calumnias hacia aquellos que no se doblegan a sus ideas o intereses.
e) Envidia por quienes destacan a partir de sus propios valores.
f) Falta total de empatía con las otras personas.
g) Deseo de protagonismo en las conversaciones e intervenciones, etc.

Por otro lado, puesto que nos encontramos en un mundo en el que la imagen ha adquirido una importancia desconocida en tiempos pretéritos, a los rasgos psicológicos anteriores habría que añadir el empleo de un lenguaje no verbal a base de gestos, muecas, movimientos, ademanes, etc., con los que el ególatra desea presentarse seguro, firme y dominador, con el fin de dejar bien claro quién es el líder, quién tiene el poder.

En el caso del que hablamos, Donald Trump es un verdadero artista que encandila a sus embobados seguidores, que le admiran no solo por sus bravuconadas, sus soflamas, sus mentiras y agresiones verbales, sino también por sus puestas en escena en las que no le importa señalar con el dedo a periodistas que les resultan incómodos, como si fuera el dedo índice de un dios todopoderoso que apunta a quienes han transgredido sus leyes y que serán duramente castigados por la osadía que han tenido al haberle incomodado.



Este gesto tan habitual en Trump es inconcebible en los países europeos, ya que nos resultaría inaudito ver su uso por un líder político cualquiera, no solo porque lo consideramos una falta de educación, sino porque creemos que a nadie se le debe apuntar con el dedo acusador. Y mira que ha habido déspotas y dictadores en el viejo continente; pero es que este gesto fuera de Estados Unidos no se acepta.

Sin embargo, en el imaginario colectivo americano está muy presente la figura del cartel que en 1917 creó el diseñador James Montgomery Flagg con el fin de promover el alistamiento de los jóvenes estadounidenses en las fuerzas armadas que vendrían a participar en la Primera Guerra Mundial en Europa.

En el cartel aparecía el Tío Sam (o Uncle Sam, personaje que supone la personificación de los valores patrióticos de los Estados Unidos de América) señalando directamente al espectador con el mensaje ‘I want you for U.S. Army’, es decir, ‘Te necesito para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos’. Debido a su enorme éxito, el cartel se volvió a imprimir con la misma finalidad para el reclutamiento de jóvenes durante la Segunda Guerra Mundial, llegando a convertirse en un icono del patriotismo estadounidense.

No es de extrañar, pues, que un auténtico paradigma de narcisismo patológico como es Donald Trump repita con frecuencia este gesto con la intención de conectar con la ‘América profunda’, es decir, con los sectores más reaccionarios y racistas del país, entre los que se encuentran los amantes de poseer y utilizar las armas de fuego, aquellos que no dudan en esgrimirlas contra la población negra, ya que para ellos los negros no dejan de ser esa escoria nacida de los antiguos esclavos que estaban al servicio de los blancos.

AURELIANO SÁINZ
  • 13.9.20

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado hoy, por medio de un comunicado emitido a las 13.24 de esta tarde, 151 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 4.024, de los que 720 han estado ingresados en algún centro hospitalario –91 de ellos en alguna Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)–. La provincia registra además 125 fallecidos por covid-19 (los mismos que ayer) y cuenta ya con 1.951 personas que habrían superado la infección (22 más que ayer).




Actualmente, 89 pacientes confirmados con covid-19 permanecen ingresados en los hospitales cordobeses, 15 de ellos ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La Comunidad Autónoma, por su parte, contabiliza oficialmente a 41.995 personas afectadas por coronavirus (740 más que ayer) y 1.603 fallecidos (sin cambios en las últimas 24 horas). Según la Junta, el número de personas curadas se sitúa hoy en el conjunto de Andalucía en 20.626 (247 más que ayer).


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía no actualiza durante los fines de semana el estudio pormenorizado que ofrece en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, por lo que hasta el lunes no será posible ofrecer esta información con más detalle. En cualquier caso, los datos –que se pueden consultar a través de este enlace– "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos", según sostienen diversas fuentes oficiales.




En ese sentido, desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) han denunciado el "apagón informativo" al que "las autoridades sanitarias someten a la población, dejando en suspenso los sábados y los domingos la actualización del registro de datos", lo que, a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.


"Es inaudito que ante una nueva oleada de positivos por coronavirus, la Junta de Andalucía cierre los fines de semana el único canal informativo del que disponen los ciudadanos y los propios ayuntamientos, en lugar de reforzar con más personal y más medios técnicos este servicio que consideramos esencial para la ciudadanía", apuntaron desde el CPPA.


J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

  • 13.9.20
La organización agraria Asaja Córdoba ha informado del comienzo del verdeo en la provincia, donde se espera una producción de aproximadamente 70.000 toneladas de aceituna. De esta forma, la recolección se adelanta con respecto a años anteriores y si bien los calibres "no son malos, en muchas zonas la aceituna está bastante arrugada como consecuencia de las altas temperaturas".



"Teniendo en cuenta que la mayoría de las explotaciones en nuestra provincia son de secano, si se dieran precipitaciones en lo que queda de mes, se lograrían mayores calibres, se solucionarían los problemas de arrugado, y sin duda aumentaría la aceituna verdeable", ha señalado la organización agraria.

En concreto, en la provincia de Córdoba se cosecha fundamentalmente para verdeo la variedad Hojiblanca, existiendo algunas zonas con explotaciones de las variedades Manzanilla y Gordal. El predominio de la Hojiblanca posibilita la obtención de aceituna para almazara o mesa en función de la climatología y del mercado. "Las elevadas producciones de las últimas campañas y la situación climatológica con escasez de lluvias, han provocado en la variedad Hojiblanca mayor vecería, disminuyendo la producción potencial", ha apuntado Asaja.

En cualquier caso, desde la organización agraria han apuntado que esta será una campaña "bastante particular por la situación sanitaria a consecuencia del covid-19". De este modo, la campaña de verdeo es la primera gran campaña agrícola en la provincia en la que se van a adoptar las medidas y recomendaciones publicadas tanto por el Gobierno central, como por la Junta de Andalucía.

Se recomiendan así emplear cuadrillas estables en el campo, que se separen físicamente tanto como sea posible y que en cada explotación se elabore un plan de actuación específico frente al coronavirus acorde a las características de cada finca, dedicando un tiempo a informar y formar a los trabajadores sobre ese plan.

En el mundo se destina algo más de un millón de hectáreas a la producción de aceituna de mesa. España, con una superficie cercana a las 170.000 hectáreas, es el principal productor mundial, destacando la comunidad autónoma de Andalucía, la cual dedica a su producción unas 100.000 hectáreas aproximadamente (superficie variable entre campañas según el destino final de la producción pues gran número de explotaciones son de orientación mixta almazara/mesa).

Sevilla, con más del 70 por ciento de la producción, es la principal provincia productora, seguida por Málaga (14%) y Córdoba (13%). En cuanto a las principales variedades cultivadas para mesa destacan Manzanilla de Sevilla, Gordal Sevillana y Hojiblanca.

Respecto al mercado, el mantenimiento de los aranceles norteamericanos a la aceituna afecta tanto a la aceituna negra como a la verde. Las ventas en Estados Unidos, un mercado clave para este sector, han caído en picado en los últimos nueve meses, periodo en el que las aceitunas españolas han sido sustituidas por las de Egipto, Marruecos o Grecia, países a los que no se aplica el arancel extraordinario del 25 por ciento.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 12.9.20
Marxismo y Comunicación. Teoría Crítica de la Mediación Social. Ese es el título del nuevo libro que ha publicado Francisco Sierra Caballero, catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla y columnista de Andalucía Digital, dentro de la colección Pensamiento de la editorial Siglo XXI.



El libro ha sido prologado por el prestigioso intelectual Armand Mattelart y ofrece al público las "líneas maestras de fuerza" que sistematizan algunos de los principales aportes de la visión materialista para, posteriormente, ir sentando las bases de desarrollo del pensamiento emancipador en comunicación desde la tradición marxista.

Además de rendir tributo al sabio de Tréveris, Francisco Sierra ha afrontado este nuevo ensayo con la intención de aportar al lector elementos básicos para una necesaria crítica materialista de la mediación social y alumbrar una evidencia inexcusable en tiempos de libre comercio: la dimensión política de toda mediación cognitiva.

"La conexión entre los aspectos culturales y comunicativos, los tecnológicos y económicos, y los político-informativos y tecno-estéticos que están en la base del modelo de análisis marxista puede en este sentido, cuando menos, definir un marco lógico de comprensión global", resalta Francisco Sierra.

De este modo, fruto de la interrelación existente entre los diferentes niveles de acción, "este marco resulta revelador tanto de los problemas de orden práctico, como la lógica desinformativa de la posverdad, como de aspectos sustantivos de los modelos de representación ideológica presentes en la práctica teórica contemporánea", subraya el autor.

Más allá y más acá de Marx, la revisión de los aportes seleccionados a lo largo del libro pueden contribuir a despejar cierto desdibujamiento que sobre la teoría marxista han querido proyectar culturalistas o funcionalistas reciclados al identificar la teoría crítica con el modelo economicista de la vulgata al uso sobre las teorías del control social frente a la compleja lectura propia de un pensamiento relacional que tiende a pensar la realización de la lógica del valor y el fetichismo de la mercancía desde una definición materialista consustancial a toda mediación social.

Un reputado experto en Comunicación

Nacido hace 50 años en Gobernador, un municipio de poco más de 200 habitantes situado en la comarca granadina de Los Montes, muy cerca de Jaén, Francisco Sierra es catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla, donde dirige el Departamento de Periodismo I. Además, su nombre se hizo especialmente popular el pasado verano, tras ser incluido en el exclusivo comité de expertos que habría de evaluar a los aspirantes a dirigir Radio Televisión Española (RTVE).

Investigador del Instituto Andaluz de Investigación en Comunicación y Cultura, el columnista de Andalucía Digital  es fundador de la Asociación Española de Investigación de la Comunicación y, en la actualidad, preside la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura, así como la Asamblea de la Confederación Iberoamericana de Asociaciones Científicas en Comunicación.

Autor de relevantes ensayos sobre Comunicación, Política y Cambio Social, Francisco Sierra ha coordinado equipos internacionales de investigación para la Comisión Europea o para el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo de España. El pasado mes de marzo, y de la mano de la Asociación Cultural y Científica Iberoamericana, presentó Introducción a la Comunicología, una obra en la que aborda, de manera crítica y panorámica, el ámbito de la mediación social y el papel que juega la comunicación en la propia conformación de la sociedad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 12.9.20
En esta ocasión todos los contertulios hemos estado de acuerdo en que la reacción más generalizada tras la “dichosa pandemia” ha sido la perplejidad. La invasión mundial del tsunami del coronavirus nos ha desconcertado, asustado y aturdido. En opinión de Carmen, este golpe está derribando, de manera implacable, unos modelos individuales y colectivos de vida que creíamos seguros, estables e infalibles. El impacto está siendo tan profundo –afirma– que hasta nos resulta difícil formularnos preguntas sobre lo que nos está ocurriendo y, por lo tanto, responderlas de manera coherente.



He aprovechado la oportunidad para comentar el libro titulado Vivir en lo esencial. Ideas y preguntas después de la pandemia, escrito por el prestigioso filósofo y teólogo Francesc Torralba (Barcelona, Plataforma Editorial, 2020). Su acierto radica en la habilidad con la que el autor señala los síntomas, en la profundidad con la que formula sus diagnósticos y, sobre todo, en la claridad con la que nos proporciona unas razonables orientaciones para que afrontemos sus previsibles efectos.

Partiendo de la constatación de las consecuencias que él vislumbra en el horizonte, y de la observación de los sufrimientos que están causando en muchas familias, llega a la conclusión de que se avecina una verdadera “catástrofe”, pero reconoce que esta crisis nos está permitiendo redescubrir importantes valores como el cuidado, la escucha, la gratitud, la humildad, la solidaridad, la paciencia, la perseverancia frente al mal, la cooperación intergeneracional, la generosidad y la entrega, unos bienes que, en la práctica, no ocupaban lugares relevantes en nuestra sociedad.

¿Cambiará nuestra vida esta crisis? El profesor Torralba advierte que la incertidumbre del futuro social, económico, laboral, educativo, cultural, sanitario y espiritual es patente. Tras sus agudos análisis llega a la conclusión de que los cambios serán inevitables.

Nos propone que repensemos nuestra actual manera de vivir, de relacionarnos, de producir y de consumir y, además, nos invita a que imaginemos un futuro distinto, a que soñemos otro mundo posible para nosotros y para las generaciones venideras.

Describe con detalle cómo los diferentes entramados sociales están cambiando porque ya somos conscientes de que, por ejemplo, se “volatilizan” los empleos, las empresas, las organizaciones, las celebraciones, las competiciones y los espectáculos. Efectivamente, por muy poco reflexivos que seamos, ya sabemos que todos somos interdependientes, frágiles y vulnerables.

En la segunda parte identifica las diferentes respuestas emocionales que esta crisis ha generado: sorpresa, desconcierto, rebelión, resignación y, finalmente, aceptación: no hemos tenido más remedio que “aceptar la realidad y asumirla con todas sus consecuencias”. Es posible que hayamos aprendido a mirar con atención –a “contemplar”– a los que se cruzan en nuestras vidas, a ver lo mismo pero de otra manera.

Oportunas son, a mi juicio, sus detalladas explicaciones de los valores de los rituales como lenguajes corporales que expresan de manera directa nuestros mejores sentimientos y como medios provechosos para evocar emociones colectivas, valores compartidos y creencias arraigadas.

Muy oportunos son sus análisis de los cambios de valoración de otros valores como, por ejemplo, la importancia de la tarea de cuidar. De manera contundente afirma que “tenemos que articular liderazgos fundados en el cuidado, y políticas públicas centradas en el cuidado de los ciudadanos, en especial, de los más frágiles.

De imprescindible lectura son, sin duda alguna, las “siete cartas para el día después” dirigidas respectivamente a las madres, a las maestras, a los profesionales de la salud, a los políticos, a los profesionales del mundo social, a las personas mayores y a los jóvenes.

Todas sus propuestas están fundamentadas, orientadas y alentadas por una honda esperanza. Es posible que, tras la atenta lectura de este oportuno libro, lleguemos a la conclusión de que, como indica el título, a partir de ahora nos sentiremos obligados a Vivir en lo esencial.

JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ GUERRERO
  • 12.9.20
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado hoy, por medio de un comunicado emitido a las 13.27 de esta tarde, 108 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 3.873, de los que 716 han estado ingresados en algún centro hospitalario –91 de ellos en alguna Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)–. La provincia registra además 125 fallecidos por covid-19 (uno más que ayer) y cuenta ya con 1.929 personas que habrían superado la infección (tres más que ayer).



Actualmente, 89 pacientes confirmados con covid-19 permanecen ingresados en los hospitales cordobeses (11 más que ayer), 13 de ellos ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La Comunidad Autónoma, por su parte, contabiliza oficialmente a 41.255 personas afectadas por coronavirus (1.131 más que ayer) y 1.604 fallecidos (14 más en las últimas 24 horas). Según la Junta, el número de personas curadas se sitúa hoy en el conjunto de Andalucía en 20.379 (217 más que ayer).

Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía no actualiza durante los fines de semana el estudio pormenorizado que ofrece en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, por lo que hasta el lunes no será posible ofrecer esta información con más detalle. En cualquier caso, los datos –que se pueden consultar a través de este enlace– "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos", según sostienen diversas fuentes oficiales.



En ese sentido, desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) han denunciado el "apagón informativo" al que "las autoridades sanitarias someten a la población, dejando en suspenso los sábados y los domingos la actualización del registro de datos", lo que, a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.

"Es inaudito que ante una nueva oleada de positivos por coronavirus, la Junta de Andalucía cierre los fines de semana el único canal informativo del que disponen los ciudadanos y los propios ayuntamientos, en lugar de reforzar con más personal y más medios técnicos este servicio que consideramos esencial para la ciudadanía", apuntaron desde el CPPA.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO



  • 12.9.20
El delegado de Infraestructuras Rurales de la Diputación de Córdoba, Manuel Olmo, visitó ayer Montilla con el objetivo de analizar junto al alcalde de la ciudad, Rafael Llamas, las inversiones que la institución provincial ha realizado en esta localidad y las que se pretenden poner en marcha en varias vías de comunicación de la zona, en concreto, en los caminos de Sotollón, de Montemayor y el Camino Viejo de Aguilar, así como otras posibles acciones.



Durante su encuentro, el delegado de Infraestructuras Rurales hizo entrega al regidor montillano de la actuación denominada Consolidación de drenajes transversales en dos puntos del camino de Sotollón, una acción que se engloba en el Plan Provincial Extraordinario de Inversiones de Reposición y Mejora de Caminos de Entidades Locales 2018-2019 y que ha contado con una inversión de 36.964 euros.

“Se ha procedido a la renovación y consolidación mediante marco prefabricado de hormigón armado de 4x2 metros de dimensiones, ubicado en el cruce del arroyo Palomero con el camino Sotollón, además de construir un cuenco y diques transversales de escollera para intentar restituir de manera natural la erosión provocada por las aguas”, informó Olmo, quien, además, trasladó al alcalde “las distintas vías de financiación existentes, tanto a través de planes específicos, como de otros planes provinciales, así como la existencia de la Convocatoria de Inventarios e Infraestructuras”.

En este sentido, tanto Olmo como Llamas pusieron de manifiesto la "inminente" intervención de mejora del drenaje del Camino de Sotollón con el arroyo San Rafael, solicitada por el Ayuntamiento montillano, con un presupuesto base de licitación de casi 24.700 euros. A esta actuación, hay que sumar la proyección de la mejora de drenajes y reposición de firme en el tramo comprendido entre la vereda de Los Limones y del Labrador en el Camino de Montemayor, con un presupuesto de de 37.000 euros.

Según puntualizó Olmo, ambas actuaciones están enmarcadas dentro del Plan Provincial de Inversiones de Reposición y Mejora de Caminos de Entidades locales para el bienio 2020-2021, redactados ambos proyectos por el Departamento de Infraestructuras Rurales de esta Diputación, y licitados y ejecutados por el municipio montillano.

Por otro lado, el delegado de Infraestructuras Rurales de la institución provincial anunció que próximamente darán comienzo las obras de mejora del Camino Viejo de Aguilar, una actuación subvencionada por Junta de Andalucía, esta Diputación y el Ayuntamiento de Montilla, con una inversión de de más de 77.700 euros. “La inversión total de todas estas actuaciones de mejora alcanza los 209.750 euros y permitirán la reparación del drenaje y la mejora del firme de todos estos caminos rurales, mejorando la transitabilidad de los mismos”, remarcó Olmo.

Por su parte, el alcalde de Montilla puso en valor las distintas actuaciones realizadas en estas infraestructuras, "esenciales para el municipio en el que el sector agroalimentario es fundamental, y donde la puesta en valor de estos caminos permitirá además su uso lúdico y deportivo".

Finalmente, Olmo interesó por la evolución de la convocatoria de subvenciones para la elaboración de un inventario de caminos, que, según el diputado, “está siendo muy bien aceptada por los ayuntamientos y, en el caso de Montilla, se está realizando con medios propios, contratando personal para dicha misión, generando empleo en tiempos tan difíciles". "Hablamos de una ayuda de 31.851,70 euros correspondiente a la anualidad 2019, realizando el municipio una aportación de 13.321,97 euros", indicó.

En este sentido, Olmo destacó que “las distintas vías de inversión de la Delegación permiten la mejora continua y el impulso de las infraestructuras rurales, garantizando actuaciones concretas y programadas que mejoran el uso y el disfrute de los ciudadanos, a la vez que se contribuye a la vertebración del territorio, se apuesta por la fijación de la población en el mismo y se fomenta la creación de empleo”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 12.9.20
La recolección de uva en el marco Montilla-Moriles supera ya el 50 por ciento del aforo total previsto por el sector. Así se desprende de los últimos datos facilitados por el Consejo Regulador que, a fecha 10 de septiembre, situaba en 27.608.531 los kilos de uva que han recibido ya las bodegas, lagares y cooperativas de la zona, desde que arrancara la cosecha el pasado 10 de septiembre. De esa cantidad de fruto, casi el 71 por ciento procede de viñedos situados en Zona de Producción y, el 29 por ciento restante, de vides situadas en Zona de Calidad Superior.


Tras la vendimia de las variedades sauvignon blanc, verdejo, moscatel y chardonnay, ideales para la elaboración de vinos blancos jóvenes sin crianza, el marco Montilla-Moriles se afana desde el pasado 12 de agosto en la recolección de la uva Pedro Ximénez, la variedad autóctona de la zona vitivinícola cordobesa.

Una vez se han recolectado las primeras variedades, que comenzaron a recogerse de manera mecánica el pasado 23 de julio, los viticultores se centraron en las uvas tintas, cuya vendimia se ralentizó debido a la ola de calor que registró la Campiña Sur cordobesa entre finales de julio y primeros de agosto.

Tal y como avanzó Juan Manuel Centella, presidente de la Sectorial de la Viña de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba), la producción que se espera en este 2020 "será similar o algo superior a la del año pasado", que cerró con casi 38,9 millones de kilos de uva blanca.

En los últimos tiempos, la campaña más productiva fue la del 2003, con 86,1 millones de kilos de uva, una cosecha que permitió elaborar 14,5 millones de litros de vino, de los que 1,5 millones correspondieron a la variedad Pedro Ximénez y 507.000 litros a vinos jóvenes. Desde entonces, el aforo hecho público por el Consejo Regulador sitúa en 2012 la peor cosecha de la última década, cuando cooperativas y bodegas apenas molturaron 27,6 millones de kilos.

Investigación, promoción y modernización

La delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Araceli Cabello, que ayer visitó Moriles para mantener un encuentro con los responsables de la Cooperativa San Jerónimo y Bodegas el Monte, trasladó el apoyo del Gobierno andaluz al sector vitivinícola de Moriles y del marco Montilla-Moriles.

Como señaló la delegada, la Consejería de Agricultura mantiene un “amplio respaldo al sector vitivinícola de la provincia, que va desde la investigación y desarrollo de nuevos vinos o la potenciación de la producción vitícola sostenible hasta la promoción tanto en el mercado interior como en terceros países, pasando por la modernización del viñedo a través de su reestructuración”.


Además, destacó la gestión de medidas extraordinarias para hacer frente a la crisis por el COVID-19, como las ayudas para el almacenamiento privado de vino en casos de crisis y aquellas para la cosecha en verde de uva para vinificación.

Con ocasión de la visita a Bodegas El Monte, la delegada tuvo la oportunidad de activar la “última prensada”, de buen augurio para el final de la vendimia y estuvo acompañada por Antonio López, gerente de la empresa. "El marco es conocido tradicionalmente por sus vinos generosos, sus finos naturales de gran prestigio en la provincia, cada día más presentes en los mercados internacionales", recordó Cabello que, asimismo, resaltó la “apuesta por la innovación, por procesos como la vendimia nocturna o la comercialización de vinos jóvenes afrutados que demanda un sector del mercado”.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 11.9.20
La Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba cerrará el próximo martes, 15 de septiembre, el plazo de inscripción para participar en un curso de formación que será impartido de manera telemática entre el 21 de septiembre y el 16 de noviembre próximos y en el que podrán participar hasta 170 personas.


El curso estará dirigido a la sensibilización y detección de desigualdades, así como el obtener las destrezas y las capacidades básicas para aplicar la transversalidad de género en las políticas locales. "Los contenidos estarán centrados en la perspectiva de género, las políticas de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito local y la transversalidad de género en las políticas municipales”, explicó la responsable del Área, Alba Doblas

Esta propuesta se compondrá de 75 horas de formación e irá destinada, principalmente, a personal técnico y político tanto de la Diputación de Córdoba como de los municipios de la provincia. Las personas interesadas pueden realizar su inscripción a través de este enlace. Para más información, pueden dirigirse a los teléfonos 619 475 679 y 618 424 928 o al correo electrónico igualdad@dipucordoba.es

Asimismo, la Delegación de Igualdad pondrá en marcha en el mes de octubre una segunda acción formativa de promotor o promotora para la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, dirigida a 25 mujeres y hombres en situación de desempleo. 

Según Doblas, “este segundo curso tendrá como requisito tener un nivel educativo mínimo de bachillerato o equivalente y se celebrará en Córdoba en una modalidad semipresencial, contando con una duración de 200 horas. "Con esta acción se persigue la construcción socio-cultural de los roles de género, así como las causas, consecuencias, análisis y detección de las discriminaciones", apuntó.

Este segundo curso se dividirá en una fase teórica que contará con 120 horas presenciales y 20 no presenciales, y una fase práctica formada por 40 horas no presenciales y 20 presenciales. La fecha de comienzo prevista para esta acción formativa es el 14 de octubre, mientras que el plazo de inscripción del 1 de septiembre al 5 de octubre. 

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO



DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos