:::: MENU ::::
GDR CAMPIÑA SUR - AYUDAS LEADER

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

  • 18.9.22
Montilla celebrará esta próxima semana la quinta edición de su Semana de la Pintura "Memorial José Santiago Garnelo y Alda", una iniciativa surgida en 2017 con el objetivo de poner en valor la figura del artista montillano y, a su vez, situar la ciudad de la Campiña Sur cordobesa como referente nacional de las artes plásticas.


Para ello, junto al amplio programa de actividades para todos los públicos –que puede descargarse a través de este enlace–, el Ayuntamiento de Montilla ha decidido reforzar los premios del V Premio Nacional de Pintura Rápida que, de este modo, se sitúa como uno de los certámenes con los galardones más cuantiosos a nivel nacional.

"La Semana de la Pintura es una actividad que sigue creciendo año tras año y ha conseguido situar Montilla en una posición elevada como referente artístico", subrayó la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Montilla, Soledad Raya, quien destacó el papel que, una edición más, juegan las diferentes empresas y entidades patrocinadoras.

De este modo, junto a los 3.000 euros que el Ayuntamiento de Montilla destinará a la mejor obra del V Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre, el jurado entregará cinco accésits de 100 euros cada uno, si bien la V Semana de la Pintura entregará un total de 13.500 euros en premios gracias al patrocinio de Cooperativa La Unión, Bodegas Pérez Barquero, Bodegas Robles, Navisa, Bodegas Alvear, Cooperativa La Aurora, ESP Tableros y Bricolaje, S.L. (TABRISA), Lealmen, Frutas Carpio, Santa Amalia Decoración, Tela y Vino, Arte 21 y la Asociación de Amigos del Museo Garnelo.

"Estamos ante una iniciativa muy loable que permite plasmar de una forma única los rincones de Montilla, por eso, para nosotros es fundamental seguir apoyando esta iniciativa", destacó Francisco Fernández, director-gerente de Cooperativa La Unión, una de las entidades patrocinadoras del certamen.


El castillo de El Gran Capitán, la Plaza de la Rosa, el Ayuntamiento de Montilla, el Llano Palacio, El Parador o las vistas de la ciudad desde distintos puntos de su entorno serán, con toda probabilidad, algunas de las estampas más repetidas entre las obras participantes. Además, este año, de forma paralela a la celebración del certamen, tendrá lugar una concentración del colectivo Urban Sketchers en la Plaza de la Rosa, donde realizarán diferentes obras.

Tras el fallo del jurado, que tendrá lugar el mismo sábado 24 de septiembre a partir de las 19.00 de la tarde, las obras seleccionadas y premiadas en el concurso serán expuestas desde el 26 de septiembre hasta el 9 de octubre próximos en el Salón Municipal San Juan de Dios.

Una programación para todos los públicos

Junto al Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre "Memorial José Santiago Garnelo y Alda", la V Semana de la Pintura contará con una extensa programación dirigida a promover y difundir las artes plásticas entre la ciudadanía.

Así, el martes 20 de septiembre dará comienzo el taller de iniciación al dibujo de paisaje, a cargo del artista montillano Antonio Algaba, que se desarrollará durante tres jornadas: una teórica en el Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio" y dos prácticas en Bodegas Alvear y en la ladera del castillo de El Gran Capitán. Las personas interesadas deberán inscribirse a través de este enlace.


Los niños serán los protagonistas en la jornada del miércoles de la actividad de dibujo planteada en la Plaza del Ayuntamiento, mientras que el taller-exhibición de pintura mural que se desarrollará el jueves en el patio de Cooperativa La Unión a cargo de José Manuel Carrasco está abierto a todo el público, aunque para poder participar será necesario inscribirse a través de este formulario.

Asimismo, en la jornada del jueves, a mediodía, se presentará el proyecto Habitantes de lo mínimo, del artista cordobés Antonio Guerra, que permitirá plasmar la técnica del collage en diferentes "desconchones y desperfectos" que se pueden encontrar en la ciudad para hacer de ellos lienzos artísticos.

Finalmente, en la jornada previa a la celebración del V Premio Nacional de Pintura Rápida al Aire Libre, el Ayuntamiento de Montilla ofrecerá una visita guiada por el casco urbano para dar a conocer algunos de los espacios más singulares de la ciudad. Por su parte, el restaurador y presidente de la Asociación de Amigos del Museo Garnelo, Rafael Portero de la Torre, analizará el legado de Garnelo en la Parroquia de Santiago Apóstol a partir de las 20.00 de la tarde.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 17.9.22

–¿Me conocen? –cesó el palmoteo; esto era peor–. Él nunca me presentó amistad alguna. Miento; sí, a la familia de una profesora, una vez, hace mucho tiempo. Cenamos en su casa. Recuerdo a una mujercita sabionda, con un adolescente muy educadito, le reconozco el mérito, ¿eh?, y un marido hogareño que se empeñó en ser amable; pero de cocinar…

–Es usted muy popular –se me derramó el almíbar.

–¡No me diga! –le faltó reírse–. ¡Y él les presume…! –se alborotó, sumamente incrédula.

–En absoluto. Los han visto juntos, nada más.

–¡Sus amigos, no! ¡Imposible!

–No. Aquí.

–Ya me extrañaba. ¿Aquí? ¿En mi ciudad? ¡Qué va! Tan rápidos y amenos y cargaditos de novedades que corren los días; unos limpian a los otros, como a la mancha de mora. Nadie se acuerda de mí –categórica, sin dolor.

–La admiran –lisonjeé–. Estuve en el hotelito donde se suele alojar el señor Castilla –insistí, por ver a dónde me llevaba.

Ella, incrédula, se admiró a su vez de lo que yo afirmaba.

–Ya, ya… Nos vieron… En el hotelito… –¿me tiraría algo a la cabeza? No, le dio la risa–. Nunca tendré suficiente –la risa mudó en ironía–. La salacidad no se extingue, ¡mal pensados!, aunque el objeto del deseo se haya convertido en saco de huesos reumáticos o bese la tierra en paz. Si usted siente curiosidad y quiere verme el culo y las tetas, con su frescura, en sazón, ¡vaya!, dispone de ocho o nueve películas que yo llamo «de media luz» porque hay mucha alcoba.

–Señora, se confunde. Yo… –era cómoda la indiferencia, pero intenté aclarar el malentendido.

–¡Qué yo ni yo! –me cortó–. Los hombres lo necesitan, vienen con esa carencia, y subsanar el remedio… –agitó revolante la mano– siempre le reporta dinero a alguien; si hay tontos, habrá listos. Nadie me engañó, es verdad, ni dijo que con esas películas hechas a toda prisa yo tocaría las almas; pero es seguro que provoqué otra clase de toques… –me miró con sospecha, mientras se esponjaba con toques ligeros su media melena; poseía la actriz, era innegable, el atractivo de la espontaneidad–. Me ilusioné con alcanzar un nombre, reconocimiento suficiente para elegir no ya mis películas, sino qué tipo de cine haría. Nada más peregrino. Además, se le entrega al físico lo que se le niega al talento. Esto lo comprenderá usted muy bien, ¿no?

Lo comprendí, cómo no.

–El espacio que te dejan es tan pequeño, tan miserable, que asfixia –continuó soltando carrete–. Y tienes que huir. Como sea –se acarició las manos–. Yo me refugié en el teatro. Un refugio maravilloso y… precario. ¿Por qué? Las ciudades crecen y los teatros disminuyen. Curioso, ¿no lo ha pensado? Los cines, también; pero la imagen, codificada y descodificada, es como el fiambre: bien conservada se puede consumir a cualquier hora. Te la sirven a domicilio, divinamente. Eso de abandonar el sofá y ponerte de tiros largos para salir, ¡ja! Entonces, ¿qué está mal? –las manos se abrieron para encauzar la pregunta.

Ni intenté responder. Lo hizo ella:

–Solo para empezar, digo que la cultura –aseveró, apuntándome–. A cualquier cosa, un juego o una costumbre, por estúpidos que sean, se le llama cultura, sépalo usted, señor detective. ¡Cuánto bobo! Y la educación, abandonada; un campo de cebollas. ¡Sin ella, la cultura es un imposible! ¿No lo comprenden? Pues no –y admitía incrédula, negando con la cabeza, lo irremediable–. El teatro –palmadita–. El teatro, a mí me dio pausa y modo y vocabulario –esto me lo ofrecía a dos manos–. De pequeñita, yo leía Platero en voz alta, cuidaba la dicción, entonaba, y a mi madre, que tenía un oído estupendo, le encantaba, después vinieron mis estudios de canto y declamación que conjugué con la universidad porque ella, mi previsora madre, avenida cómplice de mi padre, me quería universitaria. Hoy se farfulla, no se acentúa, no se vo-ca-li-za, se atropellan las palabras, que son nuestro pan. Claro, si… si a la urbanidad, es un ejemplo, se la considera retrógrada y con peligro de carcoma, pues… pues… ¿qué va a quedar en pie? En esto, es cierto, coincidí con aquella chica, la profesora, la colega de Pepín. Yo llamo Pepín a quien usted llama señor Castilla. ¡Ah!, disculpe.

Se giró hacia una licorera de caoba, situada al alcance de la mano. Extrajo una botella y dos vasitos de cristal tallado; los fue depositando sobre la bandeja del mueble y sirvió con generosidad.

«Tengo que conducir», me iba a excusar, pero no me dio tiempo.

–Pedro Ximénez, treinta años –me entregó un vaso–. Si me dice que no le gusta, lo pongo a usted en mitad de la calle.

Ni rechisté.

–Es broma –debió notarme el susto–. Le ofrecería algo más fuerte, más varonil, digno de un resuelto detective: güisqui, gimlet, cualquier combinado, pero no tengo, lo siento, estamos en una mercería, ¡por Dios!

Ni comenté.

Bebimos.

Ella paladeó. Yo paladeé. Ella me escrutó. Yo me relamí, en plan tontuelo.

–También hice dos de vaqueros –prosiguió con el currículum–. Siempre me besa un tipo alto y rubio con sombrero stetson lleno de mugre, que masca tabaco y escupe igual que dispara. Soy una actriz muy completa, ya ve. Nadie me felicitó, pero se alegraban de trabajar conmigo. Debió ser por esto –dijo, y se palmeó los muslos–. ¡Ea, ya le hecho el resumen de mi vida artística! –se lo quitó de en medio con un barrido de mano.

El sarcasmo no me movió a la risa, ella tampoco la esperaba. Volvimos al tiento del Pedro Ximénez, y el olor a pasas bajó el sulfuro, empalagó el ambiente y admitió la confidencia.

–Mire, ahí –hice lo que me indicaba–. En ese armarito guardo mis pocas películas, en formatos que ni existen. Se imaginará la ilusión que me hacen –se mofó.

Me fijé en un curioso certificado testimonial, enmarcado y colgado en la pared, en el que el gremio de periodistas especializados en espectáculos consideraba a la actriz, Encarnita Centelles, Diosa Ausente en el Juicio de Paris. Ella captó mi lectura.

–Una gracia de aquellos idiotas –explicó–, salvo uno, un crítico serio, padecía asma y bufaba: alguna maldición por su afilada lengua, tan categórica; él nunca, ni de broma, otorgaría un diploma a quien no hubiera representado a los clásicos, y la pena era que yo, «una actriz con tan buenas cualidades…». ¡Cretino! Lo conservo porque me recuerda que siempre anduve a la expectativa del qué pasará. Y cuando pasó el «qué pasará» me di cuenta de que solo pasa la vida con sus cositas, todas pequeñas. O no; como que ya no sé si queda convento alguno que le interese a una inmobiliaria –aquí me despisté–. Esta reflexión me la despertó sin querer, en plena función, la Inés desabrochada. «Me estoy haciendo mayor, muy mayor si digo la verdad…», decía ella en plan de broma, un error en la intención y en el tonito, siempre dije porque lo pensé, y así se lo tomaba el público. La concluyó después, a modo de no se consuela el que no quiere, un poema de Amado Nervo, En Paz, muy conocido, muy recitado, como yo también lo he hecho sin otra respuesta que la boca abierta de un bobo que no se entera –me miró, acusadora–. Inicia así –unió las manos, elevó el perfil, solemne, bello, y sonó la voz, clara, acompasada, muy limpia–:

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida
.

Y termina:

¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

Para mí es casi una oración. Porque después del teatro hubo un tiempo, breve, por supuesto, en que me dediqué al recitado poético: otra loquinaria salida a mi desempleo artístico. Ahora me contento con amenizarles las tardes, cuando puedo y me da la gana, a los ancianos de las monjitas. Se admiraría usted de verlas: cosen sus papeles de colores y confeccionan un vestuario precioso, se aprenden los recitados y saben escuchar. Ellos, uno hay que colabora: toca el piano y la bandurria, es la excepción; los otros se dedican a vegetar mientras se apagan. Vamos, acérqueme el vaso.

HG MANUEL

Entregas anteriores

La fotografía (I)
La fotografía (II)
La fotografía (III)
La fotografía (IV)
La fotografía (V)
La fotografía (VI)
La fotografía (VII)
La fotografía (VIII)
La fotografía (IX)
La fotografía (X)
La fotografía (XI)
La fotografía (XII)
La fotografía (XIII)
La fotografía (XIV)
La fotografía (XV)
La fotografía (XVI)
La fotografía (XVII)
La fotografía (XVIII)
La fotografía (XIX)
La fotografía (XX)
La fotografía (XXI)
La fotografía (XXII)
La fotografía (XXIII)
La fotografía (XXIV)
La fotografía (XXV)
La fotografía (XXVI)
La fotografía (XXVII)
La fotografía (XXVIII)
La fotografía (XXIX)
La fotografía (XXX)
La fotografía (XXXI)
La fotografía (XXXII)
La fotografía (XXXIII)



  • 17.9.22
La comercialización de aceite de oliva se encamina a la mejor campaña de ventas de los últimos años y a la tercera consecutiva con "cifras récord". Así se desprende de los datos hechos públicos por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), que confirman que el mes de agosto ha sido bueno en lo que a salidas se refiere, con 132.000 toneladas vendidas, un 28 por ciento más que en 2021.


Desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) destacan que se trata de un "magnífico dato, dado que agosto no es un mes que se caracterice por la gran comercialización y, sobre todo, contando con unos precios razonables en origen para el olivar tradicional, incluso con ligeras subidas en las últimas semanas".

En este sentido, el secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, se mostró satisfecho por la respuesta de los consumidores. “La comercialización total de aceite de oliva, en estos once meses de campaña, queda en 1.526.400 toneladas, un 1,6 por ciento más que el año pasado por estas mismas fechas. Una cantidad que nos hace ser muy optimistas en cuanto a finalizar la campaña por encima de las 1.600.000 toneladas vendidas”, recalcó.

Una campaña "histórica" en lo que se refiere a comercialización y volumen económico generado en el sector oleícola, indicó Cano, quien destacó que, en estos momentos, los precios en origen se sitúan un 15 por ciento por encima de los registrados hace un año.

En cuanto a las existencias de aceite de oliva, a primeros de septiembre las cooperativas y almazaras disponían de 314.863 toneladas (a finales de julio había 407.465); las envasadoras tenían 249.034 toneladas (271.100 en julio); y el Patrimonio Comunal Olivarero tenía almacenadas 16.985 toneladas (20.000 en julio).

"Estas cifras nos llevan a prever que, a finales de septiembre, las existencias se situarán sobre las 440.000 toneladas, una cantidad similar a la del año anterior, aunque con unas perspectivas de cosecha que rondan descensos próximos al 30 por ciento”, confirmó el secretario general de UPA Andalucía.

Así, Cano recordó que la situación estructural de sequía hace temer por el futuro del sector. "De continuar esta tendencia y de no llover más de lo poco que ha caído hasta el momento en el mes de septiembre, mucho tememos que tendremos una campaña mala, porque numerosas zonas de Andalucía se encuentran prácticamente sin aceituna, y donde el riego está funcionando se puede comprobar que el fruto no lleva la evolución más deseable", concluyó Cristóbal Cano.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ
  • 16.9.22
De manera sencilla, clara y amena, Johnjoe Mcfadden, científico y profesor de Genética Molecular de la Universidad de Johnjoe Mcfadden, nos da la razón a quienes estamos convencidos de que nuestras dificultades para comprender las ciencias, la filosofía y, a veces, la historia, radican, más en la oscuridad con las que nos las explican que en nuestra incapacidad para entenderlas.


Todos hemos tenido experiencias de lo bien que hemos comprendido y lo mucho que nos han entusiasmado unas cuestiones teóricas cuando un “experto en la comunicación pedagógica” nos las ha “contado” de manera sencilla, clara y amena.

Con detalles, con precisión y con habilidad, el profesor Mcfadden nos relata en La vida es simple (Barcelona, Paidós, 2022) los principales descubrimientos científicos que, durante la milenaria historia de las ciencias, han seguido unos procesos sencillos y “simples”.

Original me ha parecido el arranque de sus explicaciones en la idea del filósofo, lógico, teólogo y fraile franciscano inglés Guillermo de Ockham (c. 1288-1349), defensor del principio metodológico de la “economía” según el cual no debemos multiplicar las explicaciones sin necesidad.

Oportuno es, a mi juicio, el análisis que el autor efectúa para mostrarnos cómo los prejuicios ideológicos, sobre todo los religiosos, han oscurecido, complicado y, a veces, frenado los descubrimientos y las explicaciones de los fenómenos más importantes de la naturaleza.

Partiendo del supuesto de que la ciencia es una, nos recuerda cómo sus raíces se ahondan en los trabajos de las diferentes civilizaciones como la antigua Mesopotamia, China, Grecia y norte de África. Llega a la conclusión de que “cientos de lugares, innumerables épocas y millones de personas han contribuido a la construcción de ese extraordinario sistema de pensamiento que hoy denominamos ciencia moderna”.

Con claridad y con detalles nos explica “cómo todos los grandes avances científicos se han logrado gracias a unos cálculos que “implicaban una simplificación”. Nos recuerda que Roald Hoffmann, premio Nobel de Química, siguió aquella lógica occamista para llegar a la hipótesis cuántica y cómo, en aquella época, todos los científicos mostraban ya su preferencia por las soluciones sencillas.

Estoy de acuerdo, al menos, en que optar por una teoría compleja cuando se puede recurrir a otra más sencilla es, para cualquier investigador moderno, simplemente “anticientífico” y, por supuesto, antipedagógico.

Resulta llamativo que esa preferencia por la sencillez en la ciencia, que es relativamente reciente, tenga su origen en las ideas de Guillermo de Occam, aquel fraile franciscano “que rompió las polvorientas telarañas de las doctrinas medievales para dejar espacio a un pensamiento más ágil y más perspicaz”.

JOSÉ ANTONIO HERNÁNDEZ GUERRERO
  • 16.9.22
La Delegación de Cohesión Social, Consumo y Participación Ciudadana de la Diputación de Córdoba, junto al Colegio Oficial de Médicos de Córdoba, han puesto en marcha la quinta edición del Certamen Pueblo Saludable de la Provincia, una iniciativa que pretende poner en valor el trabajo realizado en los municipios cordobeses en materia de promoción de la salud.


Para la responsable de la Delegación de Cohesión Social, Consumo y Participación Ciudadana, Dolores Amo, “esta propuesta está dirigida a los ayuntamientos cordobeses, estableciéndose, desde 2020, dos modalidades de participación en consonancia con el número de habitantes, la modalidad A, dirigida a pueblos de más de 3.000 habitantes y la modalidad B, para menores de 3.000 habitantes”.

Para tomar parte de esta convocatoria será necesario presentar una solicitud en la que constarán los datos de identificación y contacto, además de una memoria y un cronograma de actividades realizadas en los dos años anteriores.

El plazo de presentación de solicitudes permanecerá abierto hasta el próximo 5 de octubre a las 14.00 de la tarde, debiéndose hacer efectiva en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos, bien por correo ordinario (Ronda de los Tejares, 32) o a través de la dirección areacomunicacion@comcordoba.com.

La también vicepresidenta primera de la Diputación aseguró que “no podemos obviar que la salud es una herramienta básica para potenciar comunidades y pueblos saludables, por lo que en 2020 esta Delegación editó la Guía de promoción de la salud en el ámbito municipal, instrumento que permite a nuestros municipios contar con un punto de referencia sobre esta tarea”.

Por su parte, la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Córdoba, María del Carmen Arias, subrayó que “como novedad, en esta quinta edición podrán presentarse todos los municipios de la provincia, a excepción de los ganadores de los últimos cuatro años, por lo que Añora, ganador en 2018, podría volver a optar a este título”.

Arias remarcó que el fallo de jurado se hará público antes del próximo 28 de octubre. Además, toda la información sobre esta nueva edición del Certamen de Pueblo Saludable está disponible tanto en la página web del Colegio Oficial de Médicos como a través del teléfono 957 478 785.

Finalmente, la delegada de Cohesión Social, Consumo y Participación Ciudadana de la institución provincial quiso poner en valor “el trabajo realizado por los pueblos de la provincia en materia de salud, un trabajo que se vio reconocido en los anteriores galardones que establecían en 2018 a Añora; en 2019 a Cabra; en 2020 a Pozoblanco y Monturque y en 2021 a Lucena y El Viso como pueblos saludables de la provincia de Córdoba”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 16.9.22
Moriles acogerá los próximos días 21, 22 y 23 de octubre la vigésimo cuarta edición de su tradicional Cata de Vinos que, bajo el lema Te Apetece Moriles, invitará a los asistentes a descubrir sus bodegas, lagares y cooperativas, disfrutando de sus magníficos vinos, maridados con una cuidada gastronomía y, al mismo tiempo, descubriendo los recursos enoturísticos de la localidad.


De esta forma, tras la buena acogida del novedoso formato impulsado en la pasada edición, en la que bodegas y lagares abrieron sus puertas para acoger al numeroso público que quiso disfrutar de esta iniciativa, el Ayuntamiento de Moriles y la Asociación Bodegas de Moriles vuelven a poner el foco de atención en estos templos del vino con el objetivo de difundir sus magníficos vinos, así como todo el trabajo y proceso de elaboración que conllevan.

"De nuevo serán los bodegueros y las bodegueras quienes van a atender y a acoger al visitante con agrado y simpatía, hasta venenciarles una copa de vino de sus mejores botas", destaca la organización sobre este nuevo formato de la Cata del Vino de Moriles que, lejos de los grandes pabellones y recintos cerrados de ediciones anteriores, invita a los asistentes a descubrir Moriles por medio de sus bodegas y lagares, así como de los recursos enológicos de la localidad.

El paisaje de los viñedos de Moriles Altos, que forman parte de la Zona de Calidad Superior de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla Moriles, permite disfrutar de los aromas embriagadores que desprenden las botas centenarias que se custodian en las bodegas de crianza. A su vez, brinda la oportunidad de maridarlo con una cuidada oferta gastronómica.


De esta forma, el visitante podrá hacer su propio tour, tanto en coche particular como a pie, para poder adentrarse por los senderos que buscan los lagares entre los liños de cepas de la variedad Pedro Ximénez, aprovechando que las distancias en Moriles son cortas y el paisaje es extremadamente cautivador.

De esta manera, las personas interesadas –previo registro a través de la web de la Cata y hasta completar aforo– podrán recorrer sin límite de tiempo las ocho bodegas, cooperativas y lagares participantes de esta edición: Bodegas El Monte, Bodegas San Pablo, Bodegas Doblas, Bodega San Jerónimo, Lagar Casablanca, Cooperativa Virgen del Rosario, Bodegas Los Gabrieles y Lagar de Los Frailes.

Además, se facilitará transporte gratuito para hacer el recorrido por las distintas bodegas, donde se podrán degustar y adquirir los vinos, así como las ricas viandas de la gastronomía de Moriles, además de conocer con un guía las bodegas y asistir a catas sensoriales dirigidas por personas expertas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 15.9.22
Ha muerto la reina Isabel II, han subido los tipos de interés, el Betis le ha ganado al Helsinki, el sanchismo avanza en su deriva autoritaria, la luz está a 155,94 euros por megavatio hora, ha salido mi columna quincenal en las cabeceras de Andalucía Digital, el Partido Popular sigue más perdido que el barco del arroz, mierdas varias en el curro... Es jueves y acabo de cerrar la jornada laboral. Tarde intensa. Anochecer nublado.


Mi pareja me recoge hoy en coche, así que espero de pie al borde de la carretera. Le doy vueltas a varios asuntos y paso de una movida a otra sin centrarme en una idea concreta. Una agitación que me hace andar unos pasos de un lado a otro al borde de la carretera. Debo de parecer un yonqui o algo por el estilo.

Se me ocurre que, quizá, debería de aprovechar estos minutos de paz para reflexionar sobre algo productivo. Sin embargo, mis pensamientos siguen comportándose como las tórtolas hambrientas de los parques. De trozo en trozo, se alternan entre aquellas migas de pan o aquellos fragmentos de porquería informe.

Me frustra mi incapacidad para concentrarme y, harto, miro al frente. En ese instante, tomo conciencia de que estoy solo en medio de un silencioso campus externo, con las últimas luces del día luchando contra la densidad de las nubes. Estoy enfrente de un hospital, al otro lado de la carretera. A mi derecha, un autobús ilumina con sus focos una pseudoacacia rodeada de gramíneas y cardos amarillentos.

Observo el cielo, ignorante de tipos y píxeles. Una extensión de grises agónicos y continentes deformes. Una trivialidad cotidiana y que, sin embargo, desprende espectacularidad. En una suerte de meditación improvisada, me centro en disfrutar del momento presente. Un momento que es hermoso y que, como casi siempre pasa con lo bello, es frágil y efímero.

Se acerca el coche que espero y entro con torpeza. Dejo atrás el paisaje y me encierro en mis pensamientos. Me doy cuenta de que vivimos tan centrados en nuestras reflexiones, actos y agobios que, en ocasiones, perdemos de vista la belleza de lo cotidiano.

Se nos escurre la belleza entre los sesos y, en ocasiones, la claridad de pensamiento, patrimonio de los acertados. La infoxicación y el exceso de estímulos nos convierten en sonámbulos y, por tanto, en alienados. Un mal moderno de difícil solución.

Haereticus dixit

RAFAEL SOTO
  • 15.9.22
La Delegación de Juventud y Deportes de la Diputación de Córdoba ha vuelto a poner en marcha la campaña BeActiveCórdoba22, una iniciativa de la Comisión Europea para fomentar la práctica deportiva entre la ciudadanía y combatir el sedentarismo, coincidiendo con la Semana Europea del Deporte 2022 (SED22).


La delegada del Área, Ana Blasco, explicó que “el objetivo de todas las actividades que hemos preparado es implicar a todos los estamentos sociales para que realicen acciones que fomenten la actividad física y buenos hábitos alimentarios entre la población”.

“Queremos incidir en la mejora de la salud y la calidad de vida de la población de nuestros municipios y con ese objetivo nos sumamos a esta iniciativa europea que comprende varias acciones de difusión, promoción y formación”, señaló Blasco.

Para ello, la Diputación de Córdoba ha lanzado de nuevo la campaña institucional BeActiveCórdoba22 con la que se pretenden promover hábitos de vida saludables y visibilizar y premiar la práctica deportiva entre la población.

El programa previsto comprende, como novedad, la celebración de un evento deportivo y de ocio el próximo 25 de septiembre en la zona del Vial Norte de la capital cordobesa. Coincidiendo con la IX Carrera Solidaria Acpacys, la Delegación de Juventud y Deportes, en colaboración con Acpacys, pondrá en marcha una serie de actividades como un taller de floorball, baloncesto en silla de ruedas, un ecomercado, intervenciones creativas y un concierto de fin de fiesta. Todas las actividades se celebrarán de 10.30 a 13.30 de la tarde.

Además de este evento, BeActiveCórdoba22 quiere premiar la actividad deportiva de los cordobeses a través de un concurso de fotografías deportivas que se puede consultar en la página www.beactivecordoba.es. Los participantes deben rellenar un formulario sobre la actividad física realizada para convertir la energía empleada en kilómetros que serán sumados para completar la distancia entre Córdoba y Bruselas. Podrán optar a un viaje Bruselas para dos personas y, solo por participar, recibirán un juego de bastones de senderismo. El plazo para participar finaliza el 2 de octubre.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 15.9.22
Un total de 76.295 estudiantes de Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y Educación Permanente de Personas Adultas comienzan hoy las clases en alguno de los 303 centros docentes de la provincia de Córdoba. Del total del alumnado, 58.278 lo hará en institutos o colegios de titularidad pública y los 18.017 restantes, en centros concertados o privados.


El próximo martes se completará la vuelta a las clases con las enseñanzas de régimen especial, que cursarán un total de 7.915 estudiantes en 27 centros de la provincia. A su vez, este pasado lunes dio inicio el curso en el segundo ciclo de Infantil, Primaria, Educación Especial, con 63.803 alumnos en 292 centros docentes, toda vez que el 1 de septiembre fue el turno para el primer ciclo de Infantil.

Según reconoció ayer la Junta de Andalucía, este curso se presenta con un nuevo descenso de alumnado en las enseñanzas de segundo ciclo de Infantil y Primaria, con alrededor de 1.950 alumnos menos, debido a la bajada de natalidad. En cambio, el sistema educativo incorpora en la provincia a 429 docentes, 371 en la red pública y 58 en la concertada.

"El aumento de la plantilla pública docente permitirá mantener la figura del coordinador de Salud en los centros educativos, reforzar la Formación Profesional, mejorar el rendimiento académico del alumnado y la reducción del absentismo escolar así como dotar de efectivos al Plan de Transformación Digital Educativa", sostienen desde el Ejecutivo andaluz.

A partir de este mes de septiembre se hace también efectiva la primera fase del acuerdo de la equiparación salarial de los docentes andaluces con la media nacional, alcanzado por unanimidad en las mesas sectoriales. "Cuando se complete en el curso 2024-2025, supondrá un incremento retributivo anual de 2.030 euros en el caso del cuerpo de Maestros y demás cuerpos del grupo A2 y de 2.310 euros en el de profesores de Secundaria y resto de cuerpos docentes del grupo A1", apuntaron.

La Consejería de Educación continúa este curso con las medidas de apoyo a las familias en un contexto de escalada de precios en todos los sectores. Así, la Junta ha destinado un total de 738 millones de euros en ayudas a las familias andaluzas en este curso en distintos programas y servicios.

Entre ellas se incluye el cheque escolar de 100 euros por cada hijo escolarizado en la enseñanza obligatoria que el Gobierno andaluz va a poner a disposición de las familias andaluzas con menos recursos en este inicio de curso, con una inversión de 20 millones de euros.

"Otro de los ejes estratégicos de la Consejería en este curso será llevar a cabo una revolución de la FP de la mano de los agentes sociales", precisaron las misma fuentes, que subrayaron que se han ofertado en Córdoba más de 17.000 plazas de nuevo ingreso de Formación Profesional y se ha ampliado la oferta con 22 ciclos y cursos de especialización más que el curso pasado.

Respecto a la FP Dual, en la que el aprendizaje se realiza tanto en los centros docentes como en empresas, para este curso se han puesto en marcha en la provincia un total de 87 proyectos, tres más que en el curso 2021/2022, y se han ofertado 1.676 plazas de esta modalidad, que cuenta con la implicación de más de 1.460 empresas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 14.9.22
"La escleroterapia con microespuma es el tratamiento más efectivo y menos molesto para eliminar las varices, puesto que no precisa de preoperatorio ni anestesia y se realiza en consulta". Así lo asegura Manuel Sánchez Maestre, jefe del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud Córdoba.


El doctor Sánchez Maestre ha destacado que hasta hace poco tiempo las varices grandes solo se podían tratar quirúrgicamente, "pero actualmente existen nuevas técnicas menos agresivas que permiten seguir con la vida normal inmediatamente después del tratamiento". Entre ellas se encuentran el endoláser, la radiofrecuencia, el pegamento y la escleroterapia con microespuma.

"La microespuma es una técnica rápida, efectiva, poco agresiva y que no precisa quirófano al realizarse en consulta", indica el especialista, quien precisa que este procedimiento ha permitido tratar a casi 2.000 pacientes en el Hospital Quirónsalud Córdoba desde su apertura en septiembre de 2018.

"Este tratamiento consiste en esclerosar o secar las venas, se emplean inyecciones con una aguja muy fina para mejorar la apariencia de las arañas varicosas en las piernas y aliviar síntomas relacionados como dolor, quemazón, hinchazón y calambres", recalca el doctor Sánchez Maestre, quien precisa que no existe límite de edad para esta técnica, por lo que puede utilizarse en ancianos y pacientes con factores de riesgo quirúrgico elevado.

"Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, que elimina las varices de forma rápida a la vez que fomenta la circulación óptima de la sangre a través de las venas sanas, con lo que se minimizan los efectos secundarios", sostiene el especialista, quien resalta que "después de la sesión, el paciente puede seguir con su vida normal".

Además, esta técnica no prohíbe exponerse al sol, por lo que se puede realizar todo el año. "Solo hay que esperar dos o tres días antes de la exposición al sol o la depilación. Tampoco hay que dejar de practicar deporte, siempre que no sea de impacto o natación, actividades para las que habría que esperar dos días", subraya.

El endoláser consiste en eliminar las venas introduciendo por punción un catéter láser que las trata mediante calor. Se realiza en quirófano con anestesia local y sedación y se recibe el alta en unas dos horas, pudiendo reanudar la actividad cotidiana en tres o cuatro días.

La radiofrecuencia es una técnica parecida, pero cambia la forma de provocar el calor, y el sistema de pegamento consiste en un sellado con pegamento de la vena, sin reacción inflamatoria posterior ni necesidad de media. La técnica a utilizar se decide según el estado de cada paciente (tamaño de la variz, edad y patologías asociadas, entre otros aspectos).

El doctor Sánchez Maestre, que ha insistido en la importancia de que las varices sean diagnosticadas y tratadas por especialistas en Angiología y Cirugía Vascular, ha resaltado que es fundamental tratarlas para evitar su crecimiento.

Son muchos los factores que intervienen en la formación de varices, hormonales, posturales, nutricionales, edad y sedentarismo, entre otros, aunque el factor genético es el más importante. Las mujeres son más propensas que los hombres a tener varices, debido a las alteraciones hormonales que se producen con los embarazos y en la menopausia, pero es habitual también en hombres.

Quirónsalud en Andalucía

El Grupo Hospitalario Quirónsalud cuenta en la actualidad en Andalucía con siete centros hospitalarios situados en las ciudades de Málaga, Marbella, Los Barrios (Cádiz), dos en Sevilla, Córdoba y Huelva, además de 17 centros médicos de especialidades y diagnóstico y un hospital de día quirúrgico, que lo posicionan como líder hospitalario privado de esta comunidad autónoma.

Quirónsalud es el grupo hospitalario líder en España y, junto con su matriz Fresenius-Helios, también en Europa. Cuenta con más de 40.000 profesionales en más de 125 centros sanitarios, entre los que se encuentran 47 hospitales que ofrecen cerca 7.000 camas hospitalarias.



Dispone de la tecnología más avanzada y de un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional. Entre sus centros, se encuentran el Centro Médico Teknon, Ruber Internacional, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Fundación Jiménez Díaz, Hospital Quirónsalud Barcelona, Hospital Universitario Dexeus, Policlínica de Gipuzkoa, etc.

El Grupo trabaja en la promoción de la docencia (ocho de sus hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (cuenta con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, único centro investigador privado acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).

Asimismo, su servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros y la traslación clínica de sus investigaciones.

Actualmente, Quirónsalud está desarrollando más de 1.600 proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como oncología, cardiología, endocrinología, ginecología y neurología, entre otras.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 14.9.22
El Área Sanitaria Sur de la provincia de Córdoba contará a partir de este próximo sábado con 17 UVI móviles, once más que hasta ahora, en sus servicios de urgencias de Atención Primaria. Así lo anunció ayer la delegada territorial de Salud y Consumo, María Jesús Botella, durante su visita al Centro de Salud de Aguilar de la Frontera.


Estas unidades móviles de vigilancia intensiva, que están medicalizadas y son atendidas por profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), estarán ubicadas en diferentes municipios del Área Sur , tal y como detalló la delegada, quien explicó que “este nuevo contrato supone una mejora para el Área Sanitaria Sur de la provincia, ya que se va a poder contar con 17 UVI que estarán a disposición durante las 24 horas todos los días del año”, frente a las seis ambulancias UVI de transporte urgente que hasta ahora operaban en la zona.

Al mismo tiempo, María Jesús Botella quiso trasladar un mensaje de "confianza" a los vecinos de Aguilar de la Frontera, asegurando que "se trata de un cambio a mejor, ya que antes no se contaba con una UVI localizada en el municipio".

En este sentido, la delegada provincial de Salud recordó que en Aguilar de la Frontera había dos ambulancias, pero ninguna de ellas estaba preparada para prestar un soporte vital avanzado como garantizan las UVI.

El contrato de transporte sanitario también prevé el transporte no urgente de pacientes que tienen que ir del hospital a su domicilio, pero que no requieren una atención inmediata. "Este transporte no urgente será atendido por siete ambulancias que estarán distribuidas por el Área Sanitaria Sur", apuntó Botella.

"Aguilar de la Frontera no debe tener ninguna preocupación porque dos de estas siete ambulancias estarán localizadas en Puente Genil, que dista 19 kilómetros, y en Montilla, a 10 kilómetros del municipio”, subrayó la delegada, en referencia a la supresión del servicio de ambulancias en la localidad, una medida que fue rechazada hace dos años por los alcaldes de la Campiña Sur.

Según la Junta de Andalucía, la localización de estas ambulancias se ha realizado "con criterios profesionales" y atendiendo a las necesidades asistenciales y las distancias y tiempos que se emplean para desplazarse entre los distintos municipios.

"Además, se ha tenido en cuenta la demanda de ambulancias no urgentes en los últimos años", aseguró María Jesús Botella, quien recordó que en Aguilar de la Frontera ha habido en los años 2020 y 2021, y en lo que va de 2022, "una media de tres avisos al día para las ambulancias no urgentes.

Por tanto, a juicio de Botella, “las necesidades estarán perfectamente cubiertas con la ambulancia localizada en Puente Genil y con la localizada en Montilla”. En cualquier caso, concluyó la delegada, “estaremos atentos porque si hay que hacer alguna modificación se hará, ya que lo importante es mantener la calidad del servicio en unas condiciones de igualdad en cuanto a la accesibilidad en los distintos municipios de la provincia”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 14.9.22
Un equipo de investigación del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla ha logrado aplicar dos abonos que aumentan la captura de CO2 en el suelo del olivar de secano. En concreto, los expertos han trabajado con dos enmiendas orgánicas, una de restos de poda, leguminosas y alperujo y otra con restos de poda y lodos de depuradora (biosólidos).


La investigación ha permitido comprobar, además, que este segundo biofertilizante incrementaba hasta en un 50 por ciento el secuestro de carbono, gas de efecto invernadero que, junto a otras emisiones liberadas en la atmósfera, produce el cambio climático

Los investigadores midieron con técnicas analíticas el modo en que estos abonos, que duran más de dos años en la tierra tras su aplicación, evitaban la emisión de este gas efecto invernadero a la atmósfera. Además, estas enmiendas orgánicas contenían otros nutrientes como nitrógeno, fósforo y potasio, que favorecían al olivo y su producción.

“Con estos biofertilizantes, contribuimos a la lucha contra el cambio climático, aportamos alternativas baratas y sostenibles a los abonos tradicionales, que suelen ser más contaminantes. Además, favorecemos el crecimiento de nueva vegetación de cubierta en suelos semiáridos, que no reciben agua de riego”, explicó a la Fundación Descubre la investigadora Engracia Madejón.

El CO2 es un gas efecto invernadero perjudicial para la atmósfera. Sin embargo, el cultivo del olivo de secano (que solo se riegan de forma natural con la lluvia) capta esta emisión a través de masa arbórea y la cubierta vegetal que rodea los olivos.

Los biofertilizantes aportan la materia orgánica y los minerales de los que se alimentan los microorganismos beneficiosos que habitan en el suelo, en contacto con las raíces. Asimismo, estas aportan los nutrientes que la planta necesita para vivir y la protegen de agentes patógenos.

Materia orgánica

En el artículo Soil management and compost amendment are the main drivers of carbon sequestration in rainfed olive trees agroecosystems: An evaluation of chemical and biological markers, publicado en Catena, los científicos explican que midieron con técnicas analíticas la retención de carbono del suelo del olivar durante tres años.

En concreto, detallan que el ensayo de campo se realizó en olivar de secano sin pendiente en u suelo pobre en materia orgánica. Para comprobar la efectividad de los biofertilizantes, primero los aplicaron en el suelo de las parcelas. Luego, emplearon herramientas analíticas, como la resonancia magnética nuclear, para monitorizar cómo evolucionaba la composición química de las enmiendas orgánicas y del suelo. De este modo, "escanearon la tierra" para evaluar los niveles de carbono retenidos en el suelo.

En paralelo, utilizaron técnicas químicas para identificar y cuantificar las poblaciones de microorganismos que transformaban el carbono en nutrientes para las plantas. Así, midieron cuanto carbono consumían y los efectos beneficiosos de las mismas en las cubiertas de vegetales.

De este modo, comprobaron que que el biofertilizante a base de alperujo igualaba los efectos de los abonos convencionales, pero era menos contaminante. A diferencia de éste, la enmienda orgánica elaborada con lodos residuales y restos de poda de parques y jardines de Sevilla además favorecía las propiedades biológicas del suelo, dado que incrementaba la retención de carbono en un 50 por ciento y sus efectos se mantenían en el suelo entre 24 y 30 meses después de su aplicación.

Actualmente, los investigadores del grupo Uso Sostenible del Sistema Suelo-Planta (SoilPlant) se centran en el desarrollo de técnicas que permitan monitorizar cómo mejora la calidad del suelo de forma económica y sostenible. Además, analizan cómo los distintos tipos de olivar influyen en la emisión de gases efecto invernadero como el dióxido de carbono.

En el futuro, también estudiarán cómo añadir materia orgánica ‘a la carta’ para incrementar la fertilidad del suelo. “Queremos que el olivar superintensivo no sea sinónimo de olivar agresivo con el medio ambiente; sino de prácticas sostenibles para mantener el suelo sano”, añadió Engracia Madejón.

Este trabajo ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Asimismo, ha recibido apoyo de la beca para la Atracción del Talento de la Comunidad de Madrid y de la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 13.9.22
Siente el peregrino, que aún no lo es, que es invisible, que nadie sigue sus huellas, que sus palabras se desvanecen nada más salir de sus labios, que sus dedos perdieron la capacidad de acariciar, que el peso de la vida terminó con su resistencia a arrodillarse. Siente que de nada sirvieron sus desvelos, sus esfuerzos, sus apuestas, sus ideas, su compromiso, y que como la arena de un reloj, se perdieron esparcidos por el viento, por el tiempo que le regalaron y no supo aprovechar.


Siente el peregrino, en lo más hondo de su ser, que debe salir al camino, que en la senda encontrará nuevas respuestas, retos que superar, sorpresas inesperadas, incluso las preguntas que nunca llegó hacerse. Siente como una vela, se enciende en su interior con la promesa de rescatarlo del largo invierno, de guiarlo en la oscuridad de la cueva donde se escondió, de enseñarle que la luz es la esperanza.

Siente el peregrino que, debe proteger la débil llama, de la huracanada razón que lo arrolla todo a su paso, mostrándoles las piedras en las que tropezará, el dolor de su rodilla, la inutilidad de las arcaicas y alienantes creencias, costumbres, rutinas, a las que se agarran los derrotados, los débiles, los insensatos, los crédulos, los incapaces.

Siente el peregrino que por una vez en su vida, debe dejar de pensar, deshacerse de su pesada carga, de su orgullo, de su soberbia, de sus prejuicios, de la seguridad de lo aprendido. Siente que debe dejarse llevar por aquello que siempre rechazó, por lo intangible, por lo inmaterial, por aquello que los hombres no saben explicar, por la fe.

Siente el peregrino cuando comienza a caminar, que lo más difícil ya lo hizo, tomar la determinación de salir a la senda, dar el primer paso, confiar en lo que vendrá, saltar al vacío sin saber lo que ocurrirá. Siente una emoción que nunca imaginó y sonríe nervioso, asustado, prudente, ilusionado.

Camina como vive, solo, con el puño apretado, tensó, con la mirada en sus pasos, con la cabeza escondida entre los hombros, la espalda arqueada, concentrado en sus dolores, sus cicatrices, las heridas provocadas en caídas en las que no supo, ni terminó, de levantarse. Siente la punzada de la duda, del “ya lo sabía”, del “debí imaginarlo”, del “por qué iba a ser diferente”, del “qué hago aquí”.

Pero una mano se ofrece a acompañarlo, rompe ese convencimiento de invisibilidad, y tras la sorpresa, tras el asombro, tras la extrañeza, resiste al que fue, al que lo empujó a buscar el vellocino de oro, al que emponzoñó su pensamiento, al que le recordó siempre sus limitaciones.

Sigue caminando, reforzado por ese auxilio inesperado, generoso, desinteresado, liberador, y se descubre sonriendo, con la mirada alegre, y la expectación puesta en el sendero, siguiendo una luz que solo intuye, y que sin poder verla, sabe que lo está guiando, esperando para acogerle, abrazarlo, reconstruirlo.

Siente el peregrino como se despiertan sus sentidos, como la llama crece, como se va volviendo liviano al desprenderse de cargas innecesarias, mientras le ofrecen agua para calmar su sed, aliento para las dificultosas subidas, compañía en las largas travesías, sombra, cobijo, abrigo, bastón.

Siente el peregrino el pulso acelerado, la emoción, la impaciencia, los nervios de la llegada, pero, tras lo aprendido en el camino, siente que debe concentrarse, saborear, vivir, disfrutar cada paso, que el camino se hace al andar, paso a paso, golpe a golpe, verso a verso. Y la canción del poeta, le relaja, lo prepara, lo conduce hasta la entrada a la Iglesia, que cruza en silencio, humilde, nuevo, agradecido.

Siente el peregrino, al mirar a la Cruz, al azul, a la Luz, la paz que nunca tuvo, la serenidad que le faltó, la seguridad de no estar solo. Comprende su corona, sus clavos, la sangre derramada, y siente su tierna mirada en sus ojos, el poder de su abrazo, y un susurro que le dice “te estábamos esperando, bienvenido”.

Siente el peregrino que está en casa, y se siente ascender como un globo de colores, sin rumbo, ni destino, en manos del azar, al que ya no le tiene miedo. Siente el olor de la pólvora, el humo que lo nubla, las detonaciones que lo estremecen y que rompen las últimas resistencias, diques, fronteras para que fluya la luz.

Siente las vibraciones de las palabras cantadas, de las manos alzadas, de las lágrimas contenidas, y se descubre celebrando la vida, rendido ante la Cruz y lanzando al viento su clamor: ¡Viva el Cristo de la Luz!

MOI PALMERO
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

AYUNTAMIENTO DE MONTILLA - CAMPAÑA NAVIDAD 2022

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTALBÁN DIGITAL


UNICEF

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos