:::: MENU ::::
  • 18.10.18
FACUA-Consumidores en Acción ha valorado hoy positivamente el cambio de criterio del Tribunal Supremo (TS) con respecto a quién debe pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) de los préstamos hipotecarios. Si hasta ahora el Alto Tribunal mantenía que debía correr a cuenta del consumidor, ahora rectifica y dictamina que debe ser la entidad prestamista, los bancos, los que se hagan cargo de pagar dicho impuesto.



En una sentencia de 16 de octubre, de la que ha sido ponente el magistrado Jesús Cudero, la Sala Tercera del Tribunal Supremo (Sección Segunda) modifica su jurisprudencia anterior e, interpretando el texto refundido de la ley del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados y su reglamento, concluye que no es el prestatario el sujeto pasivo de este último impuesto en las escrituras notariales de préstamo con garantía hipotecaria (como aquella jurisprudencia sostenía) sino la entidad que presta la suma correspondiente.

La asociación considera una "excelente noticia" esta rectificación del Supremo, que debe cambiar el sentido de las miles de sentencias que van a dictarse en los próximos años. FACUA, por tanto, insta a la banca a que "actúe con responsabilidad" y proceda a reembolsar a los usuarios las cantidades que tuvieron que pagar por el IAJD junto con los intereses devengados.

En este sentido, la asociación espera que el Gobierno y las autoridades de consumo de las comunidades autónomas emprendan las actuaciones que les competen para supervisar las actuaciones del sector bancario en este sentido y sancionar a los bancos que se nieguen a cumplir la ley.

El TS, en su cambio de criterio, tiene en cuenta que el negocio inscribible es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y la ulterior inscripción de aquellos negocios es el prestamista, que solo mediante dicha inscripción podrá ejercitar la acción ejecutiva y privilegiada que deriva la hipoteca.

La sentencia anula un artículo del reglamento del impuesto, que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto, por ser contrario a la ley. En concreto, se trata del artículo 68.2 de dicho reglamento, aprobado por Real Decreto 828/1995, de 25 de mayo.

FACUA tiene abiertos cientos de procedimientos judiciales en representación de sus socios en los que se reclama tanto la devolución de las cantidades cobradas fraudulentamente por la cláusula suelo como los gastos que correspondía abonar a las entidades bancarias y no a los usuarios en relación a la formalización de las hipotecas. Los usuarios pueden informarse a través de esta página web.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 18.10.18
La Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés, que preside el montalbeño Miguel del Pino, ha presentado esta semana al jurado de su segundo Concurso Nacional Amateur de Salmorejo Cordobés que se celebrará el próximo 27 de octubre. La especialista en Historia de la Alimentación y miembro de la Real Academia de Gastronomía, Almudena Villegas Becerril, presidirá el jurado de esta edición del certamen.



Tras cerrar el plazo de inscripción el pasado sábado, el II Concurso Nacional Amateur de Salmorejo Cordobés contará con la participación de un centenar de aficionados a la cocina; un aumento de la participación que, como señaló la propia cofradía, será especialmente evidente en la modalidad de majado (elaboración tradicional), donde el número de participantes se ha incrementado en más de un 50 por ciento.

Junto a Villegas Becerril, el jurado  contará con la participación del catedrático Rafael Jordano Salinas, director de la Cátedra de Gastronomía de Andalucía; Rafael Moreno Rojas, catedrático de la de Bromatología y Tecnología de los Alimentos; José María Penco Valenzuela, director técnico de la Asociación Española de Municipios del Olivo; Matías Vega Ortiz, chef y vicepresidente de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Córdoba; Juan José Ruiz Álvarez, chef de La Salmoreteca; Celia Jiménez Caballero, chef y presidenta de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Córdoba; y Alejandro Ibáñez Castro, arqueogastrónomo y miembro fundador de la Cofradía del Salmorejo Cordobés.

Además, esta edición del certamen contará con el amadrinamiento de Magdalena Entrenas, presidenta ejecutiva del Córdoba C.F. femenino, y las jugadoras del equipo deportivo. Por ello, en su papel de madrinas del salmorejo cordobés, las deportistas disfrutaron de un taller con el chef y cofrade Matías Vega sobre cómo se elabora el salmorejo cordobés por medio de la técnica tradicional del majado.

La presentación del jurado del Concurso Nacional Amateur de Salmorejo Cordobés contó, asimismo, con la presencia de Javier Piedra, director gerente de Supermercados Piedra y patrocinador del concurso, quien hizo hincapié en la apuesta y el compromiso que la firma tienen con el salmorejo cordobés como plato típicamente de Córdoba.

Diez años de historia

Asimismo, la Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés presentó el cartel conmemorativo del décimo aniversario de la creación de esta asociación gastronómica con el objetivo de dar a conocer las posibilidades culinarias del salmorejo y también una visión antropológica, histórica y nutricional de este plato cordobés.

Diez años de "intenso trabajo" que, además, el artista afincado en Córdoba, Luis Celorio, quiso reconocer con la donación de un cuadro en el que se recogen los cinco ingredientes básicos del salmorejo –pan, tomate, aceite, ajo y sal–, y que presidirá los actos conmemorativos de este décimo aniversario.

"Luis Celorio ha sabido ilustrar en esta composición de manera magistral, el concepto de nuestro rico patrimonio gastronómico, nuestras tradiciones, nuestra historia y cultura", apuntó el presidente de la cofradía, Miguel del Pino Nieto, quien señaló que el siguiente reto de la asociación gastronómica es impulsar que el plato emblema de Córdoba sea declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco "por su arraigo cultural y su reconocimiento nacional e internacionalmente".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 17.10.18
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado esta semana en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la orden por la que se aprueba el formulario para la inscripción en el Registro de Titularidad Compartida de Explotaciones Agrarias de Andalucía. Con este procedimiento, la Junta simplifica y agiliza los trámites para aquellas mujeres que quieran darse de alta en este nuevo registro, ya que solo tendrán que presentar una declaración responsable.



Este tipo de declaración implica que la solicitante asume la responsabilidad de todos los datos declarados y se compromete a poner a disposición de la Administración la documentación acreditativa, con lo que se consigue una importante disminución de la carga burocrática, ya que no se requiere aportar previamente esta documentación.

La finalidad del Registro de Titularidad Compartida, que nace incluido en el Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (Reafa), es contribuir a alcanzar la verdadera equiparación de las mujeres y los hombres en la explotación agraria.

En este sentido, impulsará el reconocimiento jurídico y de los derechos laborales de muchas mujeres que, al figurar como ‘ayuda familiar’ en las explotaciones de sus cónyuges, realizan su trabajo como una extensión de labores domésticas. La titularidad compartida elimina esta discriminación al considerar la explotación como una unidad económica donde la aportación de cada persona que la conforma tiene igual valor.

De igual modo, facilita un trato preferente en las ayudas y en las actividades de formación y asesoramiento promovidas por las administraciones, así como en la consideración de estas explotaciones como prioritarias. Entre otras ventajas, las personas titulares pueden beneficiarse de un descuento del 30 por ciento en las cuotas de la Seguridad Social, el reparto al 50 por ciento tanto de los rendimientos como de las ayudas agrarias y el acceso a pensiones contributivas por la cotización a la Seguridad Social.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 17.10.18
Pedro García Agudo, conocido por su trabajo en programas de televisión como Hermano Mayor, ofreció ayer una conferencia sobre prevención de las adicciones para más de 600 estudiantes de los institutos de la comarca. La iniciativa, impulsada por la Asociación Montillana de Ayuda, Reeducación y Esperanza (Amdaré), sirvió para poner sobre la mesa las principales conductas de riesgo entre los jóvenes.



A partir de su propia experiencia personal, García Aguado –que fue jugador de waterpolo y ahora es mediador– quiso aprovechar su popularidad para lanzar un mensaje de alerta para aquellos jóvenes que se enfrentan a un posible problema de adicción.

"Yo siempre cuento mi historia, marcada por los éxitos y por los fracasos, y por eso la idea de esta conferencia es dar a conocer qué me ocurrió a mí y no tanto decirles qué deben hacer, para advertirles de estos riesgos", apuntó el mediador, quien explicó que, durante la adolescencia, tres de cada diez jóvenes se encuentran "coqueteando con las drogas".

En este sentido, Aguado aseguró que el "éxito social" de programas como Hermano Mayor ha permitido que muchas familias, al ver esa realidad reflejada en la pequeña pantalla, "se atrevan a buscar ayuda para reconducir el comportamiento tiránico de sus hijos y que muchos jóvenes hayan decidido cambiar su comportamiento".

Asimismo, junto a la conferencia desarrollada con más de 600 estudiantes, García Aguado y el orientador y asesor familiar Francisco Castaño Mena impartieron por la tarde una ponencia sobre la importancia de la educación en valores para la prevención de conductas de riesgo entre los jóvenes.



De este modo, Aprender a educar, un proyecto nacido de la experiencia acumulada durante el desarrollo del programa Hermano mayor, permitió analizar los efectos de ciertos modelos educativos. "Detectamos que ciertas conductas, como ser demasiado sobreprotector, permisivos, no poner límites o ser colegas en vez de padres, favorece el comportamiento tiránico, y es detectable desde los dos o tres años, cuando no aceptan un no por respuesta", aseguró el exjugador de waterpolo.

Las normas y límites que se aplican a los menores y el papel de los diferentes componentes de la familia, junto con los valores de la educación, fueron algunos de los aspectos tratados durante toda la jornada de ayer en un programa que, como señaló García Aguado, pretende hacer frente "a la dejación de responsabilidades que muchas familias hacen de la labor educativa de los hijos". "No se puede esperar que los colegios sean los que eduquen en valores, porque están para formar en contenidos", subrayó.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 17.10.18
El marco Montilla-Moriles ha dado por finalizada la vendimia 2018 con un aforo final de 44 millones de kilos de uva blanca, una producción que representa un incremento del 30 por ciento con respecto a la cosecha registrada el pasado año. Así lo dio a conocer ayer la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja-Córdoba), que destacó que la calidad del fruto recolectado durante esta campaña ha sido "excelente" pese a las inclemencias meteorológicas que se han dejado notar en la comarca vitivinícola.



En los últimos tiempos, la campaña más productiva fue la del 2003, con 86,1 millones de kilos de uva, una cosecha que permitió elaborar 14,5 millones de litros de vino, de los que 1,5 millones correspondieron a la variedad Pedro Ximénez y 507.000 litros a vinos jóvenes. Desde entonces, el aforo hecho público por el Consejo Regulador sitúa en 2012 la peor cosecha de la última década, cuando cooperativas y bodegas apenas molturaron 27,6 millones de kilos.

Como viene siendo habitual en los últimos años, la recolección mecánica de las primeras variedades de uva blanca, ideales para la elaboración de vinos jóvenes sin crianza, volvió a marcar el pasado 8 de agosto el inicio de la vendimia en Montilla-Moriles, la más temprana de la Europa continental. El pasado año, la vendimia arrancó el 19 de julio, con dos semanas de adelanto con respecto al inicio de la recolección del 2016, que comenzó el 3 de agosto.

“Este año empezamos en las fechas habituales, aunque tal vez con dos o tres días de retraso”, reconoció el presidente de la Sectorial de Viña de Asaja-Córdoba, Juan Manuel Centella, uno de los promotores de la recolección mecanizada, una modalidad de trabajo que ha cumplido catorce años en la zona Montilla-Moriles y que permite cosechar una gran cantidad de fruto a salvo de las elevadas temperaturas que se registran en la Campiña Sur cordobesa en las horas centrales de la mañana.

En esta campaña, la tardía maduración de la uva tras una primavera muy lluviosa y un mes de julio anormalmente fresco propiciaron que la recolección de la uva se desarrollara, como es tradicional en el marco Montilla-Moriles, entre los meses de agosto y septiembre. Ello ha posibilitado también incrementar en un 30 por ciento la cantidad de fruto recolectado.

En lo que respecta a las variedades de uva tinta, la producción ha sido este año "similar a la campaña anterior", en torno a los 3,5 millones de kilos de uva, una cantidad que Asaja-Córdoba calificó ayer de "baja" debido fundamentalmente al arranque de estas variedades en la zona.

Sobre los precios a los que se ha pagado el kilo de uva, Asaja-Córdoba detalló ayer que las bodegas han liquidado en torno a 0,42 euros el kilo de fruto, toda vez que las cooperativas pagaron por la uva de la campaña anterior unos 0,63 euros.

Un sector emblemático

El marco Montilla-Moriles cuenta en la actualidad con algo más de 2.000 viticultores inscritos y con una superficie de viñedo que alcanza las 4.890 hectáreas inscritas en la Denominación de Origen Protegida (DOP), un tercio de ellas ubicadas en la Zona de Calidad Superior. A finales de la década de los setenta, Montilla-Moriles llegó a tener casi 20.000 hectáreas de viñedo y tras el importante arranque de cepas que tuvo lugar en los años ochenta y noventa, la superficie se ha estabilizado prácticamente en la última década.

En la actualidad, la DOP Montilla-Moriles engloba 18 municipios. De este modo, las localidades que conforman la Zona de Producción son Montilla, Moriles, Doña Mencía, Montalbán, Monturque, Nueva Carteya y Puente Genil, así como parte de los términos municipales de Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Castro del Río, Espejo, Fernán-Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor y Santaella. La Zona de Crianza se completa, además, con el núcleo urbano de Córdoba capital.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos