:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
  • 23.6.21
Las once bodegas y lagares de Montilla-Moriles que decidieron unir sus esfuerzos la pasada primavera con el objetivo de poner en valor la riqueza de los vinos en rama se reunirán el próximo lunes en el Real Círculo de la Amistad de Córdoba para celebrar, junto a la cooperativa Nuestra Señora de la Aurora, unas jornadas que contemplan degustaciones de vino y catas dirigidas.


Tras su presentación en sociedad el pasado mes de abril y la puesta en marcha del portal VinoenRama.es, los integrantes de esta iniciativa han decidido "dar un paso más" con la celebración de unas jornadas que se celebrarán el próximo lunes en el Real Círculo de la Amistad de Córdoba a partir del mediodía.

El acceso al evento es gratuito, aunque requiere realizar una inscripción previa a través de este enlace y se podrá disfrutar, a lo largo de toda una jornada, de diversas catas a cargo de Lagar de Casablanca, Bodegas Doblas, Lagar de Los Frailes, Bodegas Maíllo, Bodegas El Monte, Lagar La Primilla, Lagar Los Raigones, Bodegas Robles, Bodegas San Pablo, Toro Albalá y Cooperativa La Aurora.

De esta forma, los impulsores de este proyecto compartido buscan "reivindicar el trabajo de todo el sector del vino en el marco Montilla-Moriles, a la vez que se difunde la cultura del vino y se fomenta el consumo de estas joyas enológicas en la hostelería, el hogar y los encuentros sociales".

"Con este evento, los organizadores también quieren rendir tributo y agradecer a los cordobeses su apego a nuestras tradiciones y a nuestros vinos, porque nuestra capital es el principal mercado y centro natural de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles", destacan desde la organización.


Los vinos en rama de Moriles y Montilla son vinos que no han sufrido los procesos de clarificación y estabilización habituales, por lo que ofrecen al consumidor todas sus características con mayor naturalidad. "Se trata de vinos directos de la tinaja o la bota a la copa, que despliegan sus aromas y sabores más íntegros y que muestran la verdadera personalidad de las uvas y la importancia de los suelos", recalcan los promotores de las jornadas, cuyo programa puede consultarse en este enlace.

“Querer conocer los vinos en rama de Córdoba es querer saber que nacen de las mejores tierras albarizas del marco Montilla-Moriles, como son las zonas de Calidad Superior de los Altos de Moriles y de la Sierra de Montilla”, apuntan desde la organización, para añadir que la actividad permitirá conocer "cómo se elaboran unos vinos únicos de alto prestigio desde antiguo pero demasiado desconocidos por muchos".

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 21.6.21
La suspensión de los aranceles que la Administración Trump impuso a algunos productos agroalimentarios españoles representa una «gran noticia» para el sector del vino. Así lo reconoció Rafael Córdoba, presidente del Grupo Pérez Barquero, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. «Pero sería mucho mejor su supresión definitiva», añadió el máximo responsable de la firma, que engloba a cuatro bodegas del marco vitivinícola cordobés.


Alcalde de Montilla entre 1975 y 1979 y licenciado en Derecho, Rafael Córdoba sigue atesorando a sus 80 años una capacidad prodigiosa para analizar la situación del sector del vino y las consecuencias que se derivarán del acuerdo adoptado este martes por la Unión Europea y Estados Unidos para extender durante cinco años la suspensión de los gravámenes que afectaban al aceite de oliva, al vino o a la aceituna de mesa.

«Los aranceles eran injustos, ya que se establecieron como una represalia derivada del conflicto entre Airbus y Boeing, con el que el vino no tenía absolutamente nada que ver», recordó Rafael Córdoba, quien hizo hincapié en que la aplicación de esta medida abanderada por el anterior inquilino de la Casa Blanca se había suspendido durante cuatro meses más, un plazo que vencía el próximo 11 de julio.

«Ahora han decidido prorrogar esta suspensión durante los próximos cinco años, aunque este lunes se suscribió una Declaración Común sobre la relación comercial del vino entre EEUU y la UE en la que se hace un llamamiento a la eliminación definitiva de todos los aranceles sobre el vino comercializado, que esperamos llegue a buen fin y se haga realidad, ya que permitiría la liberalización total en la que deben moverse los mercados», apuntó el bodeguero.

En cualquier caso, los aranceles que el Gobierno de EEUU impuso al vino español han tenido un impacto desigual en la zona Montilla-Moriles. «En nuestro caso no han tenido una repercusión económica digna de significar, ya que su gravamen –que era muy alto, del 25 por ciento– solo afectaba a los vinos tranquilos, con una graduación igual o inferior a 14 grados», reconoció Rafael Córdoba, quien aclaró que el mayor volumen de exportaciones del Grupo Pérez Barquero en EEUU se corresponde con vinos generosos, con graduaciones alcohólicas superiores y, por tanto, al margen del temido arancel.

Con todo, la firma montillana ha sentido «de manera más directa» las consecuencias de la pandemia del coronavirus, especialmente en lo que respecta a la disminución de ventas en el canal Horeca, que se vio compensada con un aumento significativo en los canales de alimentación.


«Esta situación se ha producido, prácticamente igual, tanto en las ventas nacionales como en las de exportación y también ha supuesto la necesidad de tener que asumir muchos más riesgos comerciales, derivados de las dificultades económicas de algunos clientes, sin olvidar los incrementos de costes, consecuencia lógica del mantenimiento del 100 por cien de la plantilla de personal a pesar de tener una menor producción”, relató.

Pese a ello, Pérez Barquero «ha cerrado el año mucho mejor de lo que se esperaba», en palabras de su presidente. Por eso, Rafael Córdoba vincula la recuperación económica del sector del vino al avance de los procesos de vacunación.

«Tanto en el mercado nacional como en la mayoría de los mercados de exportación, el incremento de las ventas es notorio, aunque nos continúan preocupando seriamente aquellos otros mercados en los que existen grandes dificultades para la vacunación, como África o Latinoamérica, o aquellos otros donde se adoptan fuertes restricciones al menor síntoma de contagio, como ocurre con muchos países de Asia», apuntó.

Sea como fuere, el grupo de empresas que pilota Rafael Córdoba ha explorado en el último año nuevas vías para acercar sus vinos al consumidor final, lo que les permite afrontar el futuro «con esperanza e ilusión».

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 13.6.21
El alhorí del castillo de El Gran Capitán, en Montilla, acogió ayer el Concurso Internacional de Vinos Ecológicos (EcoRacimo 2021) que, en su vigésimo segunda edición, contó con la participación de más de doscientas muestras de once comunidades autónomas, incluyendo por vez primera categorías para vinagres ecológicos y bebidas aromatizadas.


El Premio Especial Diputación de Córdoba, máximo galardón del certamen, fue para los vinos Adaro, de Bodegas Pradorey (Burgos); Gualicho, de Bodegas Piedras Blancas (Granada); Finca Sobreño Ecológico, de Bodegas Sobreño (Zamora); y Chanza envejecido, de Forestal del Andévalo (Huelva). Por su parte, en la categoría de vinagres, la máxima puntuación la obtuvo la Reducción de vinagre al Pedro Ximénez de la firma cordobesa Luque Ecológico.

"Estamos muy satisfechos porque, a pesar de que la pasada edición se celebró hace solo unos meses al verse retrasada por la pandemia, en esta ocasión no solo han participado las mismas bodegas, sino que se ha superado el número de muestras", destacó la enóloga y directora técnica del concurso, Rocío Márquez, quien puso de relieve que EcoRacimo no solo se ha convertido en un certamen con el que se pretende fomentar, promocionar y comercializar los vinos ecológicos, sino "una muestra del crecimiento exponencial de la calidad y de los productores ecológicos".

Por ello, en su apuesta por seguir potenciando el sector del vino ecológico, desde EcoRacimo abogan por una "actividad constante a lo largo del año", con la puesta en marcha de iniciativas como catas con universidades, colaboraciones y convenios para fomentar la formación en ecológico, además de otras propuestas de promoción.


"Queremos que EcoRacimo no sea solo un día al año, que es muy importante, ya que ofrece un diagrama de catas para todos los participantes y así pueden conocer cómo van sus vinos, pero el objetivo es estar presente todo el año para que nuevos productores vean lo interesante que es participar en este certamen", explicó su directora técnica.

Por su parte, el secretario general de Ecovalia, Diego Granado, destacó que esta edición de EcoRacimo “viene a celebrarse en un año importante, después de un periodo complicado, cuando el sector del vino resurge con fuerza, incrementándose el número de muestras e incorporando nuevas categorías, lo cual refleja el espíritu y las ganas que tiene el sector ecológico de seguir creciendo en un momento en el que está llamado a ser protagonista del escenario agroalimentario”.

Por otro lado, Rafael Llamas, alcalde de Montilla, destacó que EcoRacimo es un concurso “vivo y es un concurso que tiene una vocación de permanecer, no solo en el día en el que se desarrolla la cata, sino también de tener una programación durante todo el año”. "La capacidad de mejora del sector ecológico es amplísima y, por tanto, es necesario un concurso así para mejorar la agricultura ecológica y promocionar su posición entre el consumidor", subrayó el primer edil montillano.


En cuanto a las muestras remitidas, procedieron de bodegas de once Comunidades Autónomas: Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Andalucía, País Vasco, Islas Baleares, La Rioja, Cataluña, Región de Murcia, Navarra y Canarias.

A lo largo de estos años, EcoRacimo se ha consolidado como referente de los concursos de vinos ecológicos, con el objetivo último de poner en valor la calidad y el prestigio de los productos ecológicos, además de mantener y activar la producción de vinos de uva procedente de agricultura ecológica, apostando por el desarrollo de este sector y sirviendo de apoyo para la promoción y reconocimiento por parte del consumidor.

Este concurso internacional cuenta con la colaboración de SOW (Spanish Organic Wines), de la Asociación de Amigos Amantes del Vino y Vinagre (Vinavin), de la revista Sobremesa, de la Cátedra de Gastronomía de Andalucía de la Universidad de Córdoba y del Grupo Macho.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 10.6.21
El Castillo del Gran Capitán de Montilla acogerá este sábado, 12 de junio, la XXII edición del Concurso Internacional de Vinos Ecológicos (EcoRacimo), galardones organizados por la Diputación de Córdoba, Ecovalia y el Ayuntamiento montillano y que contará con la participación de más de 200 muestras que optarán a alzarse con el reconocimiento a mejor vino ecológico 2021.


En relación a esta iniciativa, el delegado de Agricultura de la institución provincial, Francisco Ángel Sánchez, señaló que estos premios se marcan como objetivo el fomento, la promoción y la comercialización de los vinos ecológicos. "En esta edición se introducen como novedad las bebidas aromatizadas y los vinagres, dos nuevas categorías que vienen a completar estos premios que cuentan con la dirección técnica de la enóloga Rocío Márquez”, destacó.

Asimismo, Sánchez indicó que en esta ocasión se han superado las expectativas marcadas ya que se han recibido un total de 202 muestras procedentes de 11 comunidades autónomas, siendo estas Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Castilla y León, País Vasco, Baleares, La Rioja, Cataluña, Murcia, Navarra y Canarias.

El responsable de Agricultura de la Diputación de Córdoba hizo referencia a que “el apoyo de la institución provincial a estos premios es un ejemplo más de nuestro compromiso con el sector agroalimentario de la provincia, fundamental en el desarrollo social y económico de nuestros pueblos; además de evidenciar nuestra apuesta por el segmento ecológico”.

EcoRacimo 2021 otorgará el reconocimiento Ecoracimo Gran Oro, a los vinos que obtengan entre 100 y 93 puntos; Ecoracimo de Oro, entre 92 y 88 puntos, y Ecoracimo de Plata, entre 87 y 83 puntos. Por su parte, el secretario de Ecovalia, Diego Granado, puso de manifiesto la importancia del aumento de participación en el concurso porque “es una señal que indica que estamos en el mejor momento de la producción ecológica”. "Son ya 22 las ediciones que celebramos de EcoRacimo, un concurso que ya está consolidado en el calendario ecológico y que reúne a los mejores vinos del panorama nacional”, subrayó.

A lo largo de estos años, EcoRacimo se ha consolidado como referente de los concursos de vinos ecológicos, cuyo objetivo último es el de poner en valor la calidad y el prestigio de los productos ecológicos, además de mantener y activar la producción de vinos de uva procedente de agricultura ecológica, apostando por el desarrollo de este sector y sirviendo de apoyo para la promoción y reconocimiento por parte del consumidor.

Este concurso internacional cuenta con la colaboración de SOW (Spanish Organic Wines); Vinavin, la Asociación de Amigos Amantes del Vino y Vinagre, la revista Sobremesa, la Cátedra de Gastronomía de Andalucía de la Universidad de Córdoba y el Grupo Macho.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ (ARCHIVO)
  • 27.5.21
El Consorcio "Ruta del Vino Montilla-Moriles", una entidad creada hace más de una década con el objetivo de dinamizar el enoturismo en la provincia de Córdoba, ha iniciado el proceso de disolución por su "falta de operatividad" que, sin embargo, no afectará a la continuidad de la propia ruta. El acuerdo, alcanzado el pasado mes de enero, debe ser ratificado por los plenos municipales de los nueve municipios que conforman el ente, un paso que ayer se hizo efectivo por parte del Ayuntamiento de Lucena.


El Consorcio "Ruta del Vino Montilla-Moriles" –integrado por los ayuntamientos de Aguilar de la Frontera, Córdoba, Fernán Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor, Moriles, Montilla y Puente Genil, y la Asociación para la Promoción del Turismo del Vino (Avintur)– ha tenido por objetivos la promoción del desarrollo económico y social del marco territorial de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, a través de la puesta en valor y el uso turístico de recursos, junto con el diseño de políticas y estrategias de promoción y comercialización o la creación de nuevos productos basados en la explotación innovadora de recursos.

La puesta en marcha del Consorcio "Ruta del Vino Montilla-Moriles" favoreció el acceso a diferentes fuentes de financiación, especialmente de fondos europeos que, a lo largo de esta década de actividad, han propiciado el desarrollo de diferentes iniciativas, como la creación del Centro de Arte Contemporáneo y Vino (Envidarte) de Montilla.

"Esta figura, que desde su creación nos permitió acceder a diferentes fondos europeos, ha dejado de tener sentido actualmente, ya que no responde a la forma jurídica que se exige para este tipo de ayudas, por eso se ha iniciado su disolución", explicó a Andalucía Digital el presidente de la entidad, Manuel Carmona, teniente de alcalde de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Montilla.

Por ello, a lo largo de los próximos meses se prevé que los diferentes ayuntamientos que conforman el Consorcio ratifiquen el acuerdo de disolución de una entidad que, como recordó Carmona, "no afectará al funcionamiento de la propia Ruta del Vino Montillla-Moriles".

"Se trata de dos entidades diferentes y, de hecho, en el Consorcio no participan muchos de los 17 municipios implicados en la Ruta", añadió el edil montillano, quien aseguró que la Ruta del Vino "seguirá promocionando, por supuesto, el enoturismo en nuestra provincia".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 25.5.21
Proteger los viñedos del marco Montilla-Moriles antes de las inminentes lluvias que ha avanzado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para las jornadas de este jueves y del próximo domingo. Esa es la recomendación que ha lanzado el Aula de Viticultura del Consejo Regulador para tratar de prevenir la dispersión del mildiu, un hongo parásito, originario de América, que puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de las vides si el clima le favorece.


"Se han observado manchas de mildiu en todas las zonas de la DOP Montilla-Moriles", reconoció Ángela Portero, responsable del Aula de Viticultura, quien defendió la necesidad de que "todas las viñas estén protegidas en los días de precipitaciones", de ahí que haya animado a los viticultores del marco a "estar atentos por si se cumple la previsión de lluvia y, en ese caso, aplicar tratamientos con anterioridad".

En efecto, una vez se ha verificado la infección por mildiu, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador suele dar la voz de alarma a través del boletín que edita semanalmente la Agrupación para el Tratamiento Integrado en Agricultura (Atria) y, en caso necesario –porque se prevean lluvias inminentes o porque el mildiu esté muy extendido– los viticultores pueden empezar a aplicar los tratamientos correspondientes, a base de productos penetrantes y sistémicos que actúan, incluso, cuando la enfermedad se ha hecho presente en la planta.

De esta forma, a los viñedos afectados se les pueden aplicar tratamientos a base de cobre que, además de ofrecer buenos resultados, tienen un coste relativamente bajo. No obstante, si la infección es mayor, es recomendable acudir a productos sistémicos, con lo que el tratamiento se encarece considerablemente.

En los últimos años, y gracias a la constante labor del Aula de Viticultura del Consejo Regulador y al aliciente que representan para los viticultores de la zona los premios en metálico de los que está dotado el Concurso “Pedro Cabezuelo”, el mildiu solo afecta un porcentaje relativamente bajo de los viñedos de la DOP Montilla-Moriles.

Tal y como ha vuelto a ocurrir este año, los agricultores de Montemayor son, por lo general, los primeros en dar la alerta de la presencia de esta epidemia vegetal, al contar con viñedos en terrenos arenosos, donde la brotación se produce de manera más temprana.

Una vez que se detecta la primera mancha, se debe evitar arrancar la hoja afectada de la cepa, alertando de inmediato al Departamento de Salud Vegetal de la Delegación de Agricultura de Córdoba, a través de los teléfonos 957 001 002, 957 001 666 y 957 001 654, o bien a través de esta dirección de correo electrónico.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 23.5.21
Promover el turismo en Córdoba capital y la provincia desde un punto de vista sostenible. Ese es el objetivo marcado dentro del nuevo marco de colaboración que varias empresas de la provincia, entre ellas Bodegas Robles y Finca Buytrón, han puesto en marcha con la finalidad de favorecer que el visitante pueda conocer los rincones más emblemáticos de Córdoba y, al mismo tiempo, descubrir la riqueza de su gastronomía a través de algunos de los productos ecológicos más señeros que en ella se producen.


La Asociación de Amigos Amantes del Vino y Vinagre (Vinavin), Bodegas Robles, Aceite Arbonaiday Córdoba, Eco Experience y Finca Buytrón son las empresas que han unido sus esfuerzos con el objetivo de promover los productos ecológicos de la provincia de Córdoba.

"Es una iniciativa que busca atraer a un nuevo perfil de turista, de aquellos que apuestan por conocer Córdoba desde la sostenibilidad, desde el medio de transporte para hacerlo hasta los alimentos que consumen", explicó a Andalucía Digital el gerente de Bodegas Robles de Montilla, Francisco Robles.

Para ello, la empresa turística Eco Experience se encargará de dar a conocer los rincones más emblemáticos de la ciudad de Córdoba a bordo de sus 'tuk-tuk' y descubrir los productos ecológicos de la provincia mediante sus rutas gastronómicas en algunas de las tabernas de mayor tradición de la capital, como son Casa Pepe Salinas, Café Séneca, Bar Santos, Moriles Ribera y La Cazuela de la Espartería, donde se desarrollarán diferentes catas y degustaciones.

Además, la participación del alojamiento rural montillano Finca Buytrón, junto a Bodegas Robles –primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado– "abre la posibilidad a ampliar las propuestas más allá de la capital". "El objetivo es trabajar en esa línea en el futuro porque, sin duda, los vinos de Montilla-Moriles, sus viñedos y todo su entorno es un gran atractivo turístico y con mucho peso dentro de esta apuesta por la sostenibilidad", aseveró Robles.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


  • 13.5.21
La firma Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, vuelve a encender los motores de su proyecto Arte Reunido con el objetivo de hacer de su viñedo y bodega un espacio donde dar respaldo a cualquier propuesta artísticas. De esta forma, el próximo sábado, 15 de mayo, tendrá lugar una cata musical junto a la productora Imprevisible Film y la gestora enoturística Winable.


Esta apuesta por la cultura que comenzó a fraguarse en el año 2006, da un paso más en su desarrollo con la suma de nuevos artistas y gestores que "permitirá avanzar en esta unión entre Bodegas Robles y la cultura". Una propuesta singular –cuyas entradas pueden adquirirse en este enlace– que permitirá disfrutar a cerca de medio centenar de personas de un entorno único como es el viñedo ecológico de esta firma montillana.

"La iniciativa Sigue tu cepa nos permitió crear un importante círculo de artistas de todas las facetas. De esa relación han surgido propuestas como Aromas y Acordes junto a Vargas Blues Band, o la proyección de cortos en nuestras bodegas en el marco del Soma Film Festival. Ahora se suman nuevos colaboradores para avanzar con nuevos proyectos", indicó Francisco Robles, gerente de Bodegas Robles.

La cita, que dará comienzo a las 20.00 de la tarde en el viñedo de Bodegas Robles, permitirá disfrutar de una actuación musical en directo con Carlos Castro y Dany Ruz –colaborador de Andalucía Digital–, que se adaptará a las sensaciones que despiertan cada uno de los cinco vinos seleccionados –Caprichoso Dulce, Piedra Luenga Fino, Piedra Luenga Amontillado, Piedra Luenga Pedro Ximénez, y Vermut VRMT "Paco Morales"–.

Una cata para disfrutar con todos los sentidos que pondrá de relieve el talento montillano pues, en esta ocasión, Robles trabajará conjuntamente con la productora de Dany Ruz, Imprevisible Films, y del experto en enoturismo, José Luis Baños, gerente de Winable.

"De alguna forma esta iniciativa nos va a permitir reunir y recuperar el talento que existe en Montilla de la mano del creador Dany Ruz, pero también de José Luis como experto en experiencias de turismo enológico, por lo que no dudamos que esta será una primera experiencia que vendrá acompañada de muchas otras", apuntó Robles.

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 10.5.21
La personalidad propia que caracteriza los vinos elaborados por la Bodega Lagar de Los Frailes, una firma familiar ubicada en Moriles Altos, zona privilegiada por la calidad de sus suelos albarizos, ha sido reconocida en la decimoséptima edición del Concurso de Vinos "Premios Mezquita", organizado por el Aula de Vino y la Academia del Vino de Córdoba, gracias a su Fino en Rama y a su Amontillado en Rama.


De esta forma, el Concurso Ibérico de Vinos Ciudad de Córdoba "Premios Mezquita", que nació con la idea de potenciar el sector vitivinícola reconociendo la calidad, el esfuerzo del viticultor y del bodeguero, destacó la personalidad y calidad de los vinos elaborados por esta firma ubicada en las tierras de Moriles Altos. Así, en el caso del Fino en Rama Lagar de Los Frailes, el jurado otorgó el galardón Gran Mezquita Oro, tras conseguir una valoración de 96 puntos.

Por su parte, en el caso del Amontillado en Rama Largar de Los Frailes, el jurado del certamen, formado por 32 profesionales y expertos de reconocido prestigio, le otorgó una puntuación de 91 puntos, obteniendo un galardón Mezquita Oro tras las catas celebradas en las instalaciones de Bodegas Toro Albalá, ubicadas en la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera.


El Concurso Ibérico de Vinos Ciudad de Córdoba "Premios Mezquita" se celebra todos los años y es uno de los certámenes más importantes y veteranos que tienen lugar en España. La trayectoria profesional de este concurso, la alta cualificación de sus catadores y la labor de sus organizadores lo han situado en un destacado lugar entre los eventos de este tipo que se celebran en España y Portugal.

A pesar de las dificultades ocasionadas por las restricciones de movilidad impuestas a raíz de la covid-19, esta edición ha contado con la participación de 242 vinos, reforzando el papel del sector vinícola, en el que la presencia de los vinos de Montilla-Moriles va cobrando cada día mayor reconocimiento,  fruto del trabajo, la calidad y la excelencia de esta Denominación de Origen Protegida (DOP) cordobesa.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 7.5.21
España ocupa el primer puesto a nivel mundial en lo que a superficie de viñedo ecológico se refiere gracias al importante aumento sostenido durante la última década en el número de hectáreas dedicadas a este tipo de cultivo, alcanzando las 121.279 hectáreas. Un dato positivo que, sin embargo, apenas tiene reflejo en la comunidad andaluza e, incluso, en el caso de la provincia de Córdoba se traduce en una tendencia opuesta. Así, frente a las 83,07 hectáreas que se contabilizaban en 2017, la provincia redujo a 80,77 las hectáreas en 2019.


De esta forma, Córdoba se sitúa como la quinta provincia andaluza en lo que a superficie de viñedo ecológico se refiere, por detrás de Cádiz (325,73 ha), Granada (313,32 ha), Sevilla (205,69 ha) y Málaga (142,9 ha). De esta forma, la provincia cordobesa, pese a su tradición vitivinícola, no consigue situarse como referente dentro de la producción ecológica de vinos.

"La situación del viñedo cordobés no sólo se ve afectada por la pérdida del viñedo convencional, sino porque históricamente ha habido un acoso y derribo a lo ecológico en el sector vitivinícola", señaló Francisco Robles, gerente de la firma montillana Bodegas Robles, primera y única bodega con Denominación de Origen Protegida (DOP) en Andalucía que comercializa vino ecológico certificado.

En concreto, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sobre Producción Ecológica en España, Andalucía registra 1.201,75 hectáreas de viñedo ecológico, situándose como la novena región española en la apuesta por la producción sostenible, muy por detrás de Castilla-La Mancha, con 61.260 de las 121.279 hectáreas que se registran a nivel nacional.

En cuanto al número de bodegas y embotelladoras de vino procedente de la agricultura ecológica, lidera en este caso el ranking, Cataluña, por su parte, lidera el ranking en cuanto a número de industrias (bodegas y embotelladoras de vinos procedentes de la agricultura ecológica), que ascienden a 273 en 2019 (+13%), de un total de 1.152 (+11,5%). Le sigue Castilla-La Mancha, con 213 industrias (+14%); Comunidad Valenciana, con 141 (+12%); Castilla y León, con 117 (+14%); y Andalucía, con 102 (+6%), todas ellas por encima de 100 bodegas y embotelladoras.

Un sector en crecimiento

Con todo, la apuesta por lo ecológico se vislumbra como una tendencia al alza a nivel mundial y, especialmente, tras los efectos generados por la pandemia del coronavirus entre los consumidores. En este sentido, desde Bodegas Robles aseguran que la crisis sanitaria ha supuesto que el cliente asocie conceptos como la salud con el cambio climático.

Hasta ahora se tenía la imagen de la calidad e imagen de los productos ecológicos, pero ahora se asocia el modelo productivo coherente con la sostenibilidad y el cambio climático. Por eso se está haciendo realidad esa idea de que el progreso pasa, irremediablemente, por el regreso a lo tradicional", apuntó su gerente.

Una apuesta por el producto "auténtico", alejado de la sobreexplotación de los cultivos y la estandarización de los productos que, según esta bodega montillana, ha favorecido el impulso de nuevos proyectos ecológicos en la viticultura andaluza "que pronto verán la luz". 

"Es un sector que está creciendo porque existe una demanda real y por eso, a pesar de que ahora parece que las administraciones a nivel mundial y europeo empiezan a ser conscientes del papel de la agricultura ecológica, cada vez son más quienes apuestan por este sector", indicó Francisco Robles.
 
I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 5.5.21
El Aula de Viticultura del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha alertado ya de las primeras manchas de mildium en varias viñas del término municipal de Montemayor. Según avanzó en su boletín semanal la Agrupación para el Tratamiento Integrado en Agricultura (Atria), el aviso por la existencia de estas manchas tuvieron lugar los días 30 de abril y 3 de mayo.


Según señala el Aula de Viticultura, las manchas detectadas ya presentan pelusa, lo que indica "que estaban presentes en los pasados días de lluvia, 26 y 27 de abril", por lo que no se descarta que se alerte de nuevas manchas en los próximos días.

"Es necesario tener las viñas protegidas por lo que es recomendable tratar inmediatamente el mildiu con penetrantes o sistémicos antes de floración antes de salir las nuevas manchas y antes de las próximas lluvias previstas", insistió Ángela Portero, responsable del Aula de Viticultura.

Tal y como ha vuelto a ocurrir este año, los agricultores de Montemayor son, por lo general, los primeros en dar la alerta de la presencia de esta epidemia vegetal, al contar con viñedos en terrenos arenosos, donde la brotación se produce de manera más temprana.

Una vez que se detecta la primera mancha, se debe evitar arrancar la hoja afectada de la cepa, alertando de inmediato al Departamento de Salud Vegetal de la Delegación de Agricultura de Córdoba, a través de los teléfonos 957 001 002, 957 001 666 y 957 001 654, o bien a través del correo dpsvegetal.svagic.dtco.cagpds@juntadeandalucia.es.

Conocido en otras regiones como añublo o mildeo, este hongo parásito originario de América puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de la planta si el clima le favorece. De esta forma, representa una de las enfermedades criptogámicas más peligrosas y de las más temidas por los viticultores porque, cuando la infección es grande, puede devastar toda la producción de una zona vitivinícola.

Una vez que se detecta la primera mancha, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador da la voz de alarma y los viticultores empiezan a aplicar los tratamientos correspondientes, a base de productos penetrantes y sistémicos que actúan incluso cuando la enfermedad se ha hecho presente en la planta.

De esta forma, a los viñedos afectados se les pueden aplicar tratamientos a base de cobre que, además de ofrecer buenos resultados, tienen un coste relativamente bajo. No obstante, si la infección es mayor, es recomendable acudir a productos sistémicos, con lo que el tratamiento se encarece considerablemente.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 1.5.21
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha anunciado que cerca de 3.000 viticultores andaluces optan a las ayudas convocadas por la Junta de Andalucía para atender a los sectores más afectados por el covid, cuyo plazo de presentación de solicitudes concluyó el pasado 29 de abril.


Crespo ha explicado que, al sumar los 4 millones de euros que rondan estas solicitudes y los 10,5 millones de euros abonados por la Junta a las bodegas en 2020 en el marco de la ‘Medida 21’ del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, el Gobierno andaluz ha puesto a disposición del sector vitivinícola alrededor de 14 millones de euros en incentivos dirigidos a respaldar a unos profesionales que “estaban atravesando momentos muy complicados debido al cierre del canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering) por la covid-19”.

Por su parte, las subvenciones dirigidas a los viticultores convocadas posteriormente y cuyas solicitudes estudia ahora la Consejería de Agricultura, permitirán también cubrir parte de las pérdidas acumuladas por la pandemia. El descenso en la comercialización de vinos ha provocado que, al llegar a la vendimia de 2020, las bodegas se encontraran con sus depósitos llenos (al 85%) y, por tanto, redujeran la adquisición de uva.

El viticultor ha firmado contratos con un precio de uva similar al de años anteriores, pero al reducirse los volúmenes, ha tenido menos ingresos y un excedente de uva. A ello hay que unir la pérdida del sector turístico ligado al enoturismo y el mantenimiento durante 2020 del arancel al vino por parte de las autoridades estadounidenses.

Rebaja del IRPF

Por otro lado, la responsable de Agricultura ha recordado que la Junta había solicitado al Ministerio la reducción a cero del índice del impuesto del IRPF para 2020 relativo al sector de la uva de vinificación para bajar así la presión fiscal sobre unos productores que han tenido que atravesar un momento crítico debido a la pandemia.

Sin embargo, ha lamentado que las disminuciones establecidas por el Gobierno central se limiten a la reducción de 0,32 a 0,22 euros para los productos con Denominación de Origen Protegida (DOP), y de 0,26 a 0,18 euros para aquellos que no están amparados por esta figura de calidad.

“Vamos a seguir insistiendo en la necesidad de respaldar al sector del vino, afectado especialmente por la Covid-19”, ha apuntado Carmen Crespo, que solicita a todas las administraciones “sensibilidad” con un sector que “es vital para Andalucía”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


  • 29.4.21
La Universidad de Córdoba (UCO), en el marco de su actividad Laboratorio de Ideas para la Sostenibilidad (LIS) de su Aula de Sostenibilidad, celebró esta semana un pequeño foro de debate y reflexión sobre los retos de futuro de la viticultura en el sur de España ante los efectos que el cambio climático ya está generando en este cultivo. Un encuentro que reunió a junto a profesionales del sector y expertos en la materia.


El encuentro, que contó con la participación de Azahara López Toledano, profesora de la UCO y del Aula del Vino; José Ignacio Santiago Hurtado, enólogo de Mora-Figueroa Domecq; Liliana Reina Usuga, de Justicia Alimentaria; Rocío Márquez enóloga de Bodegas Robles; Pilar Ramírez, del IFAPA de Cabra; y José David Díaz, alumno y colaborador del Aula del Vino, invitó a los asistentes a repensar la realidad y el futuro del sector en el marco de un desarrollo sostenible.

De este modo, a lo largo de la actividad se reflexionó sobre aspectos como el papel de la sostenibilidad en el presente y el futuro para hacer frente a los retos ambientales, sociales y económicos en las zonas rurales. En este sentido, los participantes destacaron que el cultivo de la viña es más sostenible que otros cultivos "que se están priorizando y sustituyendo superficie de viñedo", por lo que se planteó la necesidad de diseñar algún tipo protección por parte de la administración, teniendo además en cuenta su vertiente de patrimonio cultural y agrario.

Unos objetivos para los que, además, los participantes en este LIS indicaron como necesario un cambio de mentalidad del productor, entendiendo los beneficios y necesidades de adaptación de los cultivos, y del consumidor, entendiendo y apreciando el valor de una producción ecológica respetuosa con el medio ambiente.

Asimismo, el foro –que puede verse en este enlace–señaló que el cambio climático es una realidad que ya está notándose en la viticultura, apreciándose cambios en las dinámicas de vendimia y en el desfase de maduración, por lo que es necesario afrontar los escenarios climáticos que se prevén en las próximas décadas.

"Existe buena predisposición a la conversión a cultivo y producción ecológicos, que cada vez tiene más ventajas, incluida una buena acogida por parte de los consumidores. Pero, además, la producción convencional también implementa ya prácticas más respetuosas con el medio ambiente", recordaron desde el Aula de Sostenibilidad.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 26.4.21
El Gobierno de España incluirá a las empresas vitivinícolas dentro de los beneficiarios del plan de ayudas directas, dotado con 11.000 millones de euros, para hacer frente a los efectos económicos derivados de la pandemia del covid-19. Con ello, el Gobierno de Pedro Sánchez da marcha atrás a la decisión tomada el pasado mes de marzo y que suponía la exclusión de las bodegas de este plan de apoyo a la solvencia empresarial.


De esta forma, tras las protestas planteadas por las empresas y organizaciones del sector vinícola, el Gobierno de España rectificó la pasada semana el decreto sobre el plan de ayudas de 11.000 millones de euros –7.000 de ellos a fondo perdido–, dirigidos especialmente a la hostelería y al turismo que, si bien en un primer momento incluyó como beneficiarios a empresas de licores, cervezas o sidra, dejó fuera a las bodegas.

Un cambio celebrado por la Federación Española del Vino (FEV) que, asimismo, señala que la modificación publicada el pasado 21 de abril, abre además la posibilidad de establecer excepciones motivadas a la regla de no haber tenido pérdidas durante el pasado año 2019.

"Se corrige así una situación que había generado sorpresa y malestar en el sector y en la propia FEV al quedar excluidas inicialmente las bodegas de estas ayudas, a pesar del fuerte impacto que están sufriendo en sus ventas desde el inicio de la pandemia por los sucesivos cierres y restricciones en la hostelería y en el turismo, que han afectado y siguen afectando a día de hoy, especialmente a medianas y pequeñas empresas, cuya dependencia de estos canales es mayor", indica la Federación.

Así, con la publicación en el BOE de este nuevo Real Decreto Ley, se abre la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan añadir nuevos sectores de actividad afectados como receptores de los 7.000 millones de euros de ayudas directas a empresas y autónomos contemplados en la medida (sobre un total de 11.000 millones).

En este sentido, y teniendo en cuenta que el sector del vino tiene presencia en mayor o menor medida en prácticamente todas las autonomías españolas, desde la FEV se ha realizado un llamamiento para que los gobiernos regionales incorporen lo antes posible los códigos de actividad de elaboración de vino y bebidas aromatizadas (CNAE 1102 y 1104) en el reparto de ayudas a nivel regional.

Igualmente, la organización sectorial ha solicitado a las 15 asociaciones regionales que forman parte de la FEV que se movilicen para redoblar este llamamiento en contacto directo con los distintos gobiernos regionales y lograr así la inclusión de las bodegas en estas ayudas de gran importancia en la situación actual.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 24.4.21
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha alertado de la posible aparición de las primeras manchas de mildium en algunos pagos de viñas del marco vitivinícola cordobés en los próximos días. Según ha detallado el Aula de Viticultura en su boletín semanal, los primeros síntomas de esta epidemia vegetal –que afecta a las viñas especialmente durante la primavera– han tenido lugar tras las lluvias registradas a mediados de mes.




Según ha informado el Consejo, las precipitaciones que tuvieron lugar en los días 10 y 15 de abril han propiciado que "las manchas crearan pelusa contaminante", por lo que se espera que la mayor incidencia de esta epidemia vegetal se manifieste entre las próximas dos semanas.

Tal y como recomienda el Aula de Viticultura, conviene tratar inmediatamente el mildiu con fitosanitarios penetrantes o sistémicos para tener las viñas muy bien protegidas antes de la floración o cernido, "ya que en estos momentos la vid es muy sensible a esta enfermedad".

Conocido en otras regiones como añublo o mildeo, este hongo parásito originario de América puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de la planta si el clima le favorece. De esta forma, representa una de las enfermedades criptogámicas más peligrosas y de las más temidas por los viticultores porque, cuando la infección es grande, puede devastar toda la producción de una zona vitivinícola.

En los últimos años, y gracias a la constante labor del Aula de Viticultura del Consejo Regulador y al aliciente que representan para los viticultores de la zona los premios en metálico de los que está dotado el Concurso “Pedro Cabezuelo”, el mildium solo afecta un porcentaje relativamente bajo de los viñedos de la DOP Montilla-Moriles.

Una vez que se detecta la primera mancha, se debe evitar arrancar la hoja afectada de la cepa, alertando de inmediato al Departamento de Salud Vegetal de la Delegación de Agricultura de Córdoba, a través de los teléfonos 957 001 002, 957 001 666 y 957 001 654, o bien a través del correo electrónico dpsvegetal.svagic.dtco.cagpds@juntadeandalucia.es.

Una vez verificada la infección, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador da la voz de alarma y, en caso de que sea necesario –porque se prevean lluvias inminentes o porque el mildium esté muy extendido– los viticultores pueden empezar a aplicar los tratamientos correspondientes, a base de productos penetrantes y sistémicos que actúan incluso cuando la enfermedad se ha hecho presente en la planta.

De esta forma, a los viñedos afectados se les pueden aplicar tratamientos a base de cobre que, además de ofrecer buenos resultados, tienen un coste relativamente bajo. No obstante, si la infección es mayor, es recomendable acudir a productos sistémicos, con lo que el tratamiento se encarece considerablemente.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

  • 21.4.21
La firma Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha sumado cinco nuevos reconocimientos a su apuesta por la elaboración de vinos de calidad, en el marco de la cata-concurso Ecovino 2021, que se ha celebrado en la sala de Análisis Sensorial del Complejo Científico-Tecnológico de la Universidad de La Rioja.


En concreto, el dulce Bajosol 0/0 y Vermut ecológico Robles han sido galardonados con Medalla de Oro. Por su parte, el vino generoso Bajoflor 2/0 y el espumoso Robles Brut Nature, junto con el vinagre Piedra Luenga PX, han recibido Medalla de Plata.

De esta forma, la bodega montillana recibe un reconocimiento más a su apuesta por la producción ecológica de vinos de calidad, una andadura que inició en los años noventa, convirtiéndose en los primeros vinos ecológicos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de Montilla-Moriles y del sur de España, dando así un gran cambio en la concepción y filosofía de la empresa.

Precisamente, la cata-concurso impulsada por el Gobierno de La Rioja está dirigida exclusivamente a aquellos vinos, procedentes de cualquier punto del mundo, producidos a partir de uva ecológica, y elaborados conforme a la normativa europea sobre producción ecológica o normativa equivalente de países no comunitarios y certificados por autoridades u organismos de control reconocidos por las mencionadas normativas.

De esta forma, los Premios Ecovino tienen como finalidad la promoción de los vinos ecológicos, manteniendo y activando la producción de vinos de gran calidad, potenciando el cuidado del medio ambiente y el respeto por la naturaleza; además de estimular la mejora de la producción enológica, para alcanzar los mayores niveles de calidad organoléptica, sanitaria, social y medioambiental. Asimismo, estos galardones pretenden dar a conocer la riqueza vitivinícola de las bodegas participantes, promoviendo un consumo ecológico y responsable.


Este concurso valora la calidad de vinos ecológicos procedentes de cualquier región del mundo y está organizado por la Consejería de Agricultura de La Rioja en colaboración con el Consejo Regulador de la Producción Agraria Ecológica de La Rioja (CPAER) y Cultura Permanente.

El jurado –presidido por el profesor de Análisis Sensorial de la Universidad de La Rioja, Antonio Tomás Palacios– ha valorado 300 referencias procedentes de 32 regiones vitícolas, tanto blancos sin contacto con madera como blancos con madera, rosados, tintos con y sin contacto con madera, espumosos, dulces, generosos, vermuts, mostos y, como novedad, también vinagres.

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)




  • 19.4.21
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible respalda a los agricultores que apuestan por la reestructuración y reconversión de viñedos a través de una convocatoria de ayudas dotada con 2,2 millones de euros. Estas subvenciones, que cuentan con cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga), se enmarcan en el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (Pasve) para el marco 2019-2023.


La consejera Carmen Crespo ha puesto en valor que, de esta forma, el Gobierno andaluz continúa “apoyando y potenciando el desarrollo de las explotaciones andaluzas dedicadas a la producción vitícola al facilitar a los agricultores la puesta en marcha de actuaciones destinadas a mejorar la productividad de sus fincas”. Estas ayudas respaldan, entre otras medidas, la modernización de las plantaciones y la diversificación de estructura varietal mediante la transformación del viñedo de vaso a espaldera.

La responsable del ramo ha destacado también que “un año más, el Gobierno andaluz muestra su apoyo a la incorporación y visibilización de la importante labor que vienen desarrollando las mujeres en el sector agrario”. Estas declaraciones hacen referencia a la priorización de aquellas solicitudes que incluyan proyectos relativos a explotaciones inscritas en el Registro de Titularidad Compartida de Explotaciones Agrarias de Andalucía, integrado dentro del Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (Reafa).

Con la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, la Consejería de Agricultura abrió el pasado viernes (16 de abril de 2021) un plazo de 20 días hábiles para presentar las solicitudes relativas a esta línea de ayudas del ejercicio 2022. Este trámite debe realizarse de forma telemática a través del apartado de la página web del Gobierno andaluz dedicado a estas gestiones.

Entre los posibles beneficiarios de estos incentivos se encuentran los titulares de explotaciones de viñedo para vinificación inscritos en el registro vitícola de la Comunidad Autónoma andaluza y aquellas personas que cuenten con una resolución de arranque o de plantación el día de presentación de la solicitud de ayuda.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 11.4.21
Los vinos en rama son, probablemente, los grandes desconocidos de la comarca vitivinícola de Montilla-Moriles. Y precisamente por eso, once bodegas y lagares de la zona han propiciado un acuerdo histórico para dar a conocer entre los consumidores de toda Andalucía estos "vinos únicos", capaces de conquistar los paladares más exquisitos y exigentes.


De este modo, los lagares y bodegas Los Borbones, Casablanca, Doblas, Los Frailes, Maíllo, El Monte, La Primilla, Los Raigones, Robles, San Pablo y Toro Albalá han impulsado una campaña de promoción pionera en Andalucía que permitirá a muchos consumidores descubrir unos vinos que se presentan en su estado más íntegro y natural conservando todos los aromas y sabores propios de la uva.

"Hay un gran mercado de consumidores de vino en rama y este acuerdo histórico entre bodegas y lagares de la Denominación de Origen Montilla-Moriles pretende dignificar estas joyas enológicas de nuestro marco", destacan los promotores de este proyecto, que fomentará el conocimiento y el consumo de los vinos en rama en los establecimientos hosteleros de toda Andalucía.

"Es también una forma de reivindicar el trabajo de todo el sector del vino en el marco Montilla-Moriles, que da empleo a cientos de personas durante todo el año, incluso en épocas especialmente difíciles, como la que nos ha tocado vivir como consecuencia de la pandemia del coronavirus", precisaron los impulsores de la iniciativa, que cuenta con su propia página web.

"Queremos que los consumidores valoren más y mejor los vinos en rama, porque ofrecen una experiencia única y porque permiten disfrutar de vinos de alta calidad que muestran mejor toda su personalidad porque contienen todos sus componentes", resaltaron los responsables de esta iniciativa, conscientes de que "la mayor de las riquezas es la que nace de las entrañas de la Tierra".


Precisamente, este aforismo árabe, que atesora más de mil años de historia, viene a constatar algo que los impulsores de este acuerdo histórico saben desde siempre: que de las viñas asentadas en los terrenos ondulados y calizos de la Sierra de Montilla y de los Altos de Moriles nace un producto delicado, único en el mundo.

Un milagro de la Naturaleza

La Naturaleza y el hombre se han fundido en una particular simbiosis que tiene lugar en ese reino privilegiado situado entre el río Guadalquivir y las Sierras Subbéticas; un escenario excepcional de tierras albarizas, delimitado por su especial orografía, por su singular climatología y por su excepcionalidad geológica, que tiene bien a gala acoger criaturas líquidas de excepcional valía.

El milagro se repite cada año. Entre los meses de julio y septiembre, la zona Montilla-Moriles se viste de gala para celebrar el ancestral rito de la vendimia. Las altas temperaturas que se registran en la Campiña Sur Cordobesa durante los meses de verano permiten alcanzar a las uvas su grado óptimo de maduración.


El ritual se perpetúa de forma invariable. Bajo un sol de justicia, los vendimiadores se encorvan para acariciar los prietos racimos que han concedido fama internacional al sur de la provincia de Córdoba, centro de Andalucía, cuyo clima cálido y seco consigue preparar la uva para el momento de su recolección, enriqueciéndola de azúcares que, ya en la bodega o en el lagar, se transformarán en grados de alcohol naturales.

Todo un protocolo milenario que, ahora, gracias a la iniciativa de once bodegas y lagares de la zona Montilla-Moriles, permitirá disfrutar a gentes de todos los confines de la geografía andaluza, de vinos singulares en su etapa más íntegra y completa, en su estado más natural. Toda una experiencia para los sentidos que, ahora, está al alcance de todos.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 10.4.21
Poner en valor y promocionar todo lo relacionado con el sector del vinagre es una de las prioridades de la Diputación de Córdoba y el objetivo del convenio suscrito recientemente entre la institución provincial y la Asociación Amigos Amantes del Vino y del Vinagre (Vinavin). Este acuerdo recoge una serie de actividades a desarrollar en la provincia de Córdoba, que cuentan con un presupuesto total de 7.000 euros, de los que 5.000 son aportados por la Diputación y el resto por la propia asociación.


Por un lado, según recoge el convenio suscrito por el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, y la presidenta de Vinavin, Rocío Márquez, está prevista la celebración de un mínimo de cuatro catas o sesiones formativas y, por otro, el tradicional Concurso Internacional de Vinagres, que en 2019 celebró su quinta edición con la participación de 80 entidades de ámbito nacional e internacional.

El presidente de la corporación provincial, Antonio Ruiz, ha recalcado que “el vinagre es una producto asociado a nuestra agricultura provincial, que posibilita la mejora y el desarrollo económico de las comarcas productoras”. Por ello, ha insistido Ruiz, “es importante dar a conocer la cultura del vino y el vinagre a todos los públicos, de forma participativa, dinámica y divertida, mediante diversas actividades”.

Del mismo modo, ha apuntado Ruiz, “debemos promover el consumo moderado de vinos de calidad, facilitando así el incremento de las ventas; e implicar a productores, investigadores y consumidores, compartiendo ideas, recetas y experiencias gastronómicas”.

Las medidas que atienden el presente convenio apoyan a la meta de ODS número 2,4 por cuanto tienen por objeto aplicar prácticas agrícolas resilientes que asumen la productividad y la producción, contribuyendo al mantenimiento de los ecosistemas. Del mismo modo, el acuerdo apoya a las metas de ODS número 8,2, 8,3 y 8,6 por promover en nuestro medio rural un crecimiento y diversificación económica, el emprendimiento y la creación de puestos de trabajo de calidad, así como favorecer la capacitación laboral de los jóvenes en el medio rural.



REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


  • 9.4.21
Los agricultores y ganaderos andaluces pueden solicitar desde hoy 9 de abril y hasta el día 29 de este mismo mes las nuevas ayudas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para sectores afectados por la covid-19. Esta nueva convocatoria, recoge un apoyo específico de 5,9 millones de euros para el viñedo.


Estas ayudas, que se financian al 75 por ciento con cargo al Fondo Europeo Agrícola y de Desarrollo Rural (Feader), 17,5 por ciento con cargo al presupuesto de la Junta de Andalucía y el 7,5 por ciento de la Administración General del Estado, pretende caracterizarse "por su agilidad y eficacia en la tramitación, según ha señalado la Junta de Andalucía.

De este modo, el Gobierno andaluz busca dar respuesta a sectores especialmente damnificados por la pandemia y lo hace a través de la medida 21 del Programa de Desarrollo Rural (PDR). Para ello cuenta con la autorización explícita de la Unión Europea para que se destinen a este fin; en este caso, a sectores en los que se constatan importantes daños económicos como consecuencia de la pandemia y después de comprobar que la incidencia de la situación sanitaria está siendo determinante desde el punto de vista económico.

Hay que recordar que la Consejería de Agricultura ya ha resuelto y pagado más de 31 millones de euros en ayudas para atender las solicitudes correspondientes a los sectores de la flor cortada y planta ornamental, bovino de orientación cárnica y de otra orientación, ovino y caprino, porcino ibérico, así como al vitivinícola-bodegas de vino, porcino ibérico-secaderos de jamones, paletas y embutidos y a centros de manipulación de flores y plantas ornamentales.

Respecto de la comercialización de vinos, debido a la pandemia, cuando se produce el inicio de la vendimia de 2020, las bodegas se encontraron con sus depósitos llenos, por lo que redujeron la adquisición de nueva uva para producir nuevos vinos. Al viticultor se le han realizado contratos con un precio de uva similar al de años anteriores, pero al reducirse los volúmenes, ha tenido menos ingresos y un excedente de uva.

En este caso, se ha determinado que durante la vendimia de 2020 (agosto-septiembre) no se han llegado a transformar 18,4 millones de kilos de uva, lo que supone unas pérdidas generales para el sector productor de más de 7 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR





DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos