:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
  • 11.4.21
Los vinos en rama son, probablemente, los grandes desconocidos de la comarca vitivinícola de Montilla-Moriles. Y precisamente por eso, once bodegas y lagares de la zona han propiciado un acuerdo histórico para dar a conocer entre los consumidores de toda Andalucía estos "vinos únicos", capaces de conquistar los paladares más exquisitos y exigentes.


De este modo, los lagares y bodegas Los Borbones, Casablanca, Doblas, Los Frailes, Maíllo, El Monte, La Primilla, Los Raigones, Robles, San Pablo y Toro Albalá han impulsado una campaña de promoción pionera en Andalucía que permitirá a muchos consumidores descubrir unos vinos que se presentan en su estado más íntegro y natural conservando todos los aromas y sabores propios de la uva.

"Hay un gran mercado de consumidores de vino en rama y este acuerdo histórico entre bodegas y lagares de la Denominación de Origen Montilla-Moriles pretende dignificar estas joyas enológicas de nuestro marco", destacan los promotores de este proyecto, que fomentará el conocimiento y el consumo de los vinos en rama en los establecimientos hosteleros de toda Andalucía.

"Es también una forma de reivindicar el trabajo de todo el sector del vino en el marco Montilla-Moriles, que da empleo a cientos de personas durante todo el año, incluso en épocas especialmente difíciles, como la que nos ha tocado vivir como consecuencia de la pandemia del coronavirus", precisaron los impulsores de la iniciativa, que cuenta con su propia página web.

"Queremos que los consumidores valoren más y mejor los vinos en rama, porque ofrecen una experiencia única y porque permiten disfrutar de vinos de alta calidad que muestran mejor toda su personalidad porque contienen todos sus componentes", resaltaron los responsables de esta iniciativa, conscientes de que "la mayor de las riquezas es la que nace de las entrañas de la Tierra".


Precisamente, este aforismo árabe, que atesora más de mil años de historia, viene a constatar algo que los impulsores de este acuerdo histórico saben desde siempre: que de las viñas asentadas en los terrenos ondulados y calizos de la Sierra de Montilla y de los Altos de Moriles nace un producto delicado, único en el mundo.

Un milagro de la Naturaleza

La Naturaleza y el hombre se han fundido en una particular simbiosis que tiene lugar en ese reino privilegiado situado entre el río Guadalquivir y las Sierras Subbéticas; un escenario excepcional de tierras albarizas, delimitado por su especial orografía, por su singular climatología y por su excepcionalidad geológica, que tiene bien a gala acoger criaturas líquidas de excepcional valía.

El milagro se repite cada año. Entre los meses de julio y septiembre, la zona Montilla-Moriles se viste de gala para celebrar el ancestral rito de la vendimia. Las altas temperaturas que se registran en la Campiña Sur Cordobesa durante los meses de verano permiten alcanzar a las uvas su grado óptimo de maduración.


El ritual se perpetúa de forma invariable. Bajo un sol de justicia, los vendimiadores se encorvan para acariciar los prietos racimos que han concedido fama internacional al sur de la provincia de Córdoba, centro de Andalucía, cuyo clima cálido y seco consigue preparar la uva para el momento de su recolección, enriqueciéndola de azúcares que, ya en la bodega o en el lagar, se transformarán en grados de alcohol naturales.

Todo un protocolo milenario que, ahora, gracias a la iniciativa de once bodegas y lagares de la zona Montilla-Moriles, permitirá disfrutar a gentes de todos los confines de la geografía andaluza, de vinos singulares en su etapa más íntegra y completa, en su estado más natural. Toda una experiencia para los sentidos que, ahora, está al alcance de todos.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 10.4.21
Poner en valor y promocionar todo lo relacionado con el sector del vinagre es una de las prioridades de la Diputación de Córdoba y el objetivo del convenio suscrito recientemente entre la institución provincial y la Asociación Amigos Amantes del Vino y del Vinagre (Vinavin). Este acuerdo recoge una serie de actividades a desarrollar en la provincia de Córdoba, que cuentan con un presupuesto total de 7.000 euros, de los que 5.000 son aportados por la Diputación y el resto por la propia asociación.


Por un lado, según recoge el convenio suscrito por el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, y la presidenta de Vinavin, Rocío Márquez, está prevista la celebración de un mínimo de cuatro catas o sesiones formativas y, por otro, el tradicional Concurso Internacional de Vinagres, que en 2019 celebró su quinta edición con la participación de 80 entidades de ámbito nacional e internacional.

El presidente de la corporación provincial, Antonio Ruiz, ha recalcado que “el vinagre es una producto asociado a nuestra agricultura provincial, que posibilita la mejora y el desarrollo económico de las comarcas productoras”. Por ello, ha insistido Ruiz, “es importante dar a conocer la cultura del vino y el vinagre a todos los públicos, de forma participativa, dinámica y divertida, mediante diversas actividades”.

Del mismo modo, ha apuntado Ruiz, “debemos promover el consumo moderado de vinos de calidad, facilitando así el incremento de las ventas; e implicar a productores, investigadores y consumidores, compartiendo ideas, recetas y experiencias gastronómicas”.

Las medidas que atienden el presente convenio apoyan a la meta de ODS número 2,4 por cuanto tienen por objeto aplicar prácticas agrícolas resilientes que asumen la productividad y la producción, contribuyendo al mantenimiento de los ecosistemas. Del mismo modo, el acuerdo apoya a las metas de ODS número 8,2, 8,3 y 8,6 por promover en nuestro medio rural un crecimiento y diversificación económica, el emprendimiento y la creación de puestos de trabajo de calidad, así como favorecer la capacitación laboral de los jóvenes en el medio rural.



REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


  • 9.4.21
Los agricultores y ganaderos andaluces pueden solicitar desde hoy 9 de abril y hasta el día 29 de este mismo mes las nuevas ayudas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para sectores afectados por la covid-19. Esta nueva convocatoria, recoge un apoyo específico de 5,9 millones de euros para el viñedo.


Estas ayudas, que se financian al 75 por ciento con cargo al Fondo Europeo Agrícola y de Desarrollo Rural (Feader), 17,5 por ciento con cargo al presupuesto de la Junta de Andalucía y el 7,5 por ciento de la Administración General del Estado, pretende caracterizarse "por su agilidad y eficacia en la tramitación, según ha señalado la Junta de Andalucía.

De este modo, el Gobierno andaluz busca dar respuesta a sectores especialmente damnificados por la pandemia y lo hace a través de la medida 21 del Programa de Desarrollo Rural (PDR). Para ello cuenta con la autorización explícita de la Unión Europea para que se destinen a este fin; en este caso, a sectores en los que se constatan importantes daños económicos como consecuencia de la pandemia y después de comprobar que la incidencia de la situación sanitaria está siendo determinante desde el punto de vista económico.

Hay que recordar que la Consejería de Agricultura ya ha resuelto y pagado más de 31 millones de euros en ayudas para atender las solicitudes correspondientes a los sectores de la flor cortada y planta ornamental, bovino de orientación cárnica y de otra orientación, ovino y caprino, porcino ibérico, así como al vitivinícola-bodegas de vino, porcino ibérico-secaderos de jamones, paletas y embutidos y a centros de manipulación de flores y plantas ornamentales.

Respecto de la comercialización de vinos, debido a la pandemia, cuando se produce el inicio de la vendimia de 2020, las bodegas se encontraron con sus depósitos llenos, por lo que redujeron la adquisición de nueva uva para producir nuevos vinos. Al viticultor se le han realizado contratos con un precio de uva similar al de años anteriores, pero al reducirse los volúmenes, ha tenido menos ingresos y un excedente de uva.

En este caso, se ha determinado que durante la vendimia de 2020 (agosto-septiembre) no se han llegado a transformar 18,4 millones de kilos de uva, lo que supone unas pérdidas generales para el sector productor de más de 7 millones de euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




  • 30.3.21
La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), organización que representa a las denominaciones de origen (DDOO) de vino, trabajará a lo largo de este año en el desarrollo de nuevos incentivos que favorezcan la transformación sostenible del sector del vino en España. Asimismo, la institución trabajará en una nueva pospandemia identificando nuevas potencialidades.


La asociación, en línea con el principal eje de acción fijado para este 2021, trabajará en la identificación de potencialidades y en incentivar posibles áreas a evolucionar en materia de sostenibilidad en el ámbito de las denominaciones de origen, con la vista puesta en contar con un enfoque homogéneo en el conjunto de las DDOO y con una estrategia conjunta que permita visibilizar aún más la labor que las denominaciones de origen realizan en favor de la sostenibilidad económica, social y medioambiental de sus territorios y operadores.

De esta forma, según las líneas de trabajo dadas a conocer durante la celebración de su XXVII Asamblea General, la CERCV pretende recuperar parte de la inversión y de los servicios que se vieron mediatizados y condicionados durante el pasado ejercicio por la irrupción de la covid-19 focalizando de esta manera en un escenario pospandemia.

En esta línea, la CERCV analizó las posibles medidas que, tanto desde el propio Ministerio, como desde el propio sector, puedan adoptarse para paliar los efectos de la crisis persistente que la covid-19 va a seguir provocando en el sector del vino en el futuro próximo.

Por otro, la CECRV debatió sobre las necesidades de modificación del marco regulatorio que afecta a las figuras de calidad del país, con la vista puesta en corregir deficiencias que eviten la confusión en el consumidor y que permitan un mayor desarrollo de las categorizaciones de producto y unidades geográficas menores en el seno de las denominaciones de origen.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 27.3.21
El salón de actos de Envidarte, sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, acogió ayer el acto de entrega del XXXVII Concurso a la Primera Mancha de Mildiu "Pedro Cabezuelo" Fundación Caja Rural del Sur, con el que se pretende potenciar la colaboración de los viticultores para activar el sistema de prevención ante esta enfermedad que afecta a los viñedos de la DOP cordobesa.

Correspondientes al año 2019 –dado que el pasado ejercicio no se convocó el concurso como consecuencia del estado de alarma por el coronavirus–, los Premios Mildiu "Pedro Cabezuelo" han vuelto a reconocer el trabajo desarrollado por siete viticultores de la comarca "cuya labor de observación permite poner en marcha todo el mecanismo para evitar la expansión de esta enfermedad".

Así, el primer premio de 700 euros de esta edición recayó en el viticultor Francisco Alcaide Benítez. Por su parte, los tres segundos premios, dotados con 300 euros, fueron para Antonia Requena Alcaide, Manuel Sánchez Ramírez y Juan Urbano Rosa. 

Finalmente, el XXXVII Concurso a la Primera Mancha de Mildiu "Pedro Cabezuelo" Fundación Caja Rural del Sur reconoció con un tercer premio la labor de observación realizada por los viticultores Miguel Alcaide Carmona, José Antonio Pérez Garrido y Eugenia Morales Pérez, con un premio de 200 euros.

"Este concurso es una iniciativa muy importante para el sector por esa labor de prevención de esta enfermedad y además, ha servido de ejemplo para otros territorios que han adoptado este sistema de detección de mildiu gracias a la colaboración de los propios agricultores", destacó el delegado de Agricultura, Juan Ramón Pérez, durante la entrega de premios. 

Los Premios Mildiu "Pedro Cabezuelo", promovidos por la Fundación Caja Rural del Sur, se convocaron por primera vez en 1984, gracias a la iniciativa de Pedro Cabezuelo, jefe de la Sección de Protección de los Vegetales en Córdoba. El programa dio sus primeros frutos entre 1989 y 1991, años en los que gracias a las denuncias de las primeras manchas y a la divulgación realizada por la propia Delegación de Agricultura y Pesca en los medios de comunicación y en charlas directas a los agricultores, se consiguió detener la epidemia.


Conocido en otras regiones como añublo o mildeo, este hongo parásito originario de América puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de la planta si el clima le favorece. De esta forma, representa una de las enfermedades criptogámicas más peligrosas y de las más temidas por los viticultores porque, cuando la infección es grande, puede devastar toda la producción de una zona vitivinícola.

Buenas perspectiva para el sector

Junto a la entrega de los Premios Mildiu "Pedro Cabezuelo", el Consejo Regulador celebró una asamblea para analizar las perspectivas del sector para este año, así como la incidencia de la crisis generada por la pandemia del coronavirus desde que se decretara el estado de alarma hace poco más de un año.

En este sentido, el presidente de la entidad, Javier Martín, destacó que mientras que en el último año los consejos han registrado una caída media de un 15 por ciento del volumen de producción, alcanzado el 15 y 30 por ciento en algunos casos, en Montilla-Moriles la producción ha caído en un 9 por ciento. "Eso demuestra que es un sector que se reinventa para seguir vendiendo y apoyar a sus trabajadores", subrayó. 

Respecto a las previsiones para este año, Martín no dudó en que la situación "va a mejorar". “Hay determinadas bodegas que están apostando por el mercado asiático, donde algunos Pedro Ximénez pueden alcanzar los 100 euros la botella, a lo que se suma la apertura de la hostelería, lo que favorecerá que sea un buen año para las bodegas y, por tanto, para los agricultores porque esto evitará que caiga el precio de la uva, aunque en Montilla-Moriles no se ha registrado esa merma del precio en el último año”, recordó.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ
  • 25.3.21
Un año después de la puesta en marcha del proyecto Winable, una iniciativa que nace de la unión de dos palabras inglesas: “wine” (vino) y “able” (capaz), el joven empresario montillano José Luis Baños da un paso más en su apuesta por hacer del vino un elemento integrador e inclusivo para cambiar la vida de las personas, con el lanzamiento de Eterna Sonrisa.


Baños, responsable de visitas y eventos en Bodega Viña La Constancia de Jerez de la Frontera, se alía en esta ocasión con el Lagar La Primilla de Montilla para avanzar en su iniciativa Winable, con la que busca acercar el mundo del vino a clientes particulares y corporativos a través de "experiencias enoturísticas memorables" con un importante trasfondo social.

De este modo, este proyecto está marcado por la pasión que este joven emprendedor siente por el mundo del vino con su labor como voluntario en Down Jerez Aspanido, un colectivo que fomenta el respeto a las personas con Síndrome de Down y otras capacidades diferentes.

Dos pasiones que de nuevo se funden en Eterna Sonrisa, un vino elaborado 100 por cien con uvas Pedro Ximénez que puede adquirirse en la página web de Winable, cuyos beneficios se donarán a la Fundación Down Jerez Aspanido para la formación e inclusión laboral de jóvenes con Síndrome de Down y discapacidad intelectual.

"Nuestra empresa no es una empresa cualquiera, es una empresa social que tiene que estar cerca de las personas. Cada vez que se abra una botella de Eterna Sonrisa será un momento emocionante e inclusivo a la vez”, indicó Baños.


Este vino –que se caracteriza por ser joven, dulce y espumoso, con poca graduación alcohólica– está elaborado por la quinta y sexta generación de Lagar La Primilla, una pequeña bodega familiar situada en la zona superior de la Sierra de Montilla.

Un vino que, según destacó Charo Jiménez, copropietaria de Lagar La Primilla, recoge parte de la historia familiar de este lagar. "Mi hermana pequeña tenía Síndrome de Down y por desgracia, nos dejó hace unos años. La primera vez que probamos este vino, directamente pensamos en ella. Es un vino dulce, chispeante y alegre, como ella era. Eterna Sonrisa es un homenaje a mi hermana y a todas las personas con Síndrome de Down”, subrayó. 

Proyecto con valor social

Nacido en Montilla el 7 de diciembre de 1990, José Luis Baños es, hoy por hoy, uno de los grandes innovadores del enoturismo en Andalucía. Un carácter emprendedor que ha recibido numerosos reconocimientos en el último año de la mano del proyecto Winable.

Ya el pasado mes de mayo, el Consejo Social de la Universidad de Cádiz le concedió uno de los Premios a la Implicación Social, unos galardones que reconocen la labor realizada por organizaciones y empresas en el campo de la responsabilidad social a lo largo de un año, así como de personas que, habiendo estudiado en la UCA, hayan representado mejor el perfil universitario en su profesión o sean un ejemplo de colaboración, solidaridad e implicación social.

Asimismo, en octubre se alzó con uno de los quintos Premios de Enoturismo "Rutas del Vino de España" de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), además de ser candidato a los XIII Premio Andaluces del Futuro, que organizada por el Grupo Joly y Bankia, o el Premio #HombreImparable 2020 de la Asociación Red Profesional #MujeresImparables, entre otros.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 17.3.21
El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) –a la que pertenece el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (CRDO) Montilla-Moriles– han puesto en marcha un seminario dirigido a fomentar la presencia del sector en el mundo digital para convertirlo en una herramienta de desarrollo gracias a la generación de contenidos y nuevas experiencias.

De la promoción online a la creación de contenidos y experiencias digitales innovadoras, que se celebrará este jueves 18 de marzo, de 10.00 a 11.30 de la mañana, pretende inspirar a las denominaciones de origen (DDOO) y a sus bodegas inscritas a emplear el mundo digital de forma innovadora, proporcionarles claves a tener en cuenta para crear contenido y experiencias 'online' que resulten diferenciadoras y fomentar la creatividad en las acciones de divulgación, promoción y marketing de las DDOO y de sus operadores.

El webinar –cuya inscripción puede realizarse aquí– será impartido por Gustavo Entrala, profesional con una trayectoria de referencia en entornos digitales y creatividad, especializado en generar nuevas ideas, en descubrir tendencias y tecnologías emergentes y en impulsar la cultura de la innovación en equipos corporativos.

El principal objetivo de este seminario es enseñar a pensar de forma creativa a la hora de planificar y elaborar contenidos, y de organizar acciones y experiencias para que puedan resultar diferenciadoras. Lo que se pretende es que las DDOO y sus bodegas, principales destinatarios del seminario web, conozcan claves que les inspiren a emplear el mundo digital de una manera innovadora, impulsando la creatividad para diseñar y materializar experiencias y contenidos que dejen impronta en el consumidor.

"En definitiva, se trata de una acción con la que, tanto la organización que representa a las denominaciones de origen de vino a nivel nacional, como el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación buscan inspirar y motivar nuevas formas de pensar y de hacer a la hora de crear y divulgar contenidos y experiencias en el 'ámbito online', en el que el posicionamiento ha devenido aún más importante durante la pandemia y que lo seguirá siendo tras la misma", subrayan desde las entidades organizadoras.

Un sector golpeado

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, el sector vitivinícola de Montilla-Moriles se ha visto duramente golpeado pues la clausura de bares, tabernas y restaurantes en todo el territorio nacional, así como la suspensión de todos los eventos festivos que, hasta ahora, suponían un escaparate ideal para la comarca vitivinícola cordobesa, han puesto en jaque a bodegueros, cooperativistas y viticultores en este último año.

Una situación que ha llevado a algunas firmas a explorar nuevas fórmulas para acercar sus vinos a los consumidores sin salir de casa, especialmente en los meses más duros del estado de alarma. Es el caso de Bodegas Robles, referente de la producción ecológica en Andalucía, que ha desarrollado iniciativas a través de las redes sociales y su tienda online como presentaciones de productos, catas dirigidas y conferencias.

Asimismo, la crisis del coronavirus ha supuesto un impulso para el e-commerce dentro del sector, como prueban las tiendas 'online' de bodegas centenarias del marco, como es el caso de Bodegas Navarro, pero también las propuestas puestas en marcha desde los lagares de la Sierra de Montilla o las diferentes cooperativas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 5.3.21
El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Junta de Andalucía, junto con las tres denominaciones de origen protegidas de vinagre presentes en Andalucía –Montilla-Moriles, ‘Condado de Huelva’ y Vinagre de Jerez–, organizan los días 4, 11 y 18 de marzo unas jornadas de trabajo virtuales con el lema Vinagres andaluces. Presente y futuro.


En la actualidad, la producción de vinagres es una agroindustria con entidad propia además de una oportunidad de diversificación para las bodegas. El sector vitivinícola andaluz considera al vinagre como uno de sus grandes productos por la calidad excepcional que presentan ligada a los grandes vinos de los que procede.

Por ello, el IFAPA de Cabra trabaja en experimentación y transferencia con los vinagres desde hace más de dos décadas contribuyendo a la caracterización y valorización de los vinagres tradiciones, así como a la innovación buscando nuevos productos adaptados a los mercados actuales.

Aunque tres de las siete menciones de vinagres de calidad existentes en el mundo son andaluzas, este producto es aún bastante desconocido para la distribución y los consumidores. Con estas jornadas se pretende dar a conocer estas joyas gastronómicas, su elaboración, particulares características y usos.

Actualmente, la calidad de los vinagres de Andalucía es una realidad avalada por las tres Denominaciones de Origen (DO) que reúne esta comunidad autónoma y que suponen casi el 50 por ciento del total mundial (siete DO de vinagres). Además, estos productos andaluces cosechan continuamente premios y menciones en concursos internacionales.

De este modo, los vinagres de esta región se caracterizan por contener un grado acético superior al de los comunes y, sobre todo, por su gran potencia y complejidad aromática y gustativa, marcada por la materia prima y sobre todo por las crianzas de larga duración.

La inscripción a esta actividad se puede realizar a través del portal IFAPA de actividades de formación y transferencia a través de este enlace, y la misma está dirigida a profesionales de la vitivinicultura, de la hostelería, de la industria agroalimentaria y público en general, que quieran conocer con más profundidad las singularidades del vinagre, especialmente de los vinagres de Andalucía.

Estas jornadas se enmarcan dentro del Proyecto de Transferencia y Cooperación en Viticultura Andaluza, TRANSVITI (PP.TRA.TRA2019.007), cofinanciado al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dentro del Programa Operativo FEDER de Andalucía 2014-2020.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 4.3.21
La firma montillana Bodegas Robles, primera empresa del marco Montilla-Moriles en apostar por la elaboración de vinos ecológicos, se ha convertido en experiencia de referencia para la Universidad de la Rioja en el marco de sus XII Jornadas Universitarias del Vino Ecológico (JUVE). El gerente de la bodega montillana, Francisco Robles, participó en esta iniciativa con el objetivo de dar a conocer la experiencia agroecológica y enológica de Bodegas Robles.


Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, puso en marcha a finales de los años noventa diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Una apuesta que despertó el interés de los participantes de las XII Jornadas Universitarias del Vino Ecológico de la Universidad de La Rioja donde, entre otros aspectos, el gerente de la bodega montillana recorrió las diferentes iniciativas desarrolladas dentro de su apuesta por “la sostenibilidad; la transparencia; la participación; la responsabilidad; la creatividad y la tecnología”, con el objetivo de generar beneficios sociales y económicos.

En este sentido, Francisco Robles señaló que esta bodega familiar está inmersa en un nuevo paradigma, la bioeconomía. Para ello, desde Bodegas Robles trabajan en la utilización de tecnologías nuevas y técnicas tradicionales para la conversión integrada y sustentable de la biomasa en alimentos, bioenergía, compuestos químicos y nuevos materiales.

Nuevas apuesta que se suman a la innovadora iniciativa puesta en marcha hace una década con el objetivo de certificar su huella de carbono de sus productos, o la instalación de una planta de energía fotovoltaica en su bodega que suministra más del 40 por ciento de la energía necesaria para el funcionamiento de la empresa, además de reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Un referente en España

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR 8ARCHIVO)
  • 21.2.21
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha anunciado una nueva convocatoria de ayudas por importe de 18,1 millones de euros a sectores afectados por el covid-19, que se conceden a través de la medida 21 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) con la autorización explícita de la Unión Europea para que se destinen a este fin. En concreto, la Consejería recoge 5,9 millones de euros para el sector del viñedo.


El descenso en la comercialización de vinos debido a la pandemia ha provocado que, al llegar a la vendimia de 2020, las bodegas se encontraran con sus depósitos llenos y, por tanto, han reducido la adquisición de nueva uva para producir nuevos vinos. Al viticultor se le han realizado contratos con un precio de uva similar al de años anteriores, pero al reducirse los volúmenes, ha tenido menos ingresos y un excedente de uva.

En este caso, se ha determinado que durante la vendimia de 2020 (agosto-septiembre) no se han llegado a transformar 18,4 millones de kilos de uva, lo que supone unas pérdidas generales para el sector productor de más de siete millones de euros.

Apoyo urgente

Estas situaciones concretas han llevado a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a la elaboración de una orden de ayudas que verá la luz próximamente y que posibilitará un apoyo necesario y urgente para el sector del viñedo y del equino. Las ayudas se financian al 75 por ciento con cargo al Fondo Europeo Agrícola y de Desarrollo Rural (Feader), 17,5 por ciento con cargo al presupuesto de la Junta de Andalucía y el 7,5 por ciento, con cargo a la Administración General del Estado.

La Unión Europea aprobó el pasado mes de junio la puesta en marcha de esta línea de ayuda temporal y excepcional, a propuesta de la Consejería de Agricultura, desde donde se había instado al Gobierno de la Nación a solicitar a Bruselas la modificación del artículo 18 del Reglamento del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), con objeto de mejorar la liquidez del sector agrario andaluz afectado por el covid-19.

La Consejería de Agricultura convocó, resolvió y pagó en menos de tres meses más de 31 millones de euros en ayudas para atender las solicitudes de casi 7.300 agricultores y ganaderos y más de 300 pymes antes del 31 de diciembre de 2020.

La Línea A de subvenciones alcanzó un importe total de 17.747.500 euros, repartidos a los sectores de la flor cortada y planta ornamental (1.610.000 euros), al sector bovino de orientación cárnica y de otra orientación (5.730.840 euros), al sector ovino y caprino (8.342.520 euros) y al sector porcino ibérico (2.064.140 euros).

De forma paralela, la Línea B, destinada a pymes agroalimentarias afectadas por la crisis del covid-19, permitió conceder y pagar ayudas a 302 empresas por un importe total de 13.640.000 euros, pertenecientes al sector vitivinícola-bodegas de vino (10.550.000 euros); al sector porcino ibérico-secaderos de jamones, paletas y embutidos (2.690.000 euros), y a centros de manipulación de flores y plantas ornamentales (400.000 euros).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 20.2.21
La Asociación para la Promoción del Turismo del Vino, ente gestor de la Ruta del Vino Montilla-Moriles que aúna la oferta turística de los 17 municipios que conforman el marco vitivinícola cordobés, se ha adherido como miembro institucional a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI), tras la celebración esta semana de la comisión plenaria presidida por el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés.


Durante dicha comisión se aprobó la incorporación de nueve instituciones, ocho empresas y un miembro observador internacional, con lo que el número de miembros se eleva a 251, de los que 154 son destinos, 40 instituciones y 57 empresas. Entre los nuevos miembros institucionales se incluye la Asociación para la Promoción del Turismo del Vino (AVINTUR), ente gestor de la Ruta del Vino Montilla-Moriles.

La Red DTI es una iniciativa de la Secretaría de Estado de Turismo para fomentar el intercambio de experiencias y conocimiento que contribuya al desarrollo inteligente de los destinos turísticos. Con esta iniciativa se pretende promover un nuevo marco de referencia para consolidar los niveles de desarrollo y competitividad del modelo turístico español actual, al tiempo que se ponen las bases para el que será un nuevo modelo basado en innovación, conocimientos, tecnología y gobernanza compartida entre la Administración central, la autonómica y la local.

Asimismo, el secretario de Estado de Turismo dio a conocer entre los miembros de la Red DTI las líneas generales del plan de modernización y competitividad del sector turístico que prepara el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y que contará con una financiación de 3.400 millones de euros en tres años procedentes de los fondos de recuperación europeos Next Generation.

Entre las actuaciones llevadas a cabo en la Red cabe destacar la creación de un grupo de trabajo sobre el nuevo Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRR) cuyo objetivo es promover un proceso de diálogo y participación con los miembros de la Red DTI sobre el detalle y desarrollo del plan para analizar y articular propuestas concretas en relación con los programas e iniciativas que se están diseñando.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


I. TÉLLEZ / REDACCIÓN / J.P. BELLIDO / REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO


La Asociación para la Promoción del Turismo del Vino, ente gestor de la Ruta del Vino Montilla-Moriles que aúna la oferta turística de los 17 municipios que conforman el marco vitivinícola cordobés, se ha adherido como miembro institucional a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI), tras la celebración esta semana de la comisión plenaria presidida por el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés.


Durante dicha comisión se aprobó la incorporación de nueve instituciones, ocho empresas y un miembro observador internacional, con lo que el número de miembros se eleva a 251, de los que 154 son destinos, 40 instituciones y 57 empresas. Entre los nuevos miembros institucionales se incluye la Asociación para la Promoción del Turismo del Vino (AVINTUR), ente gestor de la Ruta del Vino Montilla-Moriles.

La Red DTI es una iniciativa de la Secretaría de Estado de Turismo para fomentar el intercambio de experiencias y conocimiento que contribuya al desarrollo inteligente de los destinos turísticos. Con esta iniciativa se pretende promover un nuevo marco de referencia para consolidar los niveles de desarrollo y competitividad del modelo turístico español actual, al tiempo que se ponen las bases para el que será un nuevo modelo basado en innovación, conocimientos, tecnología y gobernanza compartida entre la Administración central, la autonómica y la local.

Asimismo, el secretario de Estado de Turismo dio a conocer entre los miembros de la Red DTI las líneas generales del plan de modernización y competitividad del sector turístico que prepara el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y que contará con una financiación de 3.400 millones de euros en tres años procedentes de los fondos de recuperación europeos Next Generation.

Entre las actuaciones llevadas a cabo en la Red cabe destacar la creación de un grupo de trabajo sobre el nuevo Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRR) cuyo objetivo es promover un proceso de diálogo y participación con los miembros de la Red DTI sobre el detalle y desarrollo del plan para analizar y articular propuestas concretas en relación con los programas e iniciativas que se están diseñando.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 19.2.21
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha celebrado una jornada formativa para "reforzar" la lucha contra el fraude en el sector vitivinícola. La iniciativa, que ha contado con el apoyo de la Guardia Civil y de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), se enmarca en el protocolo general de actuación que ambas entidades han impulsado para prevenir las prácticas ilícitas en este ámbito.


La jornada formativa, que ha estado dirigida a agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, ha tenido lugar después de que el teniente coronel jefe de la Comandancia de Córdoba, Juan Carretero, confirmara ante el pleno del Consejo Regulador la "voluntad" del Instituto Armado de "garantizar la seguridad alimentaria", investigando actividades ilícitas y protegiendo los "legítimos intereses" de las empresas del sector.

El Consejo Regulador de Montilla-Moriles fue uno de los primeros de España en defender la necesidad de reforzar la colaboración con la Guardia Civil, intercambiando información técnica relevante y estableciendo canales de comunicación directos.

Asimismo, tanto la Guardia Civil como el Consejo Regulador mantendrán estas labores de formación y conocimiento mutuo "que redunden en una mejor protección de los derechos de propiedad intelectual de las denominaciones de origen", junto con la protección de los intereses de los consumidores y las inversiones de los productores y empresas cordobesas del sector.

Gracias a esta colaboración entre la Guardia Civil y la CECRV, que de forma pionera ya se ha puesto en marcha en la provincia de Córdoba, se potencia el "valor patrimonial" que representan los vinos amparados por denominaciones de Origen en España.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 16.2.21
La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas, la organización que representa a las denominaciones de origen de vino y a la que pertenece Montilla-Moriles, ha trasladado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación su posición sobre las medidas que, a juicio de las denominaciones de origen (DDOO), necesita el sector del vino en 2021. Para CECRV, se necesitan fondos adicionales y una reorientación de dichas medidas, para que impulsen un modelo de sector que apueste por la calidad y por la valorización de los productos.


La asociación que representa a las denominaciones de origen le ha trasladado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación las medidas que las DDOO consideran necesarias para el sector en la coyuntura actual. Para CECRV, 2021 va a ser "un año más duro que 2020 para el mundo del vino, ya que los efectos de la crisis económica generada por la pandemia persisten y la recuperación se vislumbra aún lejana".

A nivel sectorial, los vinos con Denominación de Origen protegida (DOP) están siendo los más perjudicados por la caída de actividad generalizada provocada por la COVID-19 en vectores de crecimiento y de posicionamiento en valor para el vino, caso del canal HORECA y del turismo. Hostelería y turismo son las actividades económicas que permiten, además, un mejor posicionamiento vía calidad y una mayor valorización del producto, las que a juicio de CECRV deben ser las dos grandes apuestas del sector en términos estructurales.

A esto se le añade, según ha apuntado la organización sectorial, que los vinos con denominación de origen son los que han permitido sostener las exportaciones en 2020 y que estas hayan arrojado resultados menos dramáticos de lo previsto al inicio de la crisis.

Sobre estas dos premisas, la identificación de la categoría de vinos más golpeados por los efectos de la pandemia y la necesidad de que las administraciones sienten las bases de un modelo de sector que apueste por la calidad y por el valor del producto, la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas ha solicitado al Ministerio una reorientación de las medidas extraordinarias puestas en marcha en 2020.

Asimismo, la CECR ha reclamado más fondos, para que puedan contar con "un presupuesto ambicioso y suficiente", que permita ampliar el alcance y la eficacia de las mismas y evite que las soluciones tengan que ser a costa de medidas, las del Programa de Apoyo al Sector del Vino, que siguen siendo necesarias para los operadores, como las ayudas a la promoción en terceros países o a las inversiones.

Atendiendo a esto, la organización sectorial considera además que las medidas extraordinarias deben atender la diversidad de zonas productivas, que tienen estructuras y características diferentes, así como también diferentes tipos de producto.

En base a ello, CECRV considera que el almacenamiento privado y la vendimia en verde, por este orden, han de ser las medidas prioritarias, circunscribiendo ambas a los vinos con DOP. Además, las denominaciones de origen indican que la medida de destilación de crisis debe reorientarse.

En lo que respecta al almacenamiento privado, la Conferencia defiende que la enorme acumulación de stock en las bodegas, a causa de la caída en las ventas, está elevando los costes de las bodegas y mermando aún más sus ingresos, lo que puede provocar una salida precipitada de producto, que generaría una caída de los precios y afectaría a su vez a la calidad percibida. Sería esta la medida que, a juicio de CECRV, más favorece un modelo de sector que busque la diferenciación y el valor del producto.

En cuanto a la vendimia en verde, la organización destaca que es una medida que va directamente al viticultor, si bien, para aumentar su impacto, debe ser permitida de forma parcial, es decir, favoreciendo la reducción de rendimientos y no obligando a eliminar la totalidad del fruto de la parcela al completo, algo que los productores con parcelas pequeñas no pueden permitirse.

Por último, CECRV considera que la destilación de crisis debe contar con un cupo mayor para los vinos con DOP y con un precio también más elevado en este caso. Además, debería establecerse un reparto de esta ayuda por Comunidades Autónomas, de tal modo que se garantizase que llega a todas las zonas productivas y que esté al alcance también de zonas con DOP en las que la producción de vinos blancos, rosados y tintos jóvenes es relevante, tratándose de vinos menos adecuados para el almacenamiento.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR




  • 8.2.21
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, a través de su Aula de Viticultura y en colaboración con Biogard, una empresa especializada en el control de plagas y enfermedades vegetales mediante técnicas sin residuos y respetuosas con el medio ambiente, celebrará mañana martes, a partir de las 18.30 de la tarde y a través de Google Meet, una jornada técnica informativa sobre la evolución de la polilla del racimo y su incidencia en los viñedos del marco Montilla-Moriles. A su vez, se analizarán los métodos que existen en el mercado para reducir sus daños.


La polilla del racimo de la vid es una de las plagas más temidas por los viticultores del marco Montilla-Moriles. No en vano, las larvas de este insecto lepidóptero provocan graves daños en los viñedos afectados, donde los racimos acaban pudriéndose justo antes de su recolección.

Por este motivo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles presta especial atención a este gusano que causa verdaderos estragos en las paseras, donde el fruto se extiende al sol para alcanzar el grado de deshidratación óptimo que da lugar al vino dulce.

En este sentido, a lo largo de la jornada que se celebrará mañana, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador analizará los métodos y eficacia de los mismos para el control de la Lobesia botrana mediante difusores de confusión sexual y los resultados obtenidos en las parcelas de Montilla-Moriles, así como las experiencias en otras denominaciones de Origen. Por último, los asistentes a esta jornada que se celebrará de manera telemática podrán conocer Biogard GIS, la herramienta para la optimización del control de la polilla del racimo en grandes áreas.

Según los últimos informes de la Red de Alertas e Información Fitosanitaria de la Junta de Andalucía, las capturas de adultos de polilla del racimo se encuentran en descenso en la mayoría de las zonas vitícolas de las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Málaga, gracias en buena medida a las labores de control y prevención.

De este modo, los niveles de esta plaga son muy bajos en general, tanto de puestas (ya en descenso), como de larvas, que son las que provocan mayores daños en la uva, al penetrar en el fruto a través de unas pequeñas heridas que pueden convertirase en vía de entrada para los hongos y, en tal caso, pueden desencadenar en podredumbres del racimo que se ven favorecidas por temperaturas suaves, humedad alta o vendimias anormalmente tardías.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 7.2.21
La Solé, el vermú elaborado con uvas pasas de la variedad Pedro Ximénez de la centenaria firma montillana Bodegas Navarro, se dio a conocer hace tres años con el objetivo de mostrar que Montilla-Moriles era mucho más que finos. Una apuesta innovadora por parte de esta empresa familiar que, de nuevo, busca remover las tradiciones para ofrecer un sinfín de propuestas con las que disfrutar de sus caldos. Para ello, La Solé da el salto a la red con una página web donde encontrar una amplia propuesta de cócteles elaborados a partir de esta bebida a base de vino.



Bajo el lema Enamórate con La Solé, la nueva página web –que puede visitar en este enlace– busca recuperar la tradición de acompañar el aperitivo con el vermú, especialmente en los consumidores más jóvenes, al mismo tiempo que se proponen otras alternativas más innovadoras con las que atraer a un nuevo público.

"La nueva web de La Solé ofrece una amplia carta de coctelería, con propuestas que van desde lo más clásico a lo más innovador, con el objetivo de que el público pueda conocer todas las alternativas que ofrece el vermú y que lo disfruten de una manera diferentes para que, en definitiva, se enamoren de él", explicó Miguel Jesús Herrador Veredas, gerente de Bodegas Navarro junto a su hermano Javier.

Una web atractiva gracias a la apuesta por una imagen rompedora, basada en unas ilustraciones a modo de viñetas, que además busca a hacer partícipes a los consumidores de esta comunidad virtual. Para ello, según detalló Herrador Veredas, la carta de cócteles se encuentra vinculada a Instagram, de manera que todo aquel que elabore las recetas propuestas pueda compartir el resultado con el resto de usuarios.

Un vermú para enamorarse

La Solé se caracteriza por su proceso de elaboración, cien por cien natural, con uvas pasas de la variedad Pedro Ximénez, que han sido sometidas al tradicional proceso del asoleo, aportando así un sabor agradable al paladar. 

Bodegas Navarro ha seleccionado minuciosamente el vino y los botánicos para la elaboración de este vermú cuyo objetivo es mostrar la esencia, personalidad y atractiva complejidad del mundo de Córdoba para el aperitivo. El ajenjo, la genciana y la canela destacan entre las 30 especias y plantas aromáticas cuidadosamente elegidas para la elaboración de La Solé.




"Nos encontramos con un vermú genuino resultado de un largo y complejo proceso evolutivo y siguiendo una fórmula milenaria que le hace ser un néctar inigualable con mucho carácter andaluz", destacó el gerente de Bodegas Navarro. Un sabor único del que Bodegas Navarro invitan a disfrutar durante la inminente celebración de San Valentín. Para ello, coincidiendo con el lanzamiento de la nueva web, la bodega ha puesto en marcha la promoción Enamórate con La Solé por la que se regalará dos vasos serigrafiados por la compra de una botella.

Además, los clientes que adquieran su botella de vermú entre los días 8 y 14 de febrero –tanto en las propias instalaciones de Bodegas Navarro, como en su página web o en el teléfono 957 650 644 (con envío gratuito en Montilla)– participarán en el sorteo de dos camisetas de La Solé para disfrutarlas en pareja.

Una bodega centenaria 

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una quincena de personas con una media de edad que roza los 30 años. 

Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN 
  • 1.2.21
La Federación Española del Vino (FEV) y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vinícolas (CECV) han reclamado al Gobierno de España un mayor apoyo al sector vitivinícola del país, duramente golpeado por la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus, a través de los fondos europeos comprometidos para la recuperación del país.


El encuentro celebrado por ambas instituciones, encabezado por los presidentes de la FEV, Emilio Restoy, y de CECRV, David Palacios, sirvió para abordar algunas cuestiones clave en la actual situación del sector, muy condicionada por la caída del consumo por el cierre generalizado de la hostelería y por la drástica caída del turismo, así como el paquete de medidas extraordinarias de apoyo al sector aprobado por el Gobierno en 2020 y su posible continuidad este año, sin que esto suponga una reducción de las medidas incluidas en el PASVE (Programa de Apoyo al Sector del Vino).

En este sentido, ambas organizaciones coincidieron en que es fundamental que el sector vitivinícola sea considerado por el Gobierno como receptor de los fondos europeos de recuperación de la economía española y que estos lleguen "al conjunto de operadores, en su mayoría pequeñas y medianas empresas, contribuyendo al desarrollo futuro del sector en cuestiones clave como la sostenibilidad, la digitalización o la simplificación administrativa, entre otras cuestiones".

Además, uno de los temas clave de la reunión fue la necesidad de que el conjunto del sector actúe unido en defensa del consumo de vino con moderación y de la comunicación responsable, apoyándose en organizaciones como la Interprofesional del Vino de España y la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN), para seguir dando a conocer las evidencias científicas en el ámbito del vino y la salud con rigor y seriedad.

Una línea de trabajo para la que la FEV se hizo un llamamiento a profundizar en el compromiso de bodegas y consejos reguladores con el movimiento Wine in Moderation, una iniciativa dirigida a promover una cultura del vino sostenible también en materia de consumo.

Por último, el presidente de la CECRV trasladó a la patronal bodeguera algunos detalles del convenio suscrito con la Guardia Civil en materia de lucha contra el fraude, que contempla acciones formativas, de comunicación e intercambio de información enfocadas a intensificar el control y evitar situaciones que perjudiquen a la imagen o el valor del vino con Denominación de Origen Protegida (DOP) en España.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 30.1.21
Correos ha emitido dos sellos dentro de la serie Turismo dedicados, en esta ocasión, al turismo de balnearios y al turismo del vino. El año 2020 ha sido especialmente duro para este sector, debido a la situación de emergencia sanitaria provocada por la pandemia mundial del covid-19 y el turismo es quizás, el sector más afectado por esta crisis, por ello la sociedad estatal pretende mostrar su apoyo a través de esta iniciativa.


Así, Correos recordó que, hasta el estallido de la pandemia, el turismo suponía el 15 por ciento del PIB en España. "Si de algo puede presumir España es de sus recursos en este sector, que lo hacen uno de los destinos turísticos preferidos de ciudadanos de cualquier lugar del mundo. Y es por ello por lo que Correos, un año más, emite dos sellos con los que resaltar dos sectores punteros del turismo de nuestro país", apuntó la entidad.

España es uno de los destinos turísticos líderes a nivel mundial, siendo su gastronomía uno de sus principales atractivos. La producción y exportación de vino y su aproximadamente un millón de hectáreas de superficie de viñedos cultivadas (15 por ciento del total mundial) la convierten en el mayor viñedo del mundo. Todo ello hace que España sea considerada por la Organización Mundial del Enoturismo (OMET) como "el país del enoturismo".

El turismo del vino y su cultura se han convertido en grandes atractivos para el turista y visitante, lo que ha supuesto una expansión de los destinos vinícolas, favoreciendo un gran despliegue de todos sus recursos: conocer el milagro del vino y degustarlo con la gastronomía local; la singular arquitectura de las bodegas; los alojamientos acogedores, con ese encanto especial que ofrece el entorno rural; compartir la historia a través de los museos del vino; sentirse inmerso en el patrimonio histórico, artístico y de naturaleza.

Una riqueza y extensa oferta turística vinculada al vino que ofrecen los numerosos destinos del proyecto Rutas del Vino de España, que ha quedado recogida en un sello con un valor postal de 1,60 euros, cuya tirada será ilimitida, en soporte autoadhesivo fosforescente, y un formato de 24,5 x 35 milímetros.

Un sector en crecimiento

La Ruta del Vino Montilla-Moriles registró en 2019, último informe anual que elabora la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), un incremento de visitantes cercano al 30 por ciento, lo que sitúa en 31.796 el número de personas que pasaron por alguno de los municipios que conforman este producto turístico, una cifra que representa un aumento del 29,71 por ciento con respecto al número de visitantes que se registraron en 2018 (24.513) y del 42,12 por ciento con respecto a 2017 (cuando llegaron a la zona 17.249 turistas).

De las tres rutas que existen en Andalucía, la del Marco de Jerez es la que registra un mayor volumen de visitantes, con 568.997 en 2019, seguida de Montilla-Moriles, con 31.796, y Ronda, con 24.723. No obstante, a diferencia de los otros dos destinos, el que discurre por la Campiña cordobesa es el único que experimentó un incremento en 2019, con respecto a los datos contabilizados en el ejercicio anterior.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 27.1.21
El paisaje de la comarca vitivinícola de Montilla-Moriles es el escenario elegido por el Centro Superior de Investigaciones Científica (CSIC), a través de la Estación Experimental del Zaidín (Granada), para participar en el proyecto europeo sobre la biodiversidad en los paisajes vitivinícolas del antiguo continente. En concreto, el proyecto SECBIVIT analiza el uso de pesticidas y manejo del suelo en viticultura, y sus efectos en el ecosistema.


Esta investigación, que se desarrolla de forma conjunta en Austria, Francia, Alemania, Rumanía y España, estudia los efectos de gestión del suelo en las calles o filas de cepas, la intensidad del control de plagas en viñedos, así como la conservación de la biodiversidad y la provisión de servicios ecosistémicos en estos cinco países europeos.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros, pretende fortalecer la investigación sobre diferentes escenarios climáticos para la biodiversidad y los servicios ecosistémicos. De esta forma, SECBIVIT pretende desarrollar diferentes marcos modelo para explorar formas alternativas de cultivo de la uva y, de este modo, equilibrar la producción de uva, la conservación de la biodiversidad y el suministro de servicios ecosistémicos.

"La viticultura, el cultivo de la uva, es una de las formas de agricultura más antiguas y rentables. Pero también es una de las formas más intensivas de agricultura, afectando negativamente la biodiversidad y los beneficios para las personas que generan los ecosistemas", señalan desde el equipo de investigación de SECBIVIT. Por todo ello, en estos días, desde el CSIC se ha lanzado una encuesta entre los viticultores del marco Montilla-Moriles, con la que se pretende modelar cómo es la toma de decisiones sobre el manejo de plagas y las prácticas de conservación del suelo, con el objetivo de analizar su impacto en la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas.

La viticultura se encuentra entre los tipos de uso de la tierra que más dependen de los pesticidas en Europa. Aproximadamente el 20 por ciento de los plaguicidas aplicados se utilizan en viñedos, que ocupan solo un poco menos del 3 por ciento de la superficie agrícola total. "Los agroecosistemas vitivinícolas pueden beneficiar la conservación de la biodiversidad al proporcionar hábitats en entre hileras de viñedos y al conservar elementos del paisaje seminatural", destacan los investigadores.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 21.1.21
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha convocado, resuelto y pagado en menos de tres meses más de 31 millones de euros en ayudas para los sectores más afectados por el covid-19. De ellos, más de 10,55 millones de euros han estado destinados a mitigar las consecuencias de la pandemia en el sector vitivinícola y a las bodegas de la comunidad andaluza.


La consejera Carmen Crespo informó esta semana al Consejo de Gobierno del trabajo realizado por el personal de las direcciones generales de la Producción Agrícola y Ganadera e Industrias, Innovación y Cadena Alimentaria para atender las solicitudes de casi 7.300 agricultores y ganaderos y más de 300 pymes antes del inicio de 2021.

La Unión Europea aprobó en junio poner en marcha esta línea de ayuda temporal y excepcional, a propuesta de la Consejería de Agricultura, desde donde se había instado al Gobierno de la Nación a solicitar a Bruselas la modificación del artículo 18 del Reglamento del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), con objeto de mejorar la liquidez del sector agrario andaluz afectado por el covid-19.

El Estado incluyó estas ayudas en el Decreto Ley 19/2020 a mediados de julio y el Gobierno andaluz desarrolló sus bases reguladoras y convocó las mismas a mediados de octubre. La ayuda consistía en el pago de una cantidad a tanto alzado que debía abonarse inicialmente antes del 31 de diciembre de 2020, aunque, posteriormente, fue ampliada por la Comisión Europea hasta el 30 de junio de 2021.

Esta nueva línea de apoyo, recogida ya en la versión 8 del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020, se desarrolla como Medida 21 Ayuda excepcional a sectores afectados por la crisis del covid-19. Una vez resuelta la convocatoria dentro de los plazos exigidos, se han concedido y pagado hasta este momento ayudas correspondientes a 7.264 solicitudes de la ‘Línea A’ de subvenciones a los agricultores y ganaderos afectados por la crisis de Covid-19, por un importe total de 17.747.500 euros, pertenecientes a los sectores de la flor cortada y planta ornamental (1.610.000 euros); al sector bovino de orientación cárnica y de otra orientación (5.730.840 euros); al sector ovino y caprino (8.342.520 euros) y al sector porcino ibérico (2.064.140 euros).

De forma paralela, la ‘Línea B’, destinada a pymes agroalimentarias afectadas por la crisis del Covid-19, ha permitido conceder y pagar ayudas a 302 empresas por un importe total de 13.640.000 euros, pertenecientes al sector vitivinícola y bodegas de vino (10.550.000 euros); al sector porcino ibérico-secaderos de jamones, paletas y embutidos (2.690.000 euros), y a centros de manipulación de flores y plantas ornamentales (400.000 euros).

Ante la grave crisis que atraviesan estos sectores, la Junta de Andalucía ha agilizado cuanto ha podido la tramitación, consiguiendo un impacto económico positivo de 31.387.500 euros, con un importe máximo de 7.000 euros por agricultor o ganadero y de 50.000 euros para las empresas agroalimentarias.

Las ayudas se han financiado al 75 por ciento con cargo al Fondo Europeo Agrícola y de Desarrollo Rural (Feader), 17,5 por ciento con cargo al presupuesto de la Junta de Andalucía y el 7,5 por ciento con cargo a la Administración General del Estado.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 13.1.21
La Asociación de Empresarios de Hostelería de Córdoba, junto con los Consejos Reguladores de las Denominación de Origen Protegidas (DOP) de la provincia –Aceite de Oliva Virgen Extra de Baena, Lucena y Priego de Córdoba, Vinos y Vinagres de Montilla-Moriles, la DO Los Pedroches de paletas y jamones 100% ibéricos– , han creado el Consorcio de la Gastronomía Cordobesa, el mayor organismo creado hasta el momento en la provincia para defender el valor patrimonial de la cultura de la restauración y la producción alimentaria.


El nuevo órgano nace con el propósito de estudiar, interpretar y difundir la cultura de la restauración y la alimentación, se fija el propósito de construir el Centro de Interpretación de la Gastronomía como instrumento vertebrador del sector a nivel provincial y reubicar a la provincia como destino gastronómico-cultural.

El nuevo consorcio, cuya alianza fue rubricada en la sede de Hostecor, pretende acoger a todas las asociaciones que forman parte del ámbito gastronómico, tales como cofradías, agrupaciones y entidades profesionales de la provincia de Córdoba y empresas vinculadas al sector, como las recogidas en las citadas denominaciones y en el ámbito hostelero, hecho que constituye el primer paso para fijar una alianza entre productos de calidad diferenciada y la actividad hostelera.

En términos numéricos, el Consorcio de la Gastronomía Cordobesa va a integrar a más de 20.500 agricultores cordobeses, 536 ganaderías, 15 industrias de elaboración de jamones y paletas ibéricas, 35 plantas de envasado de aceite de calidad, 39 almazaras, 50 empresas del sector vitivinícola que engloban a 1.800 viticultores que producen en 4.770 hectáreas de viñedo, y a más de 4.500 hosteleros que dan trabajo a 14.637 personas (6% del PIB provincial).

De esta forma, según los datos trasladados por Hostecor y los Consejos Reguladores provinciales, la empleabilidad del Consorcio asciende, entre todos los sectores, a más de 43.000 personas, con un volumen total de facturación superior a los 84 millones de euros anuales, "la mayor fuerza productiva de la provincia".

Centro de Interpretación de la Gastronomía

El Consorcio, que entiende que la gastronomía es una fortaleza turística de primer orden, se fija como objetivos prioritarios la creación del Centro de Interpretación de la Gastronomía, con sede en la capital cordobesa; la puesta en marcha a un Observatorio Gastronómico Cordobés; la creación de un sello de Calidad homologado con certificación de producto de Córdoba; y trabajar para que la capital y la provincia se consoliden como lugares de destino gastrono-cultural.

Este consorcio pretende que el Centro de Interpretación de la Gastronomía (CIG) sea la casa común de todo el sector gastronómico y que sea entendido como un espacio aglutinador y generador de sinergias que ejerza como elemento educativo, instrumento dinamizador socioeconómico y configure un producto turístico sostenible.

El CIG también marca sus directrices para servir como elemento de prescripción en el territorio provincial cordobés, impulsando las zonas rurales y el conjunto de la provincia para que su industria agroalimentaria se pueda ver beneficiada, y servir como recurso móvil que irradie en la sociedad la apuesta por la etnicidad gastronómica y la concepción patrimonial de una actividad que está depositada en la cultura cordobesa, el paisaje y las tradiciones.

En la firma estuvieron presentes Francisco de la Torre, presidente de Hostecor; Francisca García, gerente del Consejo Regulador de Priego de Córdoba; Juan Luis Ortíz, secretario general de la DO Protegida Los Pedroches; José Manuel Bajo, secretario general de DO de Baena; Antonio Pérez, secretario general de la DO de Lucena; y Javier Martín, presidente de la DO Montilla-Moriles.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos