:::: MENU ::::
  • 22.3.17
La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía publicó ayer la nueva convocatoria de ayudas a programas de atención a la población más desfavorecida para la que destina más de 20,2 millones de euros, y que prevé beneficiar a más de 1.800 entidades que desarrollan su actividad en la comunidad andaluza, así como personas a nivel individual de los diferentes grupos de población a los que se dirige esta iniciativa.



Dicha convocatoria está dirigida a los grupos de población pertenecientes al ámbito de personas mayores, personas con discapacidad, jóvenes en situación de vulnerabilidad, comunidad gitana, personas migrantes, personas sin hogar, atención en materia de drogodependencias y adicciones, para intervención en zonas con necesidades de transformación social y acción social y voluntariado, cubriendo por tanto a la población más vulnerable.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio destacó "la importante cuantía de esta convocatoria de subvenciones con la que la Junta de Andalucía vuelve a demostrar que las políticas sociales son prioritarias para el gobierno andaluz". Sánchez Rubio también anunció que a esta convocatoria le seguirán las destinadas al apoyo de la red de solidaridad y garantía alimentaria, que ascienden a casi 6 millones de euros

La responsable de las políticas sociales en Andalucía destacó que las actuaciones de la Consejería dirigidas a sectores más desfavorecidos "no se limitan, ni mucho menos, a las convocatorias anuales de subvenciones, dado que tanto desde la propia Consejería, como desde el Instituto Andaluz de la Mujer, el Instituto Andaluz de la Juventud o la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, se desarrollan programas que atienden a las población más vulnerable y se colabora con entidades, tanto públicas como privadas".

Líneas de ayudas

Las ayudas del nuevo programa de atención, convocadas en régimen de concurrencia competitiva, pueden solicitarlas las entidades públicas y privadas que trabajan para los grupos de población antes descritos y las personas individuales pertenecientes a los grupos de población que precisan de una prestación específica.

Las subvenciones se dirigen a los grupos de población referidos por diferentes vías. La primera de ellas, de forma directa, pudiendo ser perceptoras de las mismas a través de subvenciones individuales, las personas mayores, con discapacidad y, por último, los jóvenes en situación de vulnerabilidad.

En segundo lugar, a través de las entidades locales, que podrán ser perceptoras de subvenciones destinadas a la financiación de programas que tengan como finalidad mejorar las condiciones de vida de las personas migrantes y el fomento de la inclusión social de las personas inmigrantes residentes en Andalucía; el mantenimiento de albergues y servicios de acogida temporales donde se desarrollen campañas agrícolas o de temporada; y proyectos de actuación integral en zonas con necesidades de transformación social.

La tercera vía es a través de entidades privadas sin ánimo de lucro cuyo fin social sea la realización de actuaciones a favor de la población más desfavorecida, financiando actuaciones dirigidas a personas emigrantes, comunidad gitana, personas inmigrantes, así como otros colectivos con necesidades especiales, como personas sin hogar, personas reclusas o exreclusas, personas en riesgo o en situación de exclusión social, personas afectadas por explotación sexual o personas afectadas por el Síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Por otra parte, también se financia a entidades privadas sin ánimo de lucro la realización de intervenciones en zonas con necesidades de transformación social, la realización de programas de acción voluntaria organizada dirigidos a la sociedad, al voluntariado y a las propias entidades de voluntariado que se realicen en el ámbito andaluz.

Y la cuarta vía, a través de las universidades públicas andaluzas mediante la concesión de subvenciones destinadas a la formación de personas mayores a través de programas de formación científica, cultural, tecnológica y social. Así mismo, al fomento de prácticas y experiencias intergeneracionales incluyendo la promoción del alojamiento de jóvenes universitarios con personas mayores.

El plazo general para la presentación de las solicitudes es de 30 días naturales a contar desde la publicación del extracto de la convocatoria en el BOJA, y la resolución de la convocatoria se producirá en el plazo máximo de tres meses desde la finalización del plazo de presentación de solicitudes, por lo que en los primeros seis meses del año las personas y entidades solicitantes de estas ayudas podrán disponer de los recursos que les corresponden.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos