:::: MENU ::::
  • 30.11.17
Desde hace varias semanas tenemos una calma rara en Cataluña, aunque aún se vive algún que otro altibajo. Ahora los partidos se afanan en componer sus listas electorales. Una situación muy distinta a la de hace unos meses, esperemos que para bien, y que de esta forma se acabe con tanta inquietud que nos han causado algunos con toda la mala uva que se pueda permitir.



Ahora hay quienes se retractan de lo dicho para poder salir de la cárcel. Algo que, aunque no sea de nuestro agrado, es posible. Así funciona la política. Lo que hoy es blanco inmaculado, mañana, por conveniencias, será negro como el carbón.

¿Y qué tenemos que hacer ahora la mayoría silenciosa? Pues nada más, y nada menos, que salir a votar en masa el día 21 de diciembre, cada uno al partido que más le guste, pero votar para que cambie esta situación.

Soy de la opinión de que si la mayoría silenciosa salimos a votar esto cambiará y comenzará una nueva Legislatura que, esperemos, sea para bien y que Cataluña, aunque al principio cueste, vuelva a ser la envidia de Europa como en años anteriores.

Si en el pasado fuimos capaces de levantar esta tierra entre todos, ahora hay que hacer lo mismo para recuperar todo lo perdido por culpa de cuatro antisistemas que no han trabajado en su vida por Cataluña y que no sienten por ella el cariño que le tenemos la gran mayoría de residentes en esta bendita tierra.

JUAN NAVARRO

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos