:::: MENU ::::
  • 27.5.16
El Hospital Comarcal de Montilla presentó ayer su nueva Guía de Buenas Prácticas en Atención a la Pérdida Perinatal, un trabajo que vuelve a reforzar el papel referente del centro hospitalario de La Retamosa en el sistema sanitario andaluz y que es fruto de la investigación desarrollada por Sonia Pastor, enfermera de Hospitalización y de la Unidad Materno Infantil del centro.



"Es un trabajo que surge tras doce años de investigación y que supone poner en valor el trabajo que se desarrolla con las personas ante la pérdida de un bebé", destacó la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María de los Ángeles Luna, quien defendió la importancia de "contar con este protocolo para humanizar y sensibilizar no sólo a los padres, sino a todos los profesionales, para que sepan tratar y barajar esa situación tan delicada.

La responsable provincial de Salud, que resaltó que el trabajo desarrollado por Sonia Pastor es "referente a nivel andaluz", estuvo acompañada por el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, así como por los concejales José Antonio Bellido, responsable de Participación Ciudadana, y María Luisa Rodas, delegada de Mujer. El primer edil alabó la utilidad de esta nueva Guía de Buenas Prácticas en Atención a la Pérdida Perinatal, así como el trabajo que desarrolla el propio Hospital Comarcal de Montilla.

Según detalló su autora, la Guía de Buenas Prácticas en Atención a la Pérdida Perinatal surgió tras el primer fallecimiento de un bebé registrado en el Hospital de Montilla. "No existía hasta ese momento ningún protocolo para humanizar este tipo de situaciones, por eso se recogen intervenciones consensuadas por distintos profesionales, adaptadas a nuestra realidad existencial y cultural, con lo que se pretende empoderar a los padres en su toma de decisiones y asegurarles un duelo saludable", explicó la enfermera de Hospitalización y de la Unidad Materno Infantil del centro.

Tras la presentación de este catálogo de buenas prácticas, a través de diferentes talleres formativos a todos los profesionales del Hospital de Montilla, se comenzará con la implantación en el centro de las 66 medidas establecidas en materia de asistencia a las pérdidas perinatales, que debe su origen a dos proyectos de investigación financiados por la Consejería de Salud y llevados a cabo en el hospital montillano entre 2006 y 2014.



Entre las principales buenas prácticas destacan, por ejemplo, disponer de una habitación donde los padres y familiares se puedan reunir para conocer y despedir al bebé; proporcionar un adecuado apoyo emocional; la identificación de los espacios de duelo perinatal con una tarjeta que simboliza la pérdida; la entrega de material educativo sobre el duelo perinatal, así como de los recursos y redes de apoyo disponibles; ofrecer la posibilidad de ver y abrazar al bebé o elaborar algún recuerdo, respetando siempre la decisión de los progenitores.

Así, se ha elaborado un protocolo específico vertebrado por las buenas prácticas, donde la humanización es el hilo conductor que permite, por un lado, reconocer y validar la pérdida, legitimando las reacciones, sentimientos de pérdida de las parejas y la elaboración de cierres simbólicos; y por otro lado, promover el protagonismo de los padres a través de un espacio común en el que participen más activamente y tomen sus propias decisiones de manera informada.

En Andalucía, el Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal establece las líneas directrices en todo el territorio andaluz, ampliándose la estrategia de atención al parto normal, a la humanización de las situaciones especiales, que aborda la vulnerabilidad de los pacientes en situaciones difíciles, tanto perinatales como neonatales.

"Ésta es, por tanto, una investigación novedosa en el contexto español –con una amplia variedad de enfoques en este ámbito–, que pretende proporcionar algunas claves para dinamizar el cambio en la atención a la pérdida y duelo perinatal", reconoció María de los Ángeles Luna, para quien "la puesta en marcha de este proyecto puede ser de utilidad a otras organizaciones del sistema sanitario que trabajen con familias que han sufrido este tipo de pérdidas, ya que incorpora una diversidad de intervenciones ampliamente aceptadas como útiles en la literatura científica".

Exposición fotográfica ‘Stillbirth’

Para acompañar la puesta en marcha de este catálogo de buenas prácticas, el Hospital de Montilla acoge en su vestíbulo, hasta finales del mes de junio, 39 instantáneas que integran la muestra Stillbirth, obra de la fotógrafa catalana Norma Grau, en la que se retratan de manera evocativa y con textos de acompañamiento, imágenes y vivencias de familias españolas que han perdido a su hijo durante el periodo gestacional y neonatal, centrándose sobre todo en los objetos que eran del bebé.



"Es una exposición con la que se pone en evidencia esos pequeños detalles que, en el momento tan especial tras las pérdida de un bebé, quieren contar su propia experiencia", destacó la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales sobre esta muestra con la que se pretende "reivindicar la identidad del bebé y que todo lo que sus padres esperaban durante el embarazo, era real, aunque finalmente falleciera".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos