:::: MENU ::::
  • 15.1.17
El delegado de Economía, innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, inauguró, junto con la presidenta del Colegio de Administradores de Fincas, Mercedes Romero, una jornada sobre Inspecciones de Baja Tensión en Edificios de Viviendas con potencia de más de 100 kilovatios.



Esta jornada técnica se enmarca en las acciones de información y difusión que la Junta de Andalucía desarrolla con el objetivo de informar y concienciar a los propietarios de estas instalaciones comunes de la necesidad y obligatoriedad de realizar las inspecciones de forma periódica cada diez años.

El responsable territorial destacó que estas inspecciones “no son otra cosa que una medida que garantiza la seguridad y correcto funcionamiento de las instalaciones, lo que supone mejorar la seguridad de los edificios y por lo tanto la seguridad de las personas que residen en ellos”.

Según puntualizó, con esta jornada se les informa de esta obligatoriedad y “cuando hablamos de inspecciones de baja tensión en edificios de viviendas con potencia de más de 100KW nos referimos principalmente a edificios que tengan cuatro o más pisos de altura y que dispongan de ascensor o que superen los 20 puntos de suministro”.

Carmona hizo hincapié en la importancia de dirigirse a este colectivo, los administradores de Fincas, que trabajan directamente con los propietarios de dichas viviendas y que en la mayoría de las ocasiones son los encargados de informar sobre esta obligatoriedad a sus clientes.

Así mismo informó que se calcula que en Córdoba ya entran actualmente en los plazos de inspección periódica obligatoria unas 3.000 viviendas “y aunque no tenemos cifras exactas de la provincia, si sabemos por los datos a nivel andaluz que las inspecciones que se realizan son muy pocas”.

El delegado de Economía hizo un llamamiento a presidentes de comunidades, organismos de control, instaladores, administradores de fincas y a la propia administración a asumir cada uno su responsabilidad en esta materia para lograr que las instalaciones cumplan el reglamento.

Según datos de la Asociación de Organismos de Control de Andalucía, Asocan, que es quien se encarga de estas revisiones, en Andalucía entre 2012 y el 2014 sólo se han realizado 341 inspecciones periódicas de baja tensión por parte de los organismos de control autorizados (OCA).

En la jornada intervinieron por un lado el jede del servicio de industria, energía y minas de la delegación, Manuel Ángel López, que abordó la casuística que engloba este tema, como normativa, inspecciones, responsabilidades y en un apartado especial el tema de ascensores.

También participó el presidente de Apieco (Asociación de Instaladores de Córdoba), Rafael Gandía, como representante de los únicos agentes facultados para reparar los posibles defectos detectados en el transcurso de una inspección.

Dichos instaladores deben operar en el seno de una empresa instaladora habilitada y podemos encontrar en la página web de la Junta una relación con todas las empresas habilitadas para trabajar en este campo reglamentario.

Para terminar, José Daniel González, como representante de Asocan, que agrupa a los organismos autorizados para poder realizar las inspecciones de las instalaciones eléctricas de Baja Tensión, explicó cuales son las obligaciones y los principales defectos y deficiencias que pueden presentarse en los edificios y cuáles podrían ser sus consecuencias. En la página web de la Junta existe una relación de todos los Organismos de control que pueden realizar este tipo de actuaciones.

Dentro de su ámbito de competencia la Junta de Andalucía aprobó un programa de inspección con 7 planes para el bienio 2016/2017. El objeto de estos planes es la verificación por la Administración del cumplimiento, por parte de los titulares de las instalaciones o establecimientos y/o de las empresas conservadoras/mantenedoras habilitadas, de las obligaciones que los correspondientes Reglamentos de seguridad industrial les imponen, en relación con las inspecciones periódicas y el mantenimiento de dichas instalaciones, como instrumentos para garantizar que se mantienen las condiciones de seguridad de las mismas.

En total se realizaran en estos dos años casi 10.000 inspecciones entre las que se encuentran las relativas a las que se realizaran en el ámbito de la baja tensión para comprobar que han cumplido con sus obligaciones.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos