:::: MENU ::::
  • 8.7.20
Aromas y Acordes. Ese es el título del original proyecto creativo que ha impulsado Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, en colaboración con el reconocido guitarrista madrileño Javier Vargas, que ha colaborado con leyendas de la música como Carlos Santana, Glenn Hughes o Prince.





Tras apoyar varias iniciativas cinematográficas –como el cortometraje Boutade, dirigido por el creador audiovisual Dany Ruz, colaborador de Andalucía Digital–, Bodegas Robles “mantiene su compromiso con la cultura y con el arte para Montilla y para el conjunto de municipios que conforman la zona Montilla-Moriles”, tal y como destacó ayer el responsable de la firma, Francisco Robles, quien defendió la necesidad de “construir espacios donde los creadores y los músicos se reúnan”, ya que, a su juicio, “el talento se contagia y propicia más talento”.

El proyecto Aromas y Acordes surge de la formulación de dos preguntas que recordó ayer Francisco Robles: “¿Puede la música cambiar la forma en que apreciamos el vino? ¿Y puede el vino cambiar la forma en que oímos la música?”. Para el responsable de Bodegas Robles, “ambos elementos son abrumadoramente sensoriales y, por tanto, deben compenetrarse a la perfección”.

“La música, al igual que el vino, tiene un poder fascinante, que no es otro que el de desencadenar sensaciones muy intensas en solo una nota”, afirmó el bodeguero montillano, para quien “no es de extrañar que ese poder sea tan fuerte como para provocar cambios en la percepción del sabor y de los aromas”.

Con esta idea, Javier Vargas, líder de la Vargas Blues Band, presentará su álbum Del Sur a través de una edición especial de vinos de Bodegas Robles, un Amontillado y un Pedro Ximénez identificados con una original etiqueta diseñada por la joven montillana Águeda Robles. “Se trata de doce viajes sonoros, compuestos por melodías sinceras y con potencial sanador, que parten del emblemático tema que vio la luz ya hace casi tres décadas", subrayó el gerente de la firma ecológica en referencia al último trabajo discográfico del guitarrista madrileño.

“Javier Vargas se ha convertido en embajador de los vinos de Montilla y, por eso, hemos creado estos dos vinos que, gracias a un código QR incorporado en su etiqueta, permitirán degustarlos acompañados de la mejor fusión musical”, apuntó Francisco Robles, quien reconoció que este nuevo proyecto abre para la firma bodeguera “un mundo totalmente desconocido pero fascinante a la vez”.





Por su parte, Javier Vargas –que ya ofreció un concierto junto a Bodegas Robles a finales de junio del año 2014 y que, además, es ahijado de una cepa de su viñedo ecológico– aseguró sentirse “emocionado” por la puesta en marcha de este proyecto y por ser, de algún modo, “embajador de los vinos de Bodegas Robles”.

El guitarrista, que confesó ser un “enamorado” del vino dulce Pedro Ximénez, explicó que “el vino ha estado siempre muy ligado al blues” y recordó que cuando Muddy Waters –considerado el padre del Chicago blues– llegó a la Ciudad de los Vientos a finales de la década de los cuarenta cambió el lema de “blues, cervezas y barbacoas” (blues, beer and barbecue) por el de “vino, mujeres y whisky” (wine, women & whiskey).

“El vino casa perfectamente con la creatividad porque inspira a los artistas, de la misma manera que los artistas inspiran el arte de hacer vino”, recalcó el músico madrileño que, tras casi tres décadas de trayectoria, atesora ocho álbumes de platino e innumerables giras internacionales con algunos de los músicos más reconocidos de la historia.

Por último, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, mostró el agradecimiento del Ayuntamiento por esta nueva apuesta de Bodegas Robles que, a su juicio, “abunda en la idea del mestizaje que, gracias al Inca Garcilaso, tenemos muy presente en esta ciudad” y que, además, “ayuda a trasladar el enorme potencial que tienen los vinos de la zona Montilla-Moriles”.

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.





Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así,en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos