:::: MENU ::::
CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

IPRODECO - PROYECTO CÓRDOBA RURAL JOVEN

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - IMPUESTO VEHÍCULOS TRACCIÓN MECÁNICA

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - LLENAR DE COLOR TU MESA

  • 20.7.21
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado dos víctimas mortales más en la provincia de Córdoba como consecuencia del coronavirus. De esta forma, junto a los 477 nuevos casos positivos confirmados en las últimas 24 horas –que incrementa a 61.170 el total de afectados en la provincia desde el inicio de la pandemia–, la Consejería registra 980 fallecidos por covid-19 (dos más que ayer) y cuenta ya con 55.402 personas que habrían superado la infección. De esta forma, la incidencia se sitúa en 438 casos.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados desde hace varios meses en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

De este modo, Baena contabiliza 41 pruebas positivas por covid-19 en la última semana (diez más que ayer) y 52 en los últimos catorce días. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 1.555 vecinos afectados (13 más) y 36 fallecidos. A su vez, según la Junta de Andalucía, 1.444 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias han detectado siete pruebas positivas en la última semana (una más que el lunes), y siete en los últimos catorce días. De este modo, la localidad ha alcanzando, desde el inicio de la crisis, las 599 personas afectadas (uno más), con 573 curados y doce fallecidos.

En Montalbán de Córdoba, se ha registrado dos pruebas positivas en última semana (igual que ayer), y siete en los últimos catorce días. Por ello, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa 331 el número los afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (uno más) y ha elevado a 319 las personas recuperadas. Asimismo, se ha registrado cuatro muertes a causa del coronavirus.

Por su parte, el municipio de Montemayor registra 18 pruebas positivas en la última semana (uno más que ayer), y 34 en los últimos 14 días. En total, el municipio ha alcanzado los 295 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (dos más), con 253 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunica 81 pruebas positivas en la última semana (12 más que ayer). La cifra se eleva a 118 si se extiende el margen temporal a los últimos catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde marzo de 2020 con un total de 1.737 vecinos afectados por el covid-19 (15 más), con 1.508 personas curadas y 29 fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran hoy en La Rambla seis positivos por coronavirus en la última semana (dos más que ayer), y siete en las últimas dos semanas. La localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 536 vecinos infectados por covid-19 (tres más que ayer), de los que 516 ya han superado la enfermedad. Asimismo, se ha registrado cuatro muertes a causa del coronavirus.

Por último, en lo que respecta a Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica recoge 27 positivos por covid-19 en la última semana (dos menos que ayer), y 53 en las dos últimas semanas. De esta forma, en Santaella se elevan a 271 los vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2 (siete más), mientras que se registran dos fallecidos y 177 vecinos que han superado la enfermedad.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 20.7.21
La campaña de recolección de ajo ha terminado en la provincia de Córdoba con un balance "muy positivo" en términos de producción y de calidad, según ha señalado la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía de la Junta de Andalucía. De este modo, la provincia estima entre un 10 y 15 por ciento más volumen de ajos recolectados con respecto al año anterior, y un fruto caracterizado por un estado sanitario "muy bueno".


La campaña de recolección en la provincia de Córdoba comenzó a mediados de mayo en las parcelas sembradas con variedades tempranas de ajos, spring o ajos chinos (que representan en torno al 85 por ciento de la superficie sembrada en la provincia), finalizando dichas labores con las variedades moradas sobre la tercera semana de junio. De esta forma, la producción está ya en su totalidad en los almacenes de clasificación y enristrado.

"En la campaña 2021 es destacable la excelente calidad del ajo, con unos buenos calibres y uniformidad, y unos rendimientos muy buenos como consecuencia del buen desarrollo en invierno y primavera", recoge el informe de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía, a la vez que señala la ausencia de problemas fitosanitarios relevantes a pesar de sufrir eventos climáticos adversos como las heladas.

En este sentido, la buena climatología ha acompañado al desarrollo de las labores de recolección, con temperaturas altas, viento y ausencia de precipitaciones, lo que ayuda al proceso de secado y aireación al sol, obteniendo un grado óptimo de deshidratación del producto recolectado.

Por su parte, el estado fitosanitario se considera "muy bueno", salvo algunas "muy escasas excepciones". "La evolución del estado sanitario del cultivo ha sido muy favorable, no detectándose incidencias importantes de plagas y enfermedades durante el crecimiento del mismo", apuntan.

Frente a la bajada de la producción del año pasado, cifrada en torno a un 30 por ciento a causa de las lluvias de última hora, en la presente campaña se registra una subida de entre un 10 y un 15 por ciento, "todo ello a pesar de que la superficie sembrada ha disminuido un 5 por ciento respecto al año pasado". "Los rendimientos son superiores, alcanzándose valores de 13.000 y 14.000 kilos por hectárea en los chinos, y 12-000 y 13.000 kilos en los ajos morados", destaca el informe.

En la provincia de Córdoba hay unas 2.000 hectáreas –que producen entre 30 y 40 millones de kilos de ajo– en los municipios de Santaella, Córdoba capital y Hornachuelos, además de La Rambla, Montilla y Aguilar de la Frontera. En cuanto a las industrias, hay contabilizadas 17, que tienen sus sedes sociales en Montalbán, Santaella y Cabra entre otros pueblos.

Más del 90 por ciento de las producciones cordobesas se exportan, principalmente a países europeos como Francia, Italia, Alemania o Gran Bretaña. A continuación, aparecen Brasil, Estados Unidos, Sudáfrica, Marruecos y Taiwan; y, como gran novedad, el año pasado se logró entrar en Japón, un mercado en el que hasta ahora no estaba presente.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


  • 19.7.21
La Diputación de Córdoba vuelve a poner de manifiesto su apoyo a la actividad en materia deportiva de clubes, federaciones y ayuntamientos de la provincia con la firma de 28 convenios de colaboración cuya cuantía supera los 269.000 euros. Durante la firma, el máximo representante de la institución provincial, Antonio Ruiz, subrayó la necesidad de “prestar atención a todos los colectivos, administraciones, asociaciones y clubes que tenéis capacidad para reactivar el deporte en la provincia y de dar ese impulso para volver a la normalidad en la actividad deportiva”.


Con esta firma, manifestó, “ponemos de manifiesto nuestro compromiso con el deporte en todos los niveles y disciplinas al firmar 28 convenios que suponen destinar casi 270.000 euros a su fomento”. Ruiz insistió en que “desde la Diputación fijamos nuestra atención en el deporte como herramienta social para la integración y el fomento de hábitos saludables, pero también como una herramienta para proyectar la imagen de nuestra provincia y para generar riqueza”.

En este sentido, señaló la importancia de su reanudación. “Debemos volver a ponerlos en marcha, siempre contando con las medidas de seguridad necesarias y con un enorme compromiso por parte de las entidades organizadoras”, indicó Ruiz, quien reconoció la labor que se realiza desde la administración local y subrayó que “si fuésemos cada una por nuestro lado sería imposible alcanzar los objetivos que todos compartimos”.

La delegada de Juventud y Deportes en la institución provincial, Ana Blasco, fue la encargada de desgranar el contenido de los convenios. Así, explicó que la Diputación ha suscrito acuerdos con los ayuntamientos de Villa del Río, para apoyar su Trofeo Ibérico Internacional de Pesca; con el de Montoro, para respaldar el descenso Urbano DH 2021; con el de Posadas, para financiar el Triatlón Califas de Hierro 2021; el de Iznájar, para sus Olimpiadas de Playa; el de Villanueva del Duque, para financiar el gran Juego del Peregrino 2021; el de Doña Mencía, para su Open Raid y el de Rute, para sufragar su programa deportivo.

Del mismo modo, se han firmado convenios con 31 empresas, clubes y federaciones, entre las que están Octagon Esedos, Escudería Montoro, la Federación Andaluza de Karate, el Club Kárate Kimé, la Escudería Sierra Morena, la Federación Andaluza de Petanca, la Peña Ciclista Montemayor, la Federación Andaluza de Deportes para Personas con Discapacidad o el Club Liceo de Gimnasia Rítmica.

También cuentan con financiación provincial para sus proyectos y programas deportivos la Federación Andaluza de Padel, el CD Motocross y OFF Road, Acpacys, CDE Fit de Cabra, las federaciones andaluzas de ciclismo, natación y tenis, el Club Challenge Subbética, el CD Club de Baloncesto Alto Guadalquivir, el CD Box 77, Proyecto Hombre Córdoba y CD Módulo Cero.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 19.7.21
Una persona ha fallecido calcinada este lunes tras salirse de la autovía A-45 el camión que conducía a su paso por uno de los puentes de la vía en el municipio cordobés de Benamejí, según informa Emergencias 112 Andalucía, servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta.


El accidente de tráfico se ha producido sobre las 10.30 de la mañana, cuando una veintena de conductores ha alertado al centro de coordinación de que un tráiler se había precipitado por un viaducto de unos 200 metros de altura hasta caer al río Genil. Aunque aún se investigan las posibles causas de la salida de la vía, algunos testigos señalan que el camión, que transportaba telas, pudo haber sufrido el reventón de una rueda momentos antes de precipitarse por el puente.



El siniestro ha provocado el incendio del vehículo siniestrado tras el impacto, por lo que han tenido que intervenir los efectivos del Plan Infoca que han logrado controlar el fuego a las 13.30 de la tarde, junto con los agentes de Medio Ambiente en la zona. Ahora se procede por tierra a su remate y liquidación, una vez que se han retirado los medios aéreos.

En el lugar han actuado también efectivos de Guardia Civil, servicios sanitarios de la Junta con una UVI móvil, Bomberos de Lucena y Policía Local, junto con Mantenimiento de la vía, que no ha permanecido cortada a la circulación en ningún momento pero sí se han registrado retenciones en el tramo del accidente

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 19.7.21
A sus 64 años quiso pensar que el amor ya era una fruta madura caída del árbol y, consecuentemente, no apta para su consumo. Aún joven, demasiado joven, repetía para sí mismo los versos de When i’m sicty-four. De hecho, el long play titulado Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band era para él uno de los discos preferidos de The Beatles.


Los cuatro chicos de Liverpool ya vivían separados, y grabando y componiendo canciones cada cual por su cuenta, pero la secuela de su éxito no se apagaba y las noticias recurrentes sobre su reagrupación revitalizaban un tiempo que ya había fenecido.

“Cuando tenga sesenta y cuatro años/ Tú también serás vieja/ Y si me lo pides/ Podría quedarme contigo”. La canción de Lennon y McCartney se repitió en su cabeza no solo en los años de la adolescencia, sino mucho tiempo después cuando aquellos días de una juventud ya marchita aún dibujaban los colores del arcoíris en un mundo irredento.

Aquella chica de los trece caños ya no le podría contar cómo se diseñan los sueños truncados y tampoco se atrevía ahora a preguntarle, en caso de que todo hubiera ido bien, si lo querría también cuando hubiera cumplido los 64 años.

La situación se le había vuelto algo más compleja. La vida es así de caprichosa. Pues ella, la mujer que ahora amaba, había cumplido solo 43, y su belleza era tan extrema y la juventud que irradiaba tan única que se atrevió a pensar que el amor no era cosa de viejos. Lo pensó solo por un instante. Que le pareció eterno, eso sí.

Aunque ahora la vida se había prolongado más allá de sus 64 años, al igual que la adolescencia habitaba los cuerpos más jóvenes hasta los 25. Del mismo modo, argumentó para sí mismo, la madurez o la vejez había estrechado su cerco más allá de los 70. Así lo quiso pensar y lo pensó. Pero los pensamientos, en ocasiones, son tan frágiles como una pompa de agua de jabón.

Ella lo llamó una tarde para tomar unos vinos. Le dijo que sí. A veces, cuando se retrepaba en el sillón, pensaba que a su edad el amor era otra cosa, un sentimiento fuera de su edad, un hábito ya perdido en su memoria, pero, cuando la veía en sus recuerdos con su pelo suelto y sus ojos vivos e insinuantes, sospechaba sin demasiado convencimiento que el amor sobrevivía a todas las edades. Aquel día, con su noche, le vivificó los músculos muertos y las esperanzas chamuscadas. Supo a su edad que la soledad es llevadera, pero que el vacío existencial mata a cualquier edad.

De vez en cuando, meditaba sobre estas relaciones en las que la diferencia de edad no era un obstáculo insalvable, aunque sí un dato a tener en cuenta. Se vieron muchas más noches. Repitieron el rito del amor con una técnica tan depurada que ya la hubiese él querido haber adquirido en sus años jóvenes.

Pero supo también que a sus 64 años los compromisos más íntimos quedaban todos fuera de sus competencias. A veces, buscaba el calor de la mujer amada en otros dormitorios. Y sabía, sobre todo, que no valía la pena doblegar el paso del tiempo.

Cuando se ponía a mirar la noche estrellada, recordaba siempre la canción de The Beatles. “Cuando tenga sesenta y cuatro años/ Podríamos alquilar una casita todos los veranos/ En la ‘isla de Wright’, si no es demasiado pretencioso”. Ya no era posible alquilar la casa para compartirla con aquella joven de los trece años.

Y tal vez era demasiado tarde también para cerrar el trato con aquella otra de los 43 que sí conoce sin quejarse la edad que le dibuja la piel. Hay, entre un mundo y otro, tantos años metidos en un limbo impreciso, que no dejan un atajo apenas para construir otra vida lejos de tantas expectativas como pretende la adolescencia. Pero ahora ya, lejos de esos días en que la vida era tan voluble, la letra de aquella canción cobra un sentido diferente.

No es un empeño firme, pero siente una necesidad sana de amar a esta o a otra mujer. No le gusta vestir sus ilusiones con nombres y apellidos concretos. A veces, basta una sola llamada para que se diluyan en el aire las aspiraciones más sólidas. Sabe, eso sí, que a su edad el amor se cubre de tatuajes nada indelebles y que no importa equivocarse, porque ya los errores ni hieren ni matan. Y los aciertos, en todo caso, se viven con una lucidez que nunca pensó que fueran tan firmes y tentadores.

Sale buscando los bares cuando el sol se pone en lontananza, desinhibido y vestido para la ocasión. Le gusta beber un gintónic helado antes de arrancar con la primera frase. Después la noche es una antorcha entre sus manos. Mira los ojos de esta mujer y no le importa que el reloj del tiempo avance sin desmesura sobre sus cuerpos encontrados.

¿Me querrás cuando tenga 64 años? Paul McCartney se hacía esa pregunta demasiado joven, ignorando que la edad alumbra otras puertas entreabiertas en el ocaso de la existencia. Ahora sabe que el amor sigue siendo un galimatías a cualquier edad, incluso cuando la mirada proyecta menos días por vivir que los ya vividos.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
  • 19.7.21
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado una nueva víctima mortal en la provincia de Córdoba como consecuencia del coronavirus. De esta forma, junto a los 315 nuevos casos positivos confirmados en las últimas 48 horas –que incrementa a 60.693 el total de afectados en la provincia desde el inicio de la pandemia–, la Consejería registra 978 fallecidos por covid-19 (uno más que el sábado) y cuenta ya con 55.256 personas que habrían superado la infección. De esta forma, la incidencia se sitúa en 404,4 casos.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados desde hace varios meses en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

De este modo, Baena contabiliza 31 pruebas positivas por covid-19 en la última semana (doce más que el viernes) y 40 en los últimos catorce días. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 1.542 vecinos afectados (14 más) y 36 fallecidos. A su vez, según la Junta de Andalucía, 1.442 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias han detectado seis pruebas positivas en la última semana (dos más que el viernes), y ocho en los últimos catorce días. De este modo, la localidad ha alcanzando, desde el inicio de la crisis, las 598 personas afectadas (dos más), con 572 curados y doce fallecidos.

En Montalbán de Córdoba, se ha registrado dos pruebas positivas en última semana (tres menos que el viernes), y seis en los últimos catorce días. Por ello, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa 330 el número los afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (igual) y ha elevado a 319 las personas recuperadas. Asimismo, se ha registrado cuatro muertes a causa del coronavirus.

Por su parte, el municipio de Montemayor registra 17 pruebas positivas en la última semana (dos más que el viernes), y 37 en los últimos 14 días. En total, el municipio ha alcanzado los 293 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (nueve más), con 253 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunica 69 pruebas positivas en la última semana (17 más que el viernes). La cifra se eleva a 112 si se extiende el margen temporal a los últimos catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde marzo de 2020 con un total de 1.722 vecinos afectados por el covid-19 (44 más), con 1.499 personas curadas y 29 fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran hoy en La Rambla cuatro positivos por coronavirus en la última semana (como el viernes), y siete en las últimas dos semanas. La localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 533 vecinos infectados por covid-19 (igual), de los que 516 ya han superado la enfermedad. Asimismo, se ha registrado cuatro muertes a causa del coronavirus.

Por último, en lo que respecta a Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica recoge 29 positivos por covid-19 en la última semana (dos menos que el viernes), y 54 en las dos últimas semanas. De esta forma, en Santaella se elevan a 264 los vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2 (cuatro), mientras que se registran dos fallecidos y 174 vecinos que han superado la enfermedad.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)


  • 19.7.21
Una uva con un gran estado de salud que apenas se ha visto afectada por enfermedades como el oídio o el mildiu dada la escasez de humedad de esta primavera, y una producción que se verá mermada entre un 15 y un 20 por ciento como consecuencia del estrés hídrico que sufren las vides en los últimos tres años. Estos son los factores que marcarán la próxima vendimia en el marco Montilla-Moriles, donde previsiblemente se iniciará la recogida de las variedades más tempranas en la última semana de julio.


Las bodegas y cooperativas del marco vitivinícola cordobés coinciden en señalar a la falta de lluvias durante la pasada primavera –una escasez hídrica que se viene arrastrando desde 2018– como principal motivo de la caída de la cosecha para este año.

"Las lluvias que se vienen registrando en los últimos tres años están entre 200 y 100 litros por debajo de la media, y eso está provocando que la viña no se repongan entre cosecha y cosecha, reduciendo su producción", sostiene Antonio López, presidente de Cooperativa La Aurora.

Una climatología adversa que, como apuntan desde Cooperativa La Unión, también afectó a zonas muy concretas de la comarca, como Montemayor y Aguilar de la Frontera, donde se registraron granizadas "que causaron importantes daños". En este sentido, mientras que las previsiones en algunas zonas se estima en una caída de entre el 10 y 20 por ciento, cooperativas como la de San Acacio de Montemayor, eleva el descenso hasta el 20-25 por ciento.

Con todo, la falta de humedad ambiental y las temperaturas suaves que han registrado en la zona durante la primavera y el verano ha favorecido, asimismo, un estado de salud "muy óptimo" de las uvas, que apenas se han visto afectadas por enfermedades. "Sanitariamente la uva presenta una calidad muy buena, y han sido pocos los focos de oídio y mildiu", indica Francisco Fernández, director gerente de Cooperativa La Unión.

Tampoco ayuda, recuerdan, el continuo arranque de viñas en la zona por la falta de rentabilidad que, si bien no tiene lugar con la misma incidencia que hace unos años, "el descenso de hectáreas de viñedos se mantiene cada campaña". "La rentabilidad no es la que debiera, lo que desanima al viticultor", señala Juan Antonio Aguilar, gerente de San Acacio, quien reconoce que la pasada campaña ha sido especialmente dura para el sector como consecuencia del covid-19 y el cierre del canal Horeca.

"El mercado se está recuperando, pero el verano nunca es buena época para el vino, por lo que habrá que esperar a septiembre u octubre, una vez conozcamos los resultados de la vendimia, para ver cómo responde el mercado y si los precios se van recuperando", subraya, por su parte, Antonio López.

Un buen nivel de maduración

Más allá de las previsiones sobre el desarrollo de esta nueva vendimia, bodegas, lagares y cooperativas se encuentran ya inmersos en los continuos controles de maduración del fruto con el objetivo de determinar el momento idóneo para iniciar la recolección. En este sentido, Francisco Fernández aseguró que las noches frescas permitirán desarrollar la vendimia "en las fechas habituales".

Así, la vendimia más temprana del continente europeo dará comienzos a finales de julio con la recolección de las primeras variedades de uva blanca, ideales para la elaboración de vinos jóvenes sin crianza. Tras la recolección de la variedad Chardonnay, los viticultores comenzarán a cosechar las uvas del tipo Verdejo, Sauvignon Blanc y Moscatel para, ya a finales de agosto o primeros de septiembre, completar la campaña con la recolección de la variedad autóctona del marco Montilla-Moriles: la Pedro Ximénez.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - MONTALBÁN DIGITAL


UNICEF

DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

DEPORTES - MONTALBÁN DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

ECOEMBES - EL MUNDO 2021

FIRMAS
Montalbán Digital te escucha Escríbenos