Ir al contenido principal

Un juez ordena el ingreso en prisión provisional de dos detenidos por robos en gasolineras de la comarca

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla ha ordenado, a petición de la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de dos varones detenidos como presuntos autores de cinco robos cometidos en menos de un mes en gasolineras ubicadas en las localidades de Santaella, La Carlota, Montalbán y Montilla.


Tras la detención de estos dos varones, se acordó la práctica de la diligencia de entrada y registro en el domicilio de uno de ellos, y una vez se recibió declaración a las víctimas de los hechos y a los detenidos, fue el pasado jueves cuando el magistrado resolvió sobre su situación personal, acordando su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza como presuntos autores de cinco delitos de robo con intimidación haciendo uso de instrumento peligroso en establecimiento abierto al público.

En el auto, el magistrado analiza los requisitos necesarios para poder adoptar la medida de prisión provisional, señalando que en este caso concreto “concurre el riesgo de fuga y de reiteración delictiva en los investigados que justifican la adopción de la medida cautelar pese al carácter extraordinario de la misma”.

“Concurren tanto los requisitos como las finalidades previstas legalmente para la adopción de la prisión provisional solicitada por el Ministerio Fiscal, cumpliéndose las exigencias del TC en orden a la proporcionalidad de la medida”, argumenta el juez, que señala que “de la actividad instructora desplegada se constata la existencia de múltiples y concurrentes indicios de los que se infiere de forma razonable la presunta autoría” de los dos investigados en relación con la comisión de los cinco delitos atribuidos.

De este modo, los dos detenidos, “de forma concertada”, habrían cometido estos cinco robos en estaciones de servicio entre el día 25 de abril y el día 20 de mayo de 2023. Según las pesquisas policiales, los investigados, “en ejecución de un plan previamente trazado y siguiendo el mismo modus operandi, se desplazaban hasta las estaciones de servicio” en un vehículo perteneciente a la hermana de uno de ellos.

Una vez en las proximidades de las gasolineras, y según recoge el auto de ingreso en prisión, los investigados estacionaban el coche fuera del ángulo de visión de las cámaras de seguridad y, mientras uno de ellos esperaba al volante en el interior del vehículo “realizando labores de vigilancia”, el otro detenido accedía a pie a los establecimientos “ocultando el rostro con mascarilla y gorra o capucha y se dirigía a los empleados empuñando un cuchillo de grandes dimensiones”.

Así, este detenido intimidaba a los empleados con este arma y les exigía la entrega de dinero, “consiguiendo de esta manera la entrega de la recaudación de la caja, para acto seguido abandonar ambos investigados la estación de servicio con el referido vehículo”, según relata el magistrado en el auto. La instrucción de la causa sigue su curso, habiéndose acordado nuevas diligencias de investigación.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR